Lactancia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

duerme-pecho

Aunque puede parecerte que tu bebé está dormido, es posible que esté mamando plácidamente. Pero, si no lo oyes succionar o tragar, es posible que se haya dormido durante la sesión de amamantamiento, sobre todo si se ha quedado satisfecho tras una toma larga y provechosa.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia-comoda

Lo principal es que encuentres una postura cómoda para amamantar al bebé y logres que este se agarre bien al pecho. Una vez hayas conseguido esto, amamantar a tu bebé podrá convertirse en una experiencia sumamente gratificante que contribuirá a reforzar el vínculo madre e hijo.

He aquí algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a relajarte y disfrutar al máximo de la experiencia:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

tecnica-de-amamantar

Puedes probar distintas posturas de amamantamiento a fin de averiguar cuál les resulta más cómoda a ambos.

Estas son algunas de ellas:

Postura de acunamiento: esta es la forma tradicional de sostener al bebé, que muchas madres probarán para empezar. Consiste en colocarse al bebé cruzado sobre el pecho y utilizar el brazo del mismo lado que el pecho que se ofrece al bebé para sostener el cuerpo del pequeño.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

defecaciones-bebe

Los pañales que moja y mancha un bebé amamantado son excelentes indicadores de si está ingiriendo los nutrientes que necesita. Puesto que el calostro (la primera leche que produce la madre tras el parto) es muy concentrado, es posible que su recién nacido solamente moje uno o dos pañales en las primeras 24 horas de vida.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

bebe-come-suficiente

A las madres primerizas, sobre todo a las que han optado por la lactancia materna, les suele preocupar que sus bebés no estén comiendo suficiente.

Puedes tener la tranquilidad de que tu bebé está comiendo suficiente si:

  • Parece satisfecho y tranquilo después de mamar.
  • Moja entre cuatro y seis pañales al día.
  • Defeca con regularidad.
  • Duerme bien.
  • Está despierto y espabilado.
  • Está ganando peso

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia materna bebe

Si tu bebé tiende a succionar de la punta del pezón, quedándole la mayor parte de la areola mamaria fuera de la boca, significa que no se ha agarrado correctamente al pecho.

Los bebés que tienen esta tendencia a menudo se quedan dormidos durante las tomas y pueden parecer insatisfechos porque no están ingiriendo suficiente cantidad de leche.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

pecho bebe

Esta es la principal razón de que muchas madres primerizas tengan dificultades para amamantar a sus bebés, que estos no se agarren al pecho correctamente, lo que puede resultar frustrante para los pequeños y sumamente doloroso para las madres.

Aquí tienes unos consejos que puedes seguir y así asegurarte de que tu bebé se agarra correctamente al pecho en cada toma:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuando sube leche

Muchas mujeres notan el momento en que sus pechos comienzan a llenarse de leche al principio de una toma.

Sin embargo, cuándo y cómo sucede esto es diferente en cada mujer.

Durante los primeros días o semanas del posparto, es posible que experimentes fuertes espasmos o contracciones uterinas (los denominados entuertos) cuando te baje la leche.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

eructar-bebe

Si le ofreces al bebé ambos pechos en cada toma, hazle eructar antes de cambiarlo de pecho y de nuevo al final de la toma. Por lo general, el mero movimiento de cambiar al bebé de pecho le provocará el eructo.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

cambio-pecho-lactancia

Para mantener una buena producción de leche en ambos pechos y evitar que se congestione uno de ellos, lo que puede resultar muy doloroso, es importante ir alternando entre ambos pechos y procurar que el bebé tome aproximadamente la misma cantidad de tiempo de ambos cada día. La cantidad de tiempo que un bebé mama de cada pecho difiere entre bebés y entre madres. Algunos bebés pueden quedarse satisfechos tras mamar durante cinco minutos de cada pecho, mientras que otros necesitan mamar 10 ó 15 minutos de cada pecho.