¿Puedo usar lavanda en el embarazo?

En este artículo, hablaremos de la lavanda en sus diferentes formas disponibles para uso terapéutico y sabremos si es seguro su uso para las mujeres embarazadas.

¿Es seguro usar la lavanda durante el embarazo?

La lavanda puede ser utilizada por las mujeres embarazadas, pero sólo cuando se administra en cantidades controladas y limitadas. Las dos formas más populares de lavanda disponibles y ampliamente utilizadas en la actualidad son el té de lavanda y el aceite esencial de lavanda. En cualquiera de las dos formas, hay que tomar precauciones, ya que el uso/consumo excesivo puede causar problemas de salud. La mejor manera de utilizar el aceite esencial de lavanda es diluir 1 ó 2 gotas en 2 ó 3 cucharadas de aceite portador (de coco, sésamo, almendras, etc.).

Para saber si puedes utilizar el aceite de lavanda durante el embarazo, es necesario saber si lo necesitas. Hay un montón de beneficios que puedes obtener del uso de aceite de lavanda durante el embarazo, y algunos de ellos pueden ser también extremadamente relajantes.

Beneficios del aceite de lavanda

El aceite de lavanda proporciona una combinación de varios beneficios, todos ellos dentro de una especie de paquete único.

Numerosas tiendas cercanas a tu casa o incluso tiendas online albergan preparados de aceite de lavanda de diversas marcas. Aplicar el aceite en el cuerpo no es complejo, ya que lo único que hay que hacer es asegurarse de que está diluido y cubre las zonas adecuadas. También se pueden añadir unas gotas del aceite esencial al baño.

A medida que tu barriga aumenta de tamaño, las estrías comienzan a hacerse más y más evidentes, lo que podría prevalecer también después de tu embarazo. Combinar 1 o 2 gotas de aceite de lavanda con unas 2 o 3 cucharadas de aceite de jojoba y masajear sobre las estrías puede ayudar a reducir su prominencia de manera efectiva.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

El aroma que desprende el aceite de lavanda es, cuanto menos, relajante. Hay una razón por la que muchas terapias de masaje natural hacen uso del aceite de lavanda. Sus nutrientes, cuando se infunden en el cuerpo, proporcionan un efecto rejuvenecedor y ayudan a reducir el estrés sustancialmente, manteniéndote tranquila y satisfecha.

Para las madres que sufren de insomnio, no hay mejor remedio que una pequeña cantidad de aceite de lavanda. Eso es todo lo que se necesita para aliviar cualquier tipo de agotamiento o dolor de cabeza que te impida dormir tranquilamente. Dejar un pañuelo de papel que tenga unas gotas del aceite puede desprender un aroma dentro de la habitación que puede adormecerte.

Las molestias que experimentan las mujeres en el primer trimestre pueden reducirse eficazmente mediante el uso de aceite de lavanda. Del mismo modo, el uso de aceite de lavanda en el trabajo de parto del embarazo también es sugerido por muchas mujeres.

La aromaterapia hace uso de los diversos olores que emanan de los aceites esenciales para calmar la mente. Combinada con un masaje, puede resultar extremadamente relajante.

Los aceites terapéuticos tienen algunos beneficios, pero no puedes utilizarlos a ciegas. Saber si pueden tener efectos secundarios te ayudará a mantenerte a ti y a tu bebé alejados de cualquier posible daño. Sigue leyendo para conocer los efectos secundarios y los consejos de precaución.

¿Existen efectos secundarios en el uso del aceite de lavanda?

La aplicación de aceite de lavanda puede causar irritación de la piel en algunos casos. También podría estimular las hormonas y tener diferentes efectos en el cuerpo. Asimismo, el uso de aceite de lavanda en los primeros meses de embarazo puede provocar un aborto espontáneo.

Consejos de precaución

Sigue los siguientes consejos cuando utilices el aceite de lavanda en tu embarazo:

  • Prueba inicialmente una pequeña cantidad de aceite de lavanda diluido para comprobar si hay alguna posible alergia.
  • Aléjate de la especie Lavindin de la flor, que es bastante perjudicial para las mujeres embarazadas.

Hasta ahora, hemos cubierto la mayoría de las cosas que debes saber sobre la aplicación del aceite esencial de lavanda. Ahora, veamos lo que debes saber si deseas que la lavanda forme parte de tu dieta durante el embarazo.

Uso del té de lavanda durante el embarazo

Aunque el consumo de té de lavanda es seguro, al igual que el uso de la lavanda como condimento, el té debe prepararse adecuadamente. Además, el té hecho exclusivamente con flores de lavanda podría ser perjudicial; por lo tanto, opta por una variedad más segura de té aromatizado con lavanda.

Se recomienda encarecidamente que consultes con tu médico si puedes beber té de lavanda durante el embarazo. Además, asegúrate de no excederte y de ceñirte a las porciones recomendadas por tu médico.

Efectos secundarios de beber té de lavanda

Los efectos secundarios de beber té preparado directamente con lavanda son bastante importantes. He aquí algunos de ellos:

  • El desarrollo del feto puede verse afectado de múltiples maneras.
  • También se puede observar un aumento del dolor de cabeza y del estreñimiento.
  • Puede causar una estimulación uterina y provocar un aborto.

Consejos de precaución

A continuación se ofrecen algunos consejos que deben seguirse al consumir cualquier tipo de té de lavanda:

  • Elige un té con sabor a lavanda en lugar de que sea la hierba principal.
  • Consulta a tu médico antes de añadir el té de lavanda a tu dieta durante el embarazo.
  • Deja de consumir té de lavanda si experimentas problemas como erupción cutánea, náuseas, dolor de cabeza, estreñimiento, etc.

Antes de incluir la lavanda en cualquier forma, debes consultar a tu médico para estar cien por cien segura de que es segura para ti y para tu bebé.

  1. Aceite de almendras durante el embarazo: ¿Es seguro?
  2. ¿Cómo usar el aceite de coco para las estrías en el embarazo?

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños