Lactancia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

alimentacion lactantes

¿Cuáles son las recomendaciones en cuanto a la alimentación del recién nacido?

¿Cuándo y cómo incorporar los alimentos semi-sólidos?

¿Está indicado adicionar "sal" en las comidas?

Si mi bebé llora: ¿es por hambre?

¿Qué es la Lactancia exitosa?

La Dra. Verónica Petri contesta a estas preguntas en el siguiente vídeo:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Preguntas frecuentes y dudas sobre la Lactancia

¿Cómo sé si el bebé tiene bastante con mi leche?

Cuando le das de mamar a tu bebé no ves qué cantidad de leche toma. Pero por lo general la mayoría de las madres tienen leche suficiente para alimentar a sus hijos.

En los controles de salud del bebé, el pediatra valorará si se está desarrollando de forma adecuada. Además tú debes comentarle si el bebé está feliz y cómo hace pis y cacas (color, textura, cantidad).

No hace falta que lo peses antes de los 8 días de nacido ya que no todos los bebés aumentan igual de peso y sólo contribuirá a generarte una preocupación innecesaria.

Sigue todas las recomendaciones del pediatra o personal de enfermería. Y no tengas tan en cuenta todos los consejos que te pueden llegar del exterior que no siempre son válidos.

¿Influye el tamaño del pecho en la cantidad de leche?

Toda mujer es capaz de amamantar a su hijo, A no ser que padezca alguna enfermedad concreta. El ginecólogo/a o pediatra te informarán sobre esto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La Lactancia Artificial - Alimentación del Bebé

La lactancia artificial requiere paciencia, tiempo, cariño, higiene y sobre todo satisfacer las necesidades del bebé.

Al igual que con la lactancia materna, tu hijo será el que marque el ritmo en cuanto a su alimentación se refiere.

Tips sobre lactancia artificial

Iniciación: Si se opta por la lactancia artificial desde el principio, es muy importante que el bebé esté con su madre piel con piel desde el primer momento. Cuando se hagan las tomas lo ideal es que madre e hijo estén lo más tranquilos posibles, en esos momentos cuanto menos visitas mejor. No se debe esperar  a que llore para darle el biberón. A veces tras el parto están tan cansados que es normal si tardan en coger el biberón. Si el primer día pasa más de dos o tres horas sin pedir alimento, hay que despertarlo y procurar que coma, no es bueno que un recién nacido pase mucho rato sin comer, ya que se le puede bajar el azúcar.

No fuerces a tu bebé a comer, unas veces tomará más y otras menos. No le obligues a terminar el biberón si no quiere. Sabrás si come suficiente, si llora, le das el biberón y luego deja de llorar.

Al resultarles más fácil acceder al alimento, que con el pecho, suelen comer más de lo que necesitan. Si come demasiado, puede que eche un poco y que en la siguiente toma coma menos.

Si se queda con hambre, además de seguir llorando, la siguiente toma la hará con ansiedad. Y esto favorecerá que coma mal, que le den gases, que le duela la barriga y se irá complicando en las siguientes tomas.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

como hacer el destete

¿Cómo dejo de darle el pecho? - El destete del bebé

Los bebés que se están criando con leche materna, no necesitan tomar otros alimentos hasta los seis meses. Pero a veces las madres por el motivo que sea, por ejemplo la vuelta al trabajo, necesitan ir sustituyendo algunas tomas por biberones.

Si tienes pensado ir destetando a tu bebé, debes hacerlo con tiempo y poco a poco para que los dos se vayan acostumbrando.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Tips sobre Lactancia Materna

Tips sobre Lactancia Materna

La lactancia materna es la alimentación natural del recién nacido. Está demostrado que es el mejor y único alimento durante los seis primeros meses de vida y como complemento a otros alimentos los primeros años.

Recuerda que el pecho funciona a demanda: cuantas más veces se lo ofrezcas al bebé, más leche producirás.

Es recomendable empezar a dar de mamar en las primeras dos horas después del parto, y lo más pronto posible tras la cesárea.

Debes darle de mamar siempre que el bebé te lo pida, sin horarios rígidos; pero intenta que las primeras semanas haga como mínimo 7 u 8 tomas al día, aunque respetando su descanso nocturno.

Deja que tu bebé esté al pecho todo el tiempo que necesite.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia-nocturna

Son importantes durante los primeros días y semanas para el establecimiento de una adecuada lactancia y tienen, además, otras ventajas como son:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia materna bebe

Ya hemos comentado que la leche varía a lo largo de la misma toma. Al principio de la tetada es más “aguada” para calmar la sed del bebé y preparar su estómago, y a medida que va saliendo aumenta la cantidad de grasas, de manera que las últimas fases de la toma son las que proporcionan el mayor aporte de calorías (como el postre) y le aportan la sensación de saciedad.

Por tanto, debemos permitir que el bebé mame hasta que quede satisfecho, y no retirarle del pecho aunque lleve tiempo en el mismo pecho, sólo el bebé sabe cuándo se ha quedado saciado.

Hay bebés que se agotan y necesitan pausas para descansar, si esto es así le ofreceremos de nuevo el pecho. Cada bebé tiene su propio ritmo de alimentación, como cada madre tiene su propio ritmo de salida de leche; la madre y su bebé se regulan entre sí. Hay bebés que maman durante 20 minutos y reciben la misma cantidad que otras/os en 4 ó 5 minutos.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

posturas-lactancia

Antes de dar el pecho ten a mano aquello que pienses que vas a necesitar como agua, cojines, toalla, etc. y lávate las manos antes de coger al bebé.

Primero prueba con la postura que te resulte más cómoda. Si optas por estar en la cama, sobre todo los primeros días después del parto o tras una cesárea, túmbate de lado apoyando sobre una almohada y/o cojín tanto tu cabeza como el hombro. Rodea al bebé con tu brazo y gíralo hacia tu pecho, eleva este brazo hacia tu cabeza y con el otro brazo dirígele su cuerpo hacia el tuyo, ya sabes: “ombligo con ombligo” o barriga frente a barriga. Si estás cansada relájate durante la toma y disfruta con tu hija o hijo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

como-empezar-lactancia

Es recomendable ponerse al pecho al recién nacido lo más pronto posible tras el nacimiento, a poder ser la primera media hora. De esta manera, además de facilitar las contracciones del útero para disminuir la intensidad de la hemorragia tras el parto, se establece un buen reflejo de succión en el bebé y, a su vez, mediante la succión se estimula el pezón y hace que se produzcan las hormonas necesarias para producir leche. Por tanto, cuanto más te pongas al bebé en el pecho más leche producirás. Se aconseja alimentar al bebé a demanda, pero si es “dormilón” conviene despertarle para que haga por lo menos 7-8 tomas al día.

A demanda significa que mame cuando quiera, durante el tiempo que quiera y que lo haga de uno o de los dos pechos, como prefiera.

No es recomendable usar chupete las primeras semanas, por lo menos hasta que la lactancia se haya establecido adecuadamente. Asimismo, no se recomienda darle biberones de suero, agua, leche,… ya que alimentado al pecho no necesita ningún aporte suplementario y sólo contribuiría a confundirle.

La succión de la tetina es “como si se chupase el dedo” y la succión del pezón es a modo de “ventosa”, por tanto, el ofrecer los dos métodos complica el aprendizaje y favorece la elección del que requiere menos esfuerzo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

mastitis

Es una infección en una zona de la mama, la mayoría de las veces ocurre por infección de leche retenida. Por eso es importante que no te quedes con congestión en el pecho en cada toma.

Se manifiesta con dolor, calor y enrojecimiento de una zona de la mama. Puede dar fiebre y malestar general con náuseas y vómitos.