keto, low carba, lactancia, Comer bajo en carbohidratos o keto cuando se está amamantando

¿Puedo hacer dieta keto o cetogénica si estoy dando el pecho?

La dieta cetogénica, o dieta de Keto, está de moda últimamente, pero ¿se adapta bien a la vida posparto? Si quieres seguir amamantando a tu bebé, lo que comas (o dejes de comer) es muy importante. Después de todo, eres la única fuente de sustento de tu bebé hasta que pase a la alimentación sólida.

¿Qué es la dieta Keto?

La dieta cetogénica es esencialmente la nueva dieta de Atkin - se basa en una ingesta baja en carbohidratos y alta en grasas, lo que hace que tu cuerpo entre en su estado cetogénico, también conocido como cetosis. Cuando su cuerpo está en cetosis, utiliza las reservas de grasa para obtener energía en lugar de la glucosa. Se trata de un proceso metabólico natural, pero que ya no necesitamos utilizar muy a menudo.

La dieta keto hace que se limite la ingesta de carbohidratos y azúcares a un 5%, de modo que la dieta se compone de un 75% de grasa y un 20% de proteínas. Al privar a tu cuerpo de glucosa, la dieta obliga a tu cuerpo a entrar en cetosis para que queme la grasa almacenada en su lugar.

Esta dieta se ha hecho muy popular, ya que muchas personas han conseguido perder peso a corto plazo. ¿El truco? Mantener el cuerpo en su estado de cetosis, aunque es notoriamente difícil de mantener, esta dieta no permite ningún día de trampa, porque sólo uno hará que tu cuerpo vuelva a funcionar normalmente. Lo bueno es que la mayoría de los alimentos que puedes comer mientras estás en la dieta keto son muy saciantes, por lo que es diferente a las dietas normales en ese aspecto.

Algunos de los alimentos que más debes comer mientras haces la dieta cetogénica son la carne, los pescados grasos, el queso, la mantequilla y los huevos, todos los cuales son buenos para comer durante la lactancia. Para permanecer en cetosis, debes evitar el alcohol, los alimentos azucarados, los cereales y almidones, la fruta y las grasas poco saludables como la mayonesa y los aceites vegetales.

La dieta puede tener algunos efectos secundarios, como la "gripe keto", la fatiga, la pérdida de masa muscular, el mal aliento, el olor de la orina y algunos problemas digestivos.

¿Son compatibles la Keto y la lactancia?

No es ningún secreto que la lactancia materna exige mucho de ti, y es fácil entender por qué: ¡estás produciendo suficientes nutrientes para mantener vivo a todo un ser humano! Eso significa que tu cuerpo está quemando mucha energía y, por tanto, requiere más calorías de lo habitual. Sobre la base de una dieta de 2.000 calorías, necesitarás entre 200 y 500 calorías más cada día durante la lactancia. Esto es especialmente cierto en las primeras etapas, antes de que tu bebé pueda obtener cualquier nutriente de los alimentos sólidos. Al principio, puedes esperar amamantar de ocho a doce veces al día.

Si llevas una dieta sana y equilibrada, esas calorías adicionales no se quedarán ahí. Irán directamente a quien más las necesita: tu bebé. No es raro que las madres que dan el pecho pierdan algunos kilos durante la lactancia. En general, las dietas no son una buena idea durante la lactancia. Reducir las calorías para perder peso puede afectar a tu producción de leche, y dar a tu bebé toda la nutrición que necesita debe ser tu máxima prioridad.

Tu cuerpo es increíblemente inteligente. Si siente que tiene que luchar por la energía, tratará de preservarse, lo que significa reducir la producción de leche materna y almacenar grasa. No sólo producirá menos leche, sino que tu cuerpo se aferrará a esos pocos kilos que estabas tratando de perder en primer lugar.

Sin embargo, la dieta Keto es diferente, ya que hace hincapié en una gran ingesta de alimentos ricos en grasas, aunque reduzcas los carbohidratos. No hay pruebas de que una dieta baja en carbohidratos afecte a la producción de leche, aunque es importante tener en cuenta que la mayoría de los pediatras probablemente no recomendarán otra cosa que una dieta equilibrada durante la lactancia.

Existe la posibilidad de que, debido a que la mayoría de los alimentos keto son tan saciantes, no comas tanto como sueles hacerlo. Esto podría dificultar la consecución de tus objetivos de ingesta calórica diaria, lo que podría provocar una disminución de la producción de leche. Otra cosa a tener en cuenta es la hidratación: la dieta cetogénica puede ser deshidratante, por lo que tendrás que comprometerse a beber suficiente agua para compensarlo.

En general, la dieta keto conlleva algunos riesgos para la salud. ¿Nuestra recomendación? Deja la dieta para cuando acabes de dar el pecho o hazla asesorada por un buen nutricionista experto es este tipo de alimentación. Decidas lo que decidas, mantén siempre informado a tu médico.

🤱🏻 Â¿Puedo hacer ayuno intermitente durante la lactancia?

También te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.