Cuándo y cómo comenzar con la lactancia materna

Lactancia materna desde el primer momento

Es recomendable ponerse al pecho al reci√©n nacido lo m√°s pronto posible tras el nacimiento, a poder ser la primera media hora. De esta manera, adem√°s de facilitar las contracciones del √ļtero para disminuir la intensidad de la hemorragia tras el parto, se establece un buen reflejo de succi√≥n en el beb√© y, a su vez, mediante la succi√≥n se estimula el pez√≥n y hace que se produzcan las hormonas necesarias para producir leche. Por tanto, cuanto m√°s te pongas al beb√© en el pecho m√°s leche producir√°s. Se aconseja alimentar al beb√© a demanda, pero si es ‚Äúdormil√≥n‚ÄĚ conviene despertarle para que haga por lo menos 7-8 tomas al d√≠a.

A demanda significa que mame cuando quiera, durante el tiempo que quiera y que lo haga de uno o de los dos pechos, como prefiera.

No es recomendable usar chupete las primeras semanas, por lo menos hasta que la lactancia se haya establecido adecuadamente. Asimismo, no se recomienda darle biberones de suero, agua, leche,‚Ķ ya que alimentado al pecho no necesita ning√ļn aporte suplementario y s√≥lo contribuir√≠a a confundirle.

La succi√≥n de la tetina es ‚Äúcomo si se chupase el dedo‚ÄĚ y la succi√≥n del pez√≥n es a modo de ‚Äúventosa‚ÄĚ, por tanto, el ofrecer los dos m√©todos complica el aprendizaje y favorece la elecci√≥n del que requiere menos esfuerzo.

La lactancia materna durante la primera hora más o menos después del nacimiento es importante porque:

  • El beb√© comienza a recibir los efectos inmunol√≥gicos del calostro (la primera leche materna, que brinda protecci√≥n contra infecciones y enfermedades).
  • Se estimulan la digesti√≥n y los intestinos del beb√©.
  • Las dificultades para succionar pueden evitarse si el beb√© se alimenta adecuadamente en esta etapa.
  • El v√≠nculo entre la madre y su beb√© ser√° mayor.

Lactancia después de una cesárea

Si has dado a luz a tu bebé por cesárea:

Si la primera toma no puede ocurrir justo después de que nazca el bebé, por lo general, ocurrirá en la sala de recuperación, tan pronto como sea posible después del parto, o tan pronto como regreses a tu habitación.

El comportamiento de alimentación de tu bebé puede verse afectado si has tenido anestesia general o epidural.

La matrona debe permanecer con la madre durante la lactancia si está tomando medicamentos por vía intravenosa para aliviar el dolor.

¬ŅQu√© hacer si el beb√© no se agarra?

El √©xito y posterior satisfacci√≥n de lograr una adecuada lactancia materna depende en gran medida de que la posici√≥n al colocar el beb√© al pecho sea la correcta. Ante todo, t√ļ debes estar c√≥moda y el beb√© lo m√°s cerca posible de ti (sigue esta regla: ‚Äúombligo con ombligo‚ÄĚ o ‚Äúbarriga con barriga‚ÄĚ).

Independientemente de la postura adoptada, debe ser el beb√© el que se acerque al pecho y no el pecho al beb√©. Para conseguirlo se le estimula rozando con el pez√≥n su labio superior, as√≠ abrir√° la boca ‚Äúde par en par‚ÄĚ y sus labios deben abarcar no s√≥lo el pez√≥n sino tambi√©n buena parte de la areola. De no ser as√≠, ret√≠rale metiendo el dedo me√Īique en su boca y comienza de nuevo.

Es fundamental que tanto el pez√≥n como la mayor parte de la areola mamaria est√©n dentro de la boca del beb√©, ya que una t√©cnica correcta evitar√° que te duela durante la succi√≥n y que te salgan grietas. Adem√°s, debajo y detr√°s del pez√≥n est√°n los conductos que deben exprimirse y llenarse durante la toma y las gl√°ndulas que, mediante unos mecanismos, ordenan la producci√≥n de hormonas necesarias para la constante producci√≥n de leche.

Por tanto, si el beb√© est√° bien agarrado y su boca abarca tanto el pez√≥n como la areola su nariz queda libre para respirar. De igual manera, si hiciera ruido al succionar significa que no tiene la postura correcta. Si no estuviera bien colocado, sep√°ralo de ti y vu√©lvelo a intentar. Para ello introduce tu dedo me√Īique en la comisura (juntura) de su boca para romper el vac√≠o y con suavidad lo retiras del pecho.

Si tu bebé no se agarra o amamanta durante la primera hora:

  • Exprime el calostro directamente en la boca de tu beb√© o d√°selo con una cucharita o taza. Esto puede estimular a tu beb√© a buscar el pecho.
  • Frota suavemente a tu beb√© en el abdomen y piernas, para ayudarlo a despertarse y buscar el seno.
  • Sost√©n a tu beb√© cerca y ten mucho contacto piel con piel.

El beb√© puede tener mucho sue√Īo durante las primeras 24 horas

Es normal que los beb√©s tengan mucho sue√Īo despu√©s de su primera alimentaci√≥n. Poner a tu beb√© piel con piel sobre el pecho puede ayudarlo a despertarse y buscar el seno para alimentarse. Si la somnolencia persiste despu√©s del primer d√≠a, tendr√°s que despertar a tu beb√© al menos cada tres o cuatro horas para alimentarlo.

Evitar chupetes y biberones en los primeros días

Los chupetes y los biberones pueden interferir con la capacidad de tu bebé para agarrarse adecuadamente al seno. Esto puede llevar a:

  • Ingurgitaci√≥n mamaria.
  • Rechazo de la mama.
  • Bajo aumento de peso.
  • Conductos l√°cteos bloqueados e inflamaci√≥n mamaria (mastitis).
  • Destete prematuro.
  • La lactancia materna exclusiva promueve la succi√≥n fuerte, que es vital para la producci√≥n de leche. Tambi√©n ayuda a que tu cuerpo vuelva a su estado pre-embarazada.

Fórmulas infantiles

El uso de fórmulas de leche artificial, cuando no hay una razón médica para hacerlo, puede:

  • Interferir con el establecimiento y mantenimiento de la lactancia materna exitosa.
  • Aumenta el riesgo de que el beb√© se vuelva sensible a las prote√≠nas de la leche de vaca u otras alergias.
  • Reduce el tiempo que pasa amamantando.
  • Aumenta el riesgo de infecci√≥n del tracto respiratorio superior, infecciones del o√≠do, enfermedades card√≠acas y obesidad.
  • Si tu beb√© necesita alimentos complementarios, trata de usar leche materna extra√≠da.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!