Lactancia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El bebé no quiere mamar ¿Qué puedo hacer?

Las "huelgas" de lactancia son muy normales y suelen durar pocos días. De todos modos, pueden preocupar bastante a las madres, sobre todo cuando se dan en bebés que nunca habían tenido problemas para mamar.

¿Qué puede llevar a un bebé a dejar de mamar? He aquí algunos de los posibles motivos:

  • La dentición le provoca dolor de encías.
  • Has estado estresada últimamente o hace poco que has modificado la pauta de lactancia.
  • Hueles "diferente" porque has cambiado de jabón, perfume, desodorante o crema corporal.
  • Tu leche sabe diferente porque has introducido algún cambio en tu dieta.
  • Mamar le resulta molesto o doloroso al bebé por algún motivo, por ejemplo, una infección de oído, la nariz tapada, un corte o llagas en la boca.
  • Tu bebé te mordió en una toma previa y la forma en que reaccionaste le asustó.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

mismo pecho lactancia

Algunos bebés prefieren uno de los pechos, quizá porque el pezón o la areola son más grandes en ese lado del cuerpo. Pero, para mantener la producción de leche en ambos pechos y evitar la dolorosa congestión mamaria en uno de ellos, es importante que vayas alternando entre ambos y que intentes que el bebé mame aproximadamente la misma cantidad de tiempo de cada uno a lo largo del día.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

leche-noche-bebe

¿Se resentirá mi producción de leche si dejo que el bebé duerma toda la noche?

Dejar que el bebé duerma toda la noche (lo que suele ocurrir a partir de los tres meses) no tiene por qué repercutir negativamente sobre la lactancia materna.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

alimentos-evitar-lactancia

Igual que en el embarazo, debes evitar o limitar el consumo de pescado alto en mercurio, dado que los niveles altos de mercurio pueden dañar el sistema nervioso.

Evita los cacahuetes para evitar posibles alergias.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

piramide-alimentacion

Al igual que cuando estás embarazada, es importante que comas bien cuando estás amamantando. Elije alimentos saludables, como frutas, verduras, cereales, proteínas y alimentos ricos en calcio. Sigue las recomendaciones que figuran en la pirámide alimenticia y lograrás darte y darle a tu bebé una dieta nutritiva.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

frecuencia-tomas

Durante el primer mes, tu recién nacido debería alimentarse entre ocho y 12 veces al día. Si tienes la sensación de estar amamantando a tu bebé con más frecuencia que otras madres de bebés de la misma edad que han optado por la lactancia artificial, es posible que así sea. ¿Por qué? Porque la leche materna se digiere con más facilidad que las leches infantiles, lo que significa que avanza más rápidamente por el sistema digestivo y, consecuentemente, el bebé tarda menos en tener hambre.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Sacar leche del pecho

Algunos expertos consideran que, si empiezas a extraerte leche para dársela al bebé utilizando un biberón demasiado pronto, antes de que este último se haya acostumbrado a la lactancia materna, el pequeño podría experimentar lo que se ha venido a denominar “confusión tetina-pezón” y decidir que el biberón es una opción más rápida y mejor que el pecho materno. Mientras que algunos bebés experimentan esta confusión otros no tienen ningún problema en hacer la transición del biberón al pecho.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

mucha-produccion-leche

Mientras que algunas mujeres pueden tener la sensación de que no producen suficiente leche, otras tienen la sensación de que están produciendo demasiada. El cuerpo de algunas madres produce más leche de la que necesitan sus bebés. Otras se estimulan excesivamente los senos extrayéndose leche entre tomas, sea manualmente o con la ayuda de un extractor. Si tienes que extraerte leche para evitar la congestión mamaria, límita la duración de las sesiones de extracción a 20-30 segundos o incluso menos.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

aumentar produccion leche

Tu producción de leche dependerá de la estimulación que te proporcione tu bebé al mamar. En otras palabras, cuanto más amamantes al bebé, más leche producirá tu cuerpo. Por lo tanto, si te parece que estás produciendo menos leche de lo habitual, lo que deberías hacer es amamantar al bebé con mayor frecuencia.

El estrés o la enfermedad pueden hacer que tu producción de leche disminuya temporalmente. Beber mucha agua y comer alimentos sanos y nutritivos puede ayudar. Pero intenta también tomarte un tiempo para ti todos los días, aunque solo sean 15 ó 30 minutos.

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

mamar-bebe-dormir

Amamantar al bebé para ayudarlo a conciliar el sueño puede convertirse en un problema conforme el bebé se vaya haciendo mayor porque podría necesitar mamar para hacer la siesta o dormirse por las noches. Deberías procurar que tu pequeño deje de mamar para tranquilizarse y pase a concebir las sesiones de lactancia como oportunidades para alimentarse.