Roncar durante el embarazo ¿Es normal? ronquidos

Los ronquidos durante el embarazo pueden ser bastante molestos. Pero no te preocupes, ya que es bastante normal y casi una cuarta parte de las mujeres lo experimentan. Suele comenzar en el tercer trimestre y desaparece después del parto. También significa una condición médica, así que coméntalo con tu ginecólogo durante tu próxima visita.

Causas comunes de los ronquidos durante el embarazo

¿Te has preguntado alguna vez por qué roncan las mujeres embarazadas? A continuación se indican algunas de las causas más comunes de los ronquidos durante el embarazo:

Congestión nasal:

Durante el embarazo, la sangre en el cuerpo aumenta y, por lo tanto, los vasos sanguíneos se vuelven más gruesos. Estos vasos sanguíneos hinchados bloquean las fosas nasales, dificultando la respiración y provocando ronquidos. Un nivel elevado de estrógenos también provoca la inflamación de la membrana mucosa de la nariz, lo que provoca congestión nasal y ronquidos.

Las otras causas comunes pueden ser la congestión nasal debida a un resfriado, una gripe o una alergia.

Aumento de peso:

Cuanto más pesao, más dificultad tendrás para respirar, ya que cuando se aumenta de peso, hay grasa extra en la región del cuello y la garganta. Este exceso de peso puede provocar problemas respiratorios.

Apnea del sueño:

La apnea obstructiva del sueño puede ser otra de las razones de los ronquidos. Se trata de una afección médica que necesita tratamiento, así que no olvides mencionarlo en tu próxima visita prenatal. Se puede diagnosticar si roncas fuerte y frecuentemente. A veces puedes emitir sonidos de ronquidos o jadeos mientras duermes. La apnea del sueño necesita tratamiento porque, en esta afección, las vías respiratorias se obstruyen haciendo que dejes de respirar durante el sueño. Esto puede afectar también al bebé, ya que puede provocar una falta de oxígeno en tu cuerpo y en el del bebé. Esta afección suele tratarse con la ayuda de una máquina que se coloca en la nariz mientras se duerme.

Riesgo asociado a los ronquidos durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Roncar durante el embarazo puede ser bastante arriesgado para el bebé. El centro de estudios del sueño de la Universidad de Michigan reveló que las madres que roncan tienen un mayor riesgo de dar a luz a bebés más pequeños y también son propensas a tener un parto por cesárea. Si notas que roncas más de tres veces por semana, debes consultar al médico para que te intervenga.

Si roncas con frecuencia y jadeas mientras duermes, debes acudir al médico. Esto podría ser perjudicial para el bebé. La hinchazón de los vasos sanguíneos debida al aumento de peso en el embarazo también puede restringir el flujo sanguíneo a la placenta, lo que a su vez afectará al crecimiento de tu bebé porque los nutrientes y la sangre no le llegarán en la cantidad adecuada. No hay que asustarse, ya que es completamente manejable.

Los ronquidos durante el embarazo también pueden ser un indicio de diabetes gestacional. Sería conveniente que te hicieras una prueba de tolerancia a la glucosa para descartar esta posibilidad.

Otro riesgo podría ser un RCIU (retraso del crecimiento intrauterino), que da lugar a bebés más pequeños con retrasos en el desarrollo. Esto puede controlarse con una ecografía periódica.

Los ronquidos también pueden provocar preeclampsia, que es un problema grave que conduce a un parto prematuro y a veces también puede ser mortal.

Remedios para los ronquidos en el embarazo

¿Cómo dejar de roncar? Existen algunos remedios sencillos para controlar los ronquidos.

Tiras nasales:

Las tiras nasales para los ronquidos durante el embarazo son fáciles de conseguir en las farmacias y también son fáciles de usar. No contienen fármacos y, por tanto, son seguras durante el embarazo. Sólo tienes que pegarlas en la nariz antes de irte a la cama.

Humidificador:

Si los ronquidos se deben a la congestión nasal, utiliza un humidificador de vapor caliente en tu habitación mientras duermes para obtener un poco de alivio. Los humidificadores están disponibles en cualquier sitio de compras online. Vienen con variaciones dependiendo del número de horas. Intenta elegir alguno que tenga 8 horas o más para que puedas tener una buena noche de sueño.

Dormir de lado:

Esto es algo que ya estarás haciendo, pero recuerda acostarte sobre tu lado izquierdo para una mejor circulación sanguínea y un mejor sueño también. â‡’ Â¿Puedo dormir boca arriba y boca abajo estando embarazada?

Elevación de la cabeza:

Intenta utilizar dos almohadas en lugar de una y mantén la cabeza elevada para ayudar a liberar el flujo de aire a través de la nariz. Esto facilitará tu respiración y reducirá los ronquidos.

Come bien:

El aumento de peso durante el embarazo es común, pero hay que controlar y no ganar mucho peso ya que es difícil deshacerse de esos kilos de más después del embarazo. El aumento de peso excesivo provoca ronquidos, por lo tanto, come bien y mantente saludable.

Evita el alcohol, el tabaco y los somníferos

Un gran "NO" al alcohol, al tabaco y a los somníferos durante el embarazo. Es bueno evitarlos por completo durante el embarazo, ya que no sólo provocan ronquidos, sino que también perjudican al bebé.

Cuándo consultar al médico

Aunque los ronquidos parecen un problema inofensivo, durante el embarazo pueden indicar complicaciones graves. Si notas los siguientes síntomas, debes acudir al médico inmediatamente:

  • Dolores de cabeza persistentes.
  • Mucho sueño durante el día.
  • Hinchazón en las piernas.

Los síntomas mencionados anteriormente son signos de preeclampsia, que es un problema grave. Si se confirma el diagnóstico, se te atenderá inmediatamente. Estos síntomas mencionados podrían ser sólo sugestivos de preeclampsia, pero siempre es mejor prevenir que curar, así que acude a urgencias lo antes posible.

Cualquier síntoma persistente e inusual que notes durante el embarazo puede ser muy importante. Por lo tanto, debes mencionarlo al ginecólogo durante tus visitas prenatales.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños