asco a tu pareja en el embarazo,  estoy embarazada y no quiero a mi pareja,

No soporto a mi marido desde que estoy embarazada

Sumario

  1. Un torbellino de hormonas
  2. Depresión durante el embarazo
  3. La reacción de la pareja
  4. ¿Sientes distancia emocional con tu pareja?
  5. Mi pareja no se implica lo suficiente en mi embarazo
  6. ¿Cómo puedes evitar el rechazo de tu pareja durante el embarazo?
  7. La ansiedad del parto y el descubrimiento de la maternidad
  8. ¿Cómo lo vive la pareja? Ayuda, ¡he perdido a mi mujer!

Cuando una pareja busca un bebé y el embarazo llega a sus vidas, es sin duda un momento de gran alegría y felicidad. Tras nueve meses de embarazo, puedes tener a tu bebé en brazos y disfrutar de la vida familiar. Aunque el cambio será grande, sin duda merece la pena para muchas personas que quieren formar una familia. Pero el embarazo conlleva grandes cambios para las mujeres, tanto física como emocionalmente. Las hormonas pueden hacer que te sientas emocionalmente inestable e incluso que rechaces a tu pareja. Este es uno de los problemas más comunes que tiene una pareja durante el embarazo, aunque no lo parezca.

Un torbellino de hormonas

Cuando estás embarazada, se producen importantes cambios hormonales que te harán experimentar involuntariamente muchos sentimientos encontrados en tu vida diaria. Puede que te sientas sola, que sientas que no te dan todo el amor que anhelas, que no te entienden como te gustaría... Incluso puedes tener sentimientos de miedo e incertidumbre por todo lo que está por venir.

Todos estos cambios y emciones pueden hacer que sientas rechazo hacia tu pareja por la inseguridad que te producen tus sentimientos encontrados. Quizá no quieras que te vea desnuda por si no le gusta tu cuerpo cambiante o crees que no le gustas por tus posibles cambios de humor. Si tienes alguna duda de este tipo, no dudes en hablar con tu pareja y ser sincera, ¡lo entenderá!

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

Depresión durante el embarazo

Algunos síntomas del embarazo pueden confundirse con la depresión durante esta fase como: falta de sueño, fatiga, apatía, desinterés, falta de deseo... Todo esto puede ser muy normal debido a los cambios hormonales durante el embarazo, pero hay que valorar si estos sentimientos están afectando demasiado a tu vida diaria o si tienes sentimientos de desesperanza durante más de dos semanas. En este caso, será necesario que acudas a tu médico para que pueda valorar tu estado emocional y ayudarte si es necesario.

Pero la depresión durante el embarazo y el estrés que puede causar pueden hacer que te sientas desesperada e incapaz de ver lo bueno de tu vida. La depresión no es una elección, es un trastorno emocional que debe ser tratado por profesionales, pero también puede ser un motivo para que rechaces o incluso aborrezcas a tu pareja en el embarazo.

La reacción de la pareja

Cada uno reacciona a su manera. Mientras que algunos hombres se implican plenamente en esta nueva etapa, otros simplemente no quieren saber qué está pasando o por qué está pasando su pareja; puede que les resulte difícil acercarse a su mujer debido a su cambio físico o al miedo al contacto.

Estos sentimientos y cambios son señales que la mujer puede captar fácilmente. Esto, combinado con el constante funcionamiento de las hormonas y la creciente fatiga relacionada con el embarazo, puede provocar sentimientos de rechazo y rabia en la futura madre. Poco a poco se siente sola, acosada por las dudas, y llega a resentirse con su pareja. Rápidamente, puede parecer insoportable: ella ya no quiere hablar con él, y menos aún del bebé que viene.

¿Sientes distancia emocional con tu pareja?

¿Sientes el rechazo de tu pareja porque hay un distanciamiento emocional entre ustedes? Puede haber muchas razones por las que tu relación no vaya bien, pero si sientes que tu pareja no te satisface emocionalmente, es más que probable que te sientas rechazada. Estos sentimientos que experimentas se ven reforzados por las hormonas.

Si sientes una distancia emocional entre los dos, quizás tu pareja también tenga dificultades y sería bueno que hablasen de lo que está pasando. Es la única manera de saber qué pasa y poder poner soluciones para que la relación siga funcionando y se sientan bien el uno con el otro.

Mi pareja no se implica lo suficiente en mi embarazo

Para todas las mujeres, el embarazo no es un momento fácil. El embarazo representa un largo período de fatiga, estrés y cambios de humor casi instantáneos... y a todo ello se suman las diversas tareas de la vida diaria. De hecho, durante este periodo, se encuentran gestionando varias cosas a la vez y una pequeña ayuda de su pareja sería bienvenida.

Recuerda que aunque sea la mujer la que gesta al bebé y esté sufriendo físicamente muchos cambios, el hombre está igual de alterado y también necesita ser tranquilizado. De hecho, los hombres sólo entran en la etapa del embarazo cuando se anuncia, durante las visitas al ginecólogo y en el momento del parto, y a veces para algunos mucho más tarde. Por lo tanto, también le corresponde al hombre tomar las riendas y encontrar plenamente su lugar no sólo como futuro padre, sino también como compañero y apoyo de la futura madre.

Así que si sientes que tu pareja no está lo suficientemente presente contigo, el mejor consejo es que te comuniques. La comunicación es la única manera de encontrar un verdadero equilibrio, porque no vives el embarazo de la misma manera que tu pareja. Tómate tu tiempo para explicar cómo te sientes; probablemente haya desequilibrios en ambas partes. Intenta encontrar formas para darse tiempo y espacio a cada uno. Piensa en el bebé, por supuesto, pero no olvides tu relación...

¿Cómo puedes evitar el rechazo de tu pareja durante el embarazo? Â¿Cómo superar este difícil momento?

Es importante saber que, aunque el rechazo se debe a la agitación hormonal que sientes, es sólo temporal porque tus sentimientos contradictorios pueden hacerte confundir sobre tus deseos. Pero las hormonas también pueden hacer que sientas tus emociones más intensamente. Si sientes rechazo, tienes que entender por qué lo sientes y cómo podrías arreglar el problema entre los dos, en caso de que quieras solucionar la situación.

La mejor manera de evitar el rechazo es mantener un diálogo abierto en pareja, evitar culparse mutuamente de los problemas que puedan existir... Si necesitas ayuda profesional, no lo descartes. Recuerda, si hay amor y paciencia entre ustedes, todo pasará.

Para superar esta etapa con éxito, es importante implicar a tu pareja en todas las fases. El embarazo es una experiencia única para ambos, no sólo para ti. El embarazo viene con su cuota de emociones, pero también de problemas. Ante los diversos cambios hormonales y emocionales, la mujer puede verse obligada a comportarse de forma hostil con su pareja.

Este es el momento ideal para cuidarse mutuamente, para revitalizar la relación, para restablecer la comunicación compartiendo momentos de complicidad, para volver a conocerse y para tranquilizarse mutuamente.

Lo más importante es identificar los problemas, compartir lo que sientes con tu pareja, mantener una buena comunicación y no dudar en decir lo que sientes. Las emociones no son un problema: son una señal para comunicarse y seguir fortaleciendo la relación. Su amor y su complicidad como pareja les hará más fuertes...

⇒ Â¿Qué es el Babymoon y cómo se planifica? - Viaje prebebé

La ansiedad del parto y el descubrimiento de la maternidad

El embarazo es una etapa clave para convertirse en madre, pero el parto es un punto final que puede resultar aterrador. Por tanto, la futura madre está sometida a miedos que pueden estar relacionados con lo desconocido, con el dolor, por supuesto, pero también con fobias más profundas: el miedo a tener un bebé muerto, a morir, a que su bebé nazca con malformaciones... El estrés puede ser, por tanto, muy superior a la media.

A esto se añade la conciencia de convertirse en madre y, por tanto, responsable de una nueva vida que debe proteger y amar con todo su corazón. Todas estas emociones deben ser gestionadas y pueden afectar al equilibrio de la pareja si ella se siente sola en el cumplimiento de su responsabilidad hacia este nuevo ser.

⇒ Tocofobia: ¿tienes miedo al parto?

¿Cómo lo vive la pareja? Ayuda, ¡he perdido a mi mujer!

A veces el hombre vive el embarazo de su pareja como un despojo: la sensación de perder a su mujer, que le es robada por un rival contra el que no puede luchar: el bebé.

Embarazo y vida matrimonial: ella se aleja...

Un distanciamiento inevitable. Durante el embarazo, la mujer deja inconscientemente de lado a su pareja para dedicarse únicamente a su bebé. Por supuesto, el futuro padre no es "rechazado" físicamente, pero queda excluido del vínculo físico que une a su pareja con el ser que crece en su vientre. Este bebé en ciernes, al que de repente parece dedicar su vida, se convierte en un rival potencial, ya que le priva del monopolio de la atención que había disfrutado hasta entonces.

Reaprender a conocer a la pareja. Conscientemente o no, el embarazo es vivido por el hombre como una transformación de la identidad de la mujer que le ama. De hecho, con la llegada del bebé, ya no es simplemente la amante y enamorada compañera, sino que ahora se convierte, sobre todo, en madre. Este nuevo "paso hacia lo desconocido" también contribuye en gran medida al sentimiento de desposesión.

Embarazo y vida en pareja: le cuesta posicionarse...

El sentimiento de inutilidad. El hecho de que el hombre asista al embarazo como espectador, es decir, sin vivirlo físicamente, es un tercer elemento que puede explicar este sentimiento de rechazo. Sin ningún control físico sobre lo que ocurre, se siente inútil.

El rechazo del entorno. Para empeorar las cosas, ocurre con bastante frecuencia que el propio entorno de la pareja participa en el rechazo del padre: toda la atención se centra en la futura madre, en sus sentimientos, en sus cambios físicos... y esto es en parte lo que explica la "couvade", un curioso fenómeno que empuja inconscientemente al hombre a acompañar el embarazo de su mujer experimentándolo físicamente, sobre todo ganando peso. Las cavilaciones simbolizan la búsqueda de la atención perdida.

Primeros contactos. Este sentimiento de rechazo no suele durar más allá del quinto, sexto mes, cuando el bebé empieza a moverse en el cuerpo de su madre. A continuación, el futuro padre toma a su vez la medida física del evento. Por eso es muy importante que le dejes tocar tu vientre y hablar con el feto.

⇒ Haptonomía: Vínculo prenatal que se establece con el bebé

⇒ Canto Prenatal. Beneficios para el bebé, la madre y el padre

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños