Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

materna artificial mixta

Tips sobre Lactancia Materna, Artificial y Mixta

La lactancia materna es la más aconsejable ya que la leche de la mujer está compuesta de vitaminas, proteínas, defensas y células vivas que cubren todas las necesidades nutricionales del bebé y refuerzan su sistema inmunológico protegiéndolo de muchas enfermedades. Además, el contacto físico fomenta el vínculo afectivo y la leche siempre está lista, es gratis, está a la temperatura adecuada y es más digerible para el bebé.

El mejor momento para comenzar con la lactancia es tras el nacimiento, lo ideal es poner al bebé piel con piel con la madre y que el espontáneamente inicie la lactancia.

Al estimular el pecho con la succión se facilita la liberación de hormonas responsables de la subida de la leche. El calostro es lo primero que tomará el bebé hasta que se produzca la leche hacia el tercer día. Esta primera leche es rica en anticuerpos y protege al recién nacido de algunas infecciones.

La lactancia materna es ideal hasta los 6 meses y se puede alargar complementándola con otros alimentos hasta que la madre y el bebé quieran.

Las tomas deben ser a demanda del bebé, su frecuencia y duración se irá ajustando durante las primeras semanas. Es muy importante que el bebé agarre bien el pecho. Debe estar bien colocado, su estómago junto al de la madre, vientre contra vientre, su cara frente al pecho y la cabeza bien apoyada en el antebrazo de su mamá. Se debe acercar su cabeza al pecho y tocarle la boca con el pezón, para que la abra bien y coja el pezón y gran parte de la areola.

La madre también debe cuidar su postura, sentándose adecuadamente y protegiendo su espalda manteniéndola erguida con un respaldo recto y con los brazos apoyados y los pies en el suelo. También puede posicionarse tumbada o de lado y buscar su comodidad con cojines.

Dar el pecho no tiene que doler. Si se sienten molestias en el pezón es que el bebé no está bien agarrado y si no se corrige la postura se producirán grietas. Consulta con la matrona en caso de dudas o molestias.

Si optas por la lactancia artificial necesitarás biberones, tetinas y leche de formula adaptada a la edad del bebé. Es muy importante ajustar la dosis correspondiente a las necesidades nutricionales del bebé. Cuidado con la temperatura y con la higiene de los utensilios utilizados y de las manos. Sigue todas las indicaciones del pediatra.

La lactancia mixta es una combinación de las dos anteriores. Se suele acudir a ella cuando el bebé no mama lo suficiente. En este caso se usa la artificial como complemento de la natural. Es decir, se completa la toma de pecho con un biberón hasta que el bebé se sienta lleno. Pero esto lleva a que el pecho se vaya estimulando menos y disminuyendo así la producción de leche. Si es necesario acude a profesionales de la lactancia para que te ayuden.

Más información: 

lactancia artificial

Guía sobre lactancia materna