Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

lactancia

Sin leche materna después del parto: Causas y qué hacer

Para algunas madres que desean amamantar, la falta de leche se convierte en fuente de preocupación y ansiedad.

Primero, respira profundo. Lo que sea que le estés ofreciendo a tu bebé en este momento, ya sea unas gotas de calostro con suplementos de fórmula o solo fórmula, mantendrá bien nutrido al bebé.

Cuando la cantidad de leche no parece aumentar de 3 a 5 días después del parto, se puede sentir la tentación de dejar de amamantar porque preocupa que el bebé no tenga suficiente alimento.

Pero antes de tirar la toalla o sentirlo como un fracaso, tómate unos minutos para leer este artículo donde te contamos que cosas te pueden ayudar.

¿Qué puede causar tener poca o ninguna producción de leche materna después del parto?

Hay muchas razones para un retraso. El suministro de leche materna puede tardar un poco más o aumentar si:

  • Fue un parto prematuro, especialmente si el bebé necesitó ser separado de la madre justo después del parto.
  • Si existe una afección médica como diabetes o síndrome de ovario poliquístico (PCOS).
  • En caso de obesidad.
  • Si se ha tenido o se tiene una infección o enfermedad que incluye fiebre.
  • Si el parto fue por cesárea.
  • Si durante el embarazo hubo reposo prolongado.
  • En caso de tiroides.
  • En caso de parto traumático o una hemorragia posparto.
  • Si no se pudo amamantar en las primeras horas después del parto.

Debido a que la producción de leche materna está vinculada a la demanda, es importante asegurarte de estimular las mamas con frecuencia y de extraer la mayor cantidad posible de leche y calostro.

Incluso si te aseguras de drenar las mamas con frecuencia, existen muchas variables únicas que pueden afectar el comienzo del suministro de leche.

Si bien puede ser extremadamente frustrante esperar a que aumente la leche materna, recuerda que todavía hay tiempo para que suceda.

Al estimular constantemente las mamas, ya sea con un extractor de leche o manualmente, y al ofrecerle al bebé la oportunidad de amamantar, protegerás el suministro de leche y conseguirás aumentar su volumen más pronto que tarde.

Esto es lo que puedes hacer

Hay muchas cosas que puedes hacer para fomentar un mayor suministro de leche tanto en el hospital como cuando estés en casa:

  • Masajea el área de los senos, y extrae leche

La estimulación de los senos puede ayudar en la creación de importantes sitios receptores de leche y aumentar la cantidad que estás produciendo. Es importante dedicar tiempo a relajar y masajear los senos.

  • Usa un extractor hospitalario

Estos tipos de bombas tienen una succión adicional que puede marcar una gran diferencia no solo en la cantidad de leche que puede extraer, sino también en la cantidad de estimulación. Esto puede conducir a un aumento significativo en la cantidad de leche que se puede producir.

  • Extraer leche con frecuencia, aunque salga poca cantidad

Debes amamantar o extraer leche cada 2 a 3 horas al principio. Recuerda que el suministro de leche se basa en la oferta y la demanda. Es esencial que trates de drenar la leche con frecuencia, para que tu cuerpo sepa que necesitas producir más.

Especialmente si después del parto te han tenido que separar de bebé por alguna razón, es importante usar un buen extractor para estimular y drenar la leche / calostro.

El equipo sanitario que te atiende y los consultores de lactancia pueden asesorarte para desarrollar un plan de extracción y alimentación que estimule el aumento del volumen de leche.

  • Usa una almohadilla térmica o toma una ducha tibia antes de extraer la leche

El calor y el masaje son excelentes maneras de ayudar a que la leche suba más rápido.

  • Escucha música relajante

Escuchar melodías relajantes te ayudará a relajarte y a hacer que fluyan las hormonas que necesitas para producir la leche. Si estás con extractor, también puede ser útil mirar fotos de tu bebé.

  • Bebe mucha agua y duerme lo más posible

La leche materna incluye una gran cantidad de agua, por lo que solo aumentando la ingesta de agua puedes aumentar la cantidad de leche que produces.

Muchas mujeres descubren que producen más leche después de dormir, ya que les ofrece a sus cuerpos la oportunidad de relajarse y hacer que fluyan las hormonas productoras de leche adecuadas.

También es muy importante seguir una alimentación saludable.

Si bien es posible que no estés contenta con la pequeña cantidad de leche materna o calostro que tienes para ofrecer después de una sesión de extracción, no te agobies, tu bebé se beneficiará de ello. Ninguna cantidad es demasiado pequeña para compartir con tu hijo.

El uso de la fórmula para un breve espacio de tiempo mientras tu leche aumenta no significa que no podrás amamantar en el futuro próximo. Si no te sientes cómoda alimentando al bebé con fórmula, puedes hablar con el médico sobre el uso de leche de donante. Esta es leche de personas que han producido más de lo que necesitan sus bebés. Se examina y almacena en bancos de leche.

Síntomas que indican cuando ver a un médico

Es posible que el bebé no esté comiendo lo suficiente si:

  • Aparecen deshidratados (ojos hundidos, piel pierde elasticidad).
  • Tienen menos pañales mojados y sucios. El bebé debe tener al menos 6 a 8 pañales mojados al día después de su quinto día de vida.
  • Llora durante y después de alimentarse.
  • No ha vuelto al peso de nacimiento, ni ha aumentado a los 14 días de vida. Después de una disminución inicial de peso inmediatamente después del nacimiento, su bebé debería aumentar de peso constantemente.
  • Se vuelve letárgicos o no responde.

Si notas señales de que el bebé no está recibiendo suficiente leche, consulta con su pediatra lo antes posible.

Recuerda que es muy importante que el bebé amamante correctamente para evitar lesiones en el pecho problemas digestivos en el caso del bebé ¿Cómo puedo saber que el bebé se ha agarrado bien al pecho?

*Consulte todas sus dudas con su médico, matrona o grupo de apoyo a la lactancia más cercano.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.