Cómo tratar un resfriado o una gripe durante el embarazo

Con lo comunes que son los resfriados, no es de extrañar que haya muchas posibilidades de contraer uno durante el embarazo. Lo único es que, cuando estás embarazada, sobrellevar un resfriado o una tos persistente va más allá de la simple logística de buscar alivio a los síntomas. Al fin y al cabo, ahora tienes un bebé y tienes que pensar también en su salud. Sigue leyendo para conocer las opciones de tratamiento disponibles que pueden hacer que tanto tú como tu bebé estéis cómodos durante la temporada de resfriados y gripe.

Síntomas gripe o resfriado en el embarazo

En general, la tos y los resfriados no son enfermedades peligrosas. Pueden ser molestos y hacerte sentir mal, pero ninguno de ellos representa un riesgo real para tu salud o la de tu bebé.

Sin embargo, si estás enferma durante más de unos días, tienes fiebre alta, un fuerte dolor de garganta o te preocupa que tus síntomas parezcan inusuales, es posible que tengas gripe, faringitis estreptocócica o una infección de los senos paranasales, y debes acudir al médico de inmediato. La gripe es mucho peor que el resfriado común y puede hacer que las mujeres embarazadas enfermen mucho más que las que no lo están. Protégete contra la gripe vacunándote a tiempo. Se recomienda a todas las mujeres embarazadas.

Las infecciones de los senos nasales son relativamente comunes en el embarazo debido a la mayor congestión nasal, y para combatirlas puede ser necesario el uso de antibióticos (bajo indicación médica). Si tienes asma, debes prestar especial atención a tu respiración y acudir a tu médico sin demora si tienes dificultades.

Si desarrollas una tos intensa, ten la seguridad de que el feto está protegido dentro del útero, y no puedes toser con tanta fuerza como para abortar o ponerte de parto. Sin embargo, las pérdidas de orina son, por desgracia, bastante comunes. Lo mejor que puedes hacer respecto a la continencia urinaria de esfuerzo es vaciar la vejiga con frecuencia y practicar los ejercicios de kegel.

Tratamientos naturales para el resfriado o la gripe en embarazo

La tos y el resfriado suelen estar causados por virus, que no se benefician de los antibióticos, por lo que deben seguir su curso. El tratamiento médico puede aliviar los síntomas para que te sientas mejor, pero no te hará mejorar más rápido. A excepción del tratamiento de la fiebre, a menudo está bien aguantar si no quieres tomar ningún medicamento. A continuación te damos algunos consejos para aliviar algunas de las molestias que pueden acompañar al resfriado.

  1. Bebe mucho líquido, ya que esto ayudará a diluir las secreciones. El agua, la sopa de pollo, los zumos y el té caliente son buenas opciones.
  2. Utiliza un humidificador. Colócalo cerca de tu cara cuando duermas.
  3. Durante el día, puedes hacer vapores formando una tienda de campaña con una sábana colocada sobre tu cabeza. Permanece bajo la tienda durante 15 minutos, tres o cuatro veces al día.
  4. Frótate el pecho con un producto mentolado (como Vicks Vaporub) siguiendo las instrucciones del envase o las indicaciones de un sanitario.
  5. Para la congestión nasal, utiliza gotas de solución salina. Puedes comprarlas en las farmacias o preparar una solución en casa. Sólo tienes que disolver 1/4 de cucharadita de sal en 225 ml de agua. Coloca unas gotas en cada fosa nasal, espera de 5 a 10 minutos y luego suénate suavemente.
  6. Para facilitar la respiración, duerme en un sillón reclinable o apoya la cabeza sobre varias almohadas para estar en una posición semierguida.
  7. Dúchate con agua templada. Los vapores pueden ayudar a eliminar la congestión nasal y la mucosidad.
  8. Descansa mucho.

Tratar el dolor y la fiebre durante el embarazo

El dolor es malo porque duele. La fiebre es mala porque sobrecalienta al feto. La fiebre no es saludable para el feto durante todo el embarazo, pero una fiebre alta en el primer trimestre es especialmente preocupante, ya que se cree que es responsable de ciertos defectos de nacimiento, como problemas en el desarrollo del cerebro y la columna vertebral. En general, es mejor seguir esta regla: si tienes fiebre durante el embarazo, toma medicamentos autorizados por el médico para bajarla y, si no puedes reducir la temperatura, llama a tu médico.

Fiebre: La fiebre también aumenta la sudoración y la pérdida de líquidos, así que asegúrate de beber mucho líquido fresco cuando tengas una temperatura alta. La mayoría de las mujeres embarazadas pueden tomar paracetamol durante todo el embarazo sin problemas. El ibuprofeno puede causar problemas en la circulación del bebé después de las 32 semanas de gestación, así que consulta siempre con tu médico antes de tomarlo. La aspirina no suele recomendarse durante el embarazo. La fiebre persistente o las enfermedades graves durante el embarazo justifican siempre una llamada al médico.

Pastillas de zinc: Las pastillas de zinc (y, más recientemente, los aerosoles nasales) se han utilizado para acelerar la recuperación del resfriado común. Las dosis más bajas de zinc son seguras, y actualmente no hay información fiable sobre la seguridad del uso de pastillas de zinc durante el embarazo.

Té de equinácea: Un estudio que analizó el uso de la equinácea durante el primer trimestre no encontró ningún aumento de los defectos de nacimiento. En general, se considera que su uso es seguro durante el embarazo, pero hay que tener en cuenta que no se ha sometido a pruebas exhaustivas. â‡’ Â¿Es seguro Consumir equinácea durante el embarazo?

Recuerda: No te automediques. Consulta siempre con tu médico, matrona, personal de enfermería o farmacéutico.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños