Primeras horas lactancia, consejos y beneficios para la madre y el bebé

Seguro que has oído hablar de la importancia de amamantar a tu bebé en las 24 horas siguientes al parto. En el siguiente artículo hablaremos de la lactancia materna durante las primeras 24 horas, de sus beneficios y de algunos consejos para llevarla a cabo.

Qué ocurre durante las primeras 24 horas después del parto

¬ŅQu√© ocurre exactamente en el momento del parto? Te contamos lo que una madre y su beb√© pueden experimentar el primer d√≠a despu√©s del nacimiento.

La madre

Como mamá, puedes experimentar algunas de las siguientes cosas en tu primer día después del parto:

  • Tanto si has tenido un parto vaginal como una ces√°rea, puedes experimentar dolor. Sin embargo, es posible que te den medicamentos para superar este dolor.
  • Es posible que experimentes calambres en la zona abdominal y hemorragias, lo cual es muy normal y desaparecer√° pronto.
  • Es posible que te resulte dif√≠cil sentarte y que alimentar a tu beb√© te parezca una tarea complicada.

A pesar de todo esto, es posible que quieras empezar a amamantar a tu bebé.

El bebé

Tu peque√Īo puede pasar por algunas de las siguientes experiencias:

  • Tu beb√© experimenta una enorme transici√≥n de un entorno oscuro y acogedor a otro brillante y luminoso.
  • Estaba en un mundo tranquilo y pausado y aqu√≠ todo puede parecer ruidoso y ca√≥tico.
  • Lo m√°s importante que puede experimentar tu peque√Īo es el hambre.

Es importante que te esfuerces en alimentar a tu bebé antes de que empiece a llorar, ya que puede resultar difícil alimentar a un bebé irritable y llorón.

Cuáles son los beneficios de la lactancia materna inmediatamente después del parto

Dar el pecho al bebé poco después de nacer no sólo es bueno para él, sino también para la madre. A continuación se exponen algunos beneficios de la lactancia materna inmediatamente después del parto:

  • La lactancia materna es muy importante para desarrollar la inmunidad del reci√©n nacido, lo que le ayudar√° a luchar contra muchas enfermedades e infecciones.
  • En cuanto empiezas a dar el pecho a tu beb√©, tu cuerpo libera una hormona llamada oxitocina, que ayuda a contraer los m√ļsculos del √ļtero.
  • A medida que el beb√© empieza a mamar, se incrementa la producci√≥n de leche para el beb√©.
  • Ayuda a crear un mejor v√≠nculo entre la madre y su beb√©, ya que √©ste est√° m√°s alerta durante este tiempo.
  • El contacto piel con piel ayuda a que el beb√© se agarre correctamente.
  • Puede calmar y tranquilizar al beb√©, ya que la succi√≥n contribuye a reconfortarlo.
  • El contacto estrecho con la madre ayuda al beb√© a mantenerse caliente utilizando el calor corporal de la madre.
  • Tambi√©n se ha visto que las madres que empiezan a dar el pecho a las pocas horas de nacer tienden a amamantar a sus beb√©s con √©xito durante m√°s tiempo.

¬ŅCu√°nta leche materna necesita un reci√©n nacido el primer d√≠a?

Tu beb√© reci√©n nacido tiene una barriga muy peque√Īa, del tama√Īo de una cereza. Esta peque√Īa barriga s√≥lo puede contener entre 5 y 7 ml de calostro; por esta misma raz√≥n, es posible que tengas que alimentar a tu beb√© unas 10 o 15 veces el primer d√≠a despu√©s del nacimiento. Tu beb√© puede tomar el pecho cada 1,5 a 3 horas. Si tu beb√© duerme la mayor parte del tiempo y no se despierta para alimentarse durante 2,5 o 3 horas, te recomendamos que lo despiertes y le des el pecho.

Consejos esenciales para la lactancia en las primeras 24 horas

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a amamantar a tu bebé en las primeras 24 horas después del parto:

  • Si√©ntate en una posici√≥n c√≥moda, puede que a√ļn te duela el proceso de parto y por ello puedes hacer uso de almohadas para darte apoyo. Evita encorvarte o inclinarte hacia delante, si√©ntate erguida y c√≥modamente.
  • Aseg√ļrate de que tu beb√© se agarra correctamente, cogiendo la mayor parte de tu areola (la parte oscura que rodea el pez√≥n) dentro de su boca. Un enganche incorrecto no s√≥lo puede provocar dolor a la madre, sino tambi√©n una menor ingesta de leche por parte del beb√©.
  • No fuerces la alimentaci√≥n de tu beb√©. Debes alimentarlo s√≥lo cuando sientas que tiene hambre.
  • Prep√°rate para alimentar a tu beb√© entre 10 y 15 veces al d√≠a. Esto se debe a que tu beb√© tiene una barriga peque√Īa y puede requerir una alimentaci√≥n regular.
  • Aseg√ļrate de mantener a tu beb√© cerca de tu piel mientras lo alimentas. El contacto piel con piel es beneficioso para ti y para tu beb√©.
  • Los beb√©s reci√©n nacidos suelen dormir mucho despu√©s de nacer, pero debes intentar alimentar a tu beb√© cada tres horas para que la producci√≥n de leche materna se active.
  • Es posible que las primeras veces tardes 45 minutos o m√°s en dar el pecho a tu beb√© y que eso te canse y agote. Pero la primera leche o calostro es muy importante para crear inmunidad para tu beb√©.

Si tienes alguna dificultad en las primeras horas de lactancia o, en general, tienes problemas para amamantar a tu bebé, debes consultar con un especialista en lactancia para que te ayude.

Cosas que pueden interferir con la lactancia después del parto

La lactancia es un proceso que suele ser natural para la madre. Sin embargo, a veces pueden surgir ciertas complicaciones que pueden interferir en este proceso:

  • Si has tenido una ces√°rea, esto puede hacer que est√©s agotada y dolorida.
  • Si tienes un beb√© prematuro, esto puede dificultar la lactancia. Deber√≠as ponerte en contacto con un experto en lactancia para saber m√°s sobre c√≥mo alimentar a un beb√© prematuro.
  • Los medicamentos pueden crear problemas a la hora de amamantar a tu beb√©.
  • Si tu beb√© tiene que permanecer en una unidad de cuidados neonatales o intensivos, puede causar problemas con la lactancia. Sin embargo, es posible que te digan que te extraigas la leche y se la des a tu beb√©.

Es muy normal que una madre primeriza experimente varios problemas de lactancia y no hay que preocuparse ni entrar en p√°nico. Con una orientaci√≥n adecuada y ayuda m√©dica, podr√°s compartir una gran experiencia de lactancia con tu peque√Īo.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.