¿Puedo tomar aspirina durante el embarazo?

¿Qué es la aspirina?

La aspirina es un medicamento que reduce la inflamación. En dosis bajas (como 81 mg al día), también puede ser un útil agente anticoagulante al bloquear la acción de las plaquetas, células sanguíneas que se agrupan para formar coágulos en la sangre. Esto puede ser útil para la prevención de ataques al corazón y derrames cerebrales. Sin embargo, también puede causar el efecto secundario de una hemorragia no deseada, especialmente en dosis más altas.

¿Puedo tomar aspirina estando embarazada?

Por lo general, no se recomienda tomar aspirina durante el embarazo, a menos que se padezcan ciertas condiciones médicas.

El uso de dosis bajas de aspirina y bajo supervición médica no ha resultado perjudicial durante el embarazo y a veces se recomienda a las mujeres embarazadas con pérdidas recurrentes del embarazo, trastornos de la coagulación y preeclampsia.

Sin embargo, el uso de dosis más altas de aspirina plantea diversos riesgos según la fase del embarazo. Durante el primer trimestre, el uso de dosis más elevadas de aspirina supone un riesgo de pérdida del embarazo y de defectos congénitos. Tomar dosis más altas de aspirina durante el tercer trimestre aumenta el riesgo de cierre prematuro de un vaso del corazón del feto. El uso de dosis altas de aspirina durante periodos prolongados en el embarazo también aumenta el riesgo de hemorragias en el cerebro de los bebés prematuros. Si necesitas tomar aspirina durante el tercer trimestre de embarazo, el médico te controlará muy de cerca a ti y a tu bebé.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) también recomienda evitar el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) después de la semana 19 de embarazo, a menos que el médico lo aconseje. La aspirina es un tipo de AINE. La preocupación es que el uso de la aspirina podría causar problemas renales raros pero graves en los bebés no nacidos. Esto podría provocar niveles bajos de líquido amniótico alrededor del bebé y posibles complicaciones.

Si estás tomando una dosis baja de aspirina durante el embarazo debido a una enfermedad, sigue haciéndolo según las indicaciones de tu médico. Si necesitas tomar un analgésico durante el embarazo, habla con tu médico sobre las opciones. Éste podría sugerir el uso ocasional de paracetamol en lugar de aspirina.

¿Aspirina durante el embarazo para prevenir la preeclampsia?

Algunas mujeres embarazadas corren el riesgo de padecer preeclampsia (una enfermedad grave que suele manifestarse en forma de hipertensión arterial y proteínas en la orina) y retraso del crecimiento intrauterino (cuando el bebé es más pequeño de lo normal porque no crece a un ritmo normal en el útero). Hay pruebas que sugieren que este grupo de mujeres tiene menos riesgo de desarrollar estas enfermedades si toman una dosis baja de aspirina durante el embarazo, siempre bajo la supervisión de un médico.

¿En que casos se puede usar aspirina durante el embarazo?

Si tienes uno de los siguientes factores de riesgo, se te ofrecerá aspirina durante el embarazo:

(Tu matrona/médico te indicará qué factores de riesgo se aplican a ti)

  • Enfermedad hipertensiva durante el embarazo anterior
  • Enfermedad renal crónica
  • Enfermedad autoinmune como lupus eritematoso sistémico o síndrome antifosfolípido
  • Diabetes de tipo 1 o 2
  • Hipertensión crónica
  • Prueba de detección de la proteína plasmática asociada al embarazo (PAPP-A) baja
  • Restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) previa (peso al nacer <2,5 kg o <10º percentil)
  • Antecedentes de mortinatos
  • Preeclampsia/eclampsia previa

Si tienes dos de los siguientes factores de riesgo, se te ofrecerá aspirina durante el embarazo:

(Tu matrona/médico te indicará qué factores de riesgo se aplican a ti)

  • Primer embarazo
  • Intervalo de embarazos de más de 10 años
  • Antecedentes familiares de preeclampsia
  • Embarazo por FIV
  • Edad de 40 años o más
  • Embarazo múltiple
  • Índice de masa corporal (IMC) de 35Kg/m2 o más

¿Cuánta aspirina debo tomar?

Se te recetarán dosis bajas de aspirina para tomar una vez al día (aunque a un pequeño número de mujeres se les puede recetar una dosis mayor). Debe tomarse según lo indique el médico.

¿Quiénes pueden utilizar la aspirina para prevenir la preeclampsia?

Esta recomendación se aplica a las embarazadas que tienen un alto riesgo de preeclampsia y que no tienen efectos secundarios previos con dosis bajas de aspirina ni otras condiciones médicas que aumenten el riesgo de hemorragia.

¿Cuáles son los posibles beneficios y perjuicios del uso de la aspirina para prevenir la preeclampsia?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Existen pruebas de ensayos aleatorios que demuestran que, en el caso de las personas con alto riesgo de preeclampsia, el uso diario de dosis bajas de aspirina durante el embarazo es eficaz para prevenir la preeclampsia, así como los malos resultados de salud asociados a ella, como el parto prematuro, el síndrome prematuro del lactante o el retraso en el crecimiento y la mortalidad perinatal.

El mayor daño potencial del uso diario de aspirina son las complicaciones hemorrágicas. Sin embargo, los ensayos aleatorios han demostrado que las dosis bajas de aspirina no aumentan significativamente las complicaciones hemorrágicas graves, como el desprendimiento de la placenta o la hemorragia posparto en las embarazadas.

¿Cuál es el grado de recomendación del uso de la aspirina para prevenir la preeclampsia?

Hay una certeza moderada de que existe un beneficio neto sustancial del uso diario de dosis bajas de aspirina para reducir el riesgo de preeclampsia, parto prematuro, RCIU y mortalidad perinatal en embarazadas con alto riesgo de preeclampsia.

Artículos relacionados

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños