Lactancia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

frecuencia-tomas

Durante el primer mes, tu recién nacido debería alimentarse entre ocho y 12 veces al día. Si tienes la sensación de estar amamantando a tu bebé con más frecuencia que otras madres de bebés de la misma edad que han optado por la lactancia artificial, es posible que así sea. ¿Por qué? Porque la leche materna se digiere con más facilidad que las leches infantiles, lo que significa que avanza más rápidamente por el sistema digestivo y, consecuentemente, el bebé tarda menos en tener hambre.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Sacar leche del pecho

Algunos expertos consideran que, si empiezas a extraerte leche para dársela al bebé utilizando un biberón demasiado pronto, antes de que este último se haya acostumbrado a la lactancia materna, el pequeño podría experimentar lo que se ha venido a denominar “confusión tetina-pezón” y decidir que el biberón es una opción más rápida y mejor que el pecho materno. Mientras que algunos bebés experimentan esta confusión otros no tienen ningún problema en hacer la transición del biberón al pecho.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

mucha-produccion-leche

Mientras que algunas mujeres pueden tener la sensación de que no producen suficiente leche, otras tienen la sensación de que están produciendo demasiada. El cuerpo de algunas madres produce más leche de la que necesitan sus bebés. Otras se estimulan excesivamente los senos extrayéndose leche entre tomas, sea manualmente o con la ayuda de un extractor. Si tienes que extraerte leche para evitar la congestión mamaria, límita la duración de las sesiones de extracción a 20-30 segundos o incluso menos.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

aumentar produccion leche

Tu producción de leche dependerá de la estimulación que te proporcione tu bebé al mamar. En otras palabras, cuanto más amamantes al bebé, más leche producirá tu cuerpo. Por lo tanto, si te parece que estás produciendo menos leche de lo habitual, lo que deberías hacer es amamantar al bebé con mayor frecuencia.

El estrés o la enfermedad pueden hacer que tu producción de leche disminuya temporalmente. Beber mucha agua y comer alimentos sanos y nutritivos puede ayudar. Pero intenta también tomarte un tiempo para ti todos los días, aunque solo sean 15 ó 30 minutos.

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

mamar-bebe-dormir

Amamantar al bebé para ayudarlo a conciliar el sueño puede convertirse en un problema conforme el bebé se vaya haciendo mayor porque podría necesitar mamar para hacer la siesta o dormirse por las noches. Deberías procurar que tu pequeño deje de mamar para tranquilizarse y pase a concebir las sesiones de lactancia como oportunidades para alimentarse.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia moletias

Tengo fuertes dolores, similares a los de la menstruación, cuando amamanto a mí recién nacido. ¿Es normal?

Sí. Durante los primeros días o semanas inmediatamente posteriores al parto, puedes tener fuertes contracciones uterinas cuando le baje la leche. La lactancia materna ayuda al útero a encogerse, de modo que las madres que dan el pecho a sus hijos suelen tener menos hemorragias uterinas tras el parto.

¿Es normal que me duela el pecho mientras amamanto al bebé o después de amamantarlo?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

tiempo-tomas

¿Los intervalos entre tomas se cuentan desde el momento en que el bebé empieza a mamar o desde el momento en que termina?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

duerme-pecho

Aunque puede parecerte que tu bebé está dormido, es posible que esté mamando plácidamente. Pero, si no lo oyes succionar o tragar, es posible que se haya dormido durante la sesión de amamantamiento, sobre todo si se ha quedado satisfecho tras una toma larga y provechosa.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

lactancia-comoda

Lo principal es que encuentres una postura cómoda para amamantar al bebé y logres que este se agarre bien al pecho. Una vez hayas conseguido esto, amamantar a tu bebé podrá convertirse en una experiencia sumamente gratificante que contribuirá a reforzar el vínculo madre e hijo.

He aquí algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a relajarte y disfrutar al máximo de la experiencia:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

tecnica-de-amamantar

Puedes probar distintas posturas de amamantamiento a fin de averiguar cuál les resulta más cómoda a ambos.

Estas son algunas de ellas:

Postura de acunamiento: esta es la forma tradicional de sostener al bebé, que muchas madres probarán para empezar. Consiste en colocarse al bebé cruzado sobre el pecho y utilizar el brazo del mismo lado que el pecho que se ofrece al bebé para sostener el cuerpo del pequeño.