Ser mujer hoy, Mujer actual

Ser mujer y madre al mismo tiempo es algo maravilloso porque la maternidad nos transforma tanto física como emocionalmente.

Pero aunque tu papel como madre es fundamental en tu vida, no es el único. Te damos consejos sobre salud, bienestar, psicología y vida de pareja porque, además de ser madre, también eres mujer.

Muchas mujeres cuidan su imagen incluso para acudir día a día a la oficina. Estar guapa por fuera te ayuda a sentirte bien por dentro. Sin embargo, el modo de vestir también muestra una parte de tu personalidad.

Ahora que llega el verano, el armario femenino se viste de color y de tonos alegres. Las altas temperaturas son la excusa perfecta para llenar tu vida de luz y de tonos rojos, azules o naranjas. El maquillaje también se vuelve más fresco y llamativo que en los fríos meses de invierno.

Los cánones de belleza femeninos son realmente duros e incluso, inhumanos. La realidad es que el modelo de mujer que vemos sobre las pasarelas se convierte en un referente para muchas chicas jóvenes.

La obsesión por la extrema delgadez impide que muchas personas disfruten del placer de la comida pero lo que es peor, causa un enorme sufrimiento en tanto que muchas personas no se sienten bien cuando se miran en el espejo. Siempre se comparan con otras personas sin centrarse en sí mismas y en su propia belleza. Lo cierto es que cada persona debe aprender a observar sus propias cualidades para fomentar su autoestima.

La vida es un constante mirar hacia delante, sin embargo, de forma curiosa, a veces, la mente humana te hace mirar al pasado.

Esta lectura del ayer puede ayudarte a no volver a cometer los mismos errores, también puede servirte como una fuente de gozo emocional cuando aprendes a recordar los buenos momentos que has vivido. Por el contrario, cuando siempre te recreas en la tragedia corres el peligro de sufrir una y mil veces por un hecho que sólo está en tu mente en forma de idea. Yo te invito a romper con el pasado, a superar las barreras y a poner fin a las cadenas que te impiden sentir de cerca el placer de la libertad. Lo cierto es que eres libre a la hora de elegir qué camino deseas tomar en tu vida, de qué personas quieres rodearte y qué esperas de los demás.

El miedo es un sentimiento muy humano que tiene su parte positiva y también negativa.

Del miedo nace a veces, el sentido la prudencia en tanto que te proteges de posibles peligros. Por ejemplo, conviene que si un sábado te vas a casa tarde de madrugada, no te vayas sola y pidas un taxi para ir más segura. Pero existen muchos tipos diferentes de miedos. Miedos que pueden ser racionales y otros irracionales. ¿Qué diferencia hay entre ambos? Los primeros tienen una causa concreta que conoces y los segundos, por el contrario, nacen de una causa que no está razonada. Así sucede, en el caso, por ejemplo, de la claustrofobia que muestra el miedo a los espacios cerrados.

La realidad es que pedir ayuda es más que necesario a nivel emocional en diferentes momentos de la vida.

Pedir ayuda no es un signo de debilidad, al revés, es un síntoma de valentía que muestra que tienes ganas de vivir y de ser feliz. De hecho, cada uno debemos descubrir nuestros propios límites para no caer en el vacío de la angustia.

Muchas personas siguen teniendo prejuicios a la hora de ir al psicólogo. Un hecho que sin duda, se debe de corregir mediante la información y especialmente, mediante la normalización de un hecho tan positivo como el de saber queexisten profesionales que pueden ayudarte cuando estás atravesando un periodo de tristeza.

En cierto modo, vivimos en una sociedad en la que se nos recuerda de forma constante el valor que tiene la pareja.

La necesidad de compañía como si una persona que está sola no pudiese sentirse realizada en todos los ámbitos. Es decir, lo cierto es que el número de chicas solteras más allá de los treinta o de los cuarenta años va en aumento. La verdad es que hoy día, cualquier mujer goza de una independencia económica notable. Es decir, es autónoma gracias a su trabajo.

Existe una realidad y es que, hoy día, en las aulas de las universidades españolas existe mayor número de alumnas que de alumnos. Es decir, las chicas acuden a la universidad en busca de un trampolín profesional que les conecte de forma directa con su verdadera vocación.

No siempre es fácil descubrir qué es aquello que te motiva de verdad a nivel laboral y menos, a los dieciocho años cuando todavía no tienes las cosas claras. Por ello, conviene ser flexible y darte la oportunidad de corregir tu camino en caso de que descubras que la carrera que elegiste te resulta muy difícil o sencillamente, no te gusta demasiado.

El amor es un verdadero regalo que llena de magia el alma del ser humano. De hecho, durante las primeras semanas y meses de enamoramiento, la realidad se vuelve de color de rosa. Sientes que todo aquello que te rodea tiene un significado mágico y especial.

Todo es tan perfecto que por ello, a veces, la caída puede llegar a ser mortal cuando llega el momento de hacer frente a un momento de amor no correspondido.

Existe un término muy utilizado en la sociedad actual: lo cierto es que la felicidad se ha convertido en una demanda prioritaria dentro de un contexto social de crisis económica y desesperanza.

El sentimiento de bienestar interior va más allá de las circunstancias externas. Nace de dentro del corazón y de la capacidad de observar la realidad desde un punto de vista positivo. Es decir, siempre es mejor ver el vaso medio lleno como se suele decir coloquialmente. De lo contrario, cualquier persona puede sumar más sufrimiento a su propio dolor cuando se recrea en su situación.

Constantemente hablamos de igualdad, y de verdad pensamos que la mujer se encuentra al mismo nivel del hombre en el mercado laboral.

La realidad es que muchas mujeres que quieren formar una familia sienten una enorme culpabilidad porque sienten que no están con sus hijos el tiempo que desearían. Las dificultades de la conciliación laboral ponen, a veces, a la mujer en la encrucijada de tener que elegir entre su desarrollo profesional o su desarrollo personal.

Comparte este artículo!