Macrosomía fetal: factores de riesgo

La macrosomía fetal se define como un peso al nacer superior a 4 kg (o 4,5 kg) o superior al percentil 90 de una curva de referencia poblacional (peso dentro del 10% de los valores más altos encontrados en una población de referencia). La macrosomía fetal se produce en el 5-10% de los nacimientos.

La macrosomía fetal es una de las posibles complicaciones de la diabetes materna (diabetes de tipo 1 o diabetes gestacional, es decir, diabetes durante el embarazo), pero puede producirse en ausencia de diabetes materna.

Embarazos afectados por macrosomía

Los estudios demuestran que los factores maternos desempeñan un papel importante en la macrosomía, mientras que los factores paternos tienen poca influencia. Se han planteado muchos factores de riesgo de macrosomía:

factores maternos:

Factores fetales:

  • Predisposición genética del feto.
  • Composición del entorno intrauterino.
  • factores relacionados con el embarazo: el número de embarazos, el aumento excesivo de peso durante la gestación, el retraso en el embarazo.

¿Cómo se detecta la macrosomía?

Las ecografías obstétricas pueden servir para evaluar el peso del bebé al nacer, basándose en la medición de ciertas dimensiones del feto (con mayor frecuencia el perímetro abdominal). Sin embargo, estos métodos siguen siendo estimaciones, que no siempre son fiables. Por lo tanto, el diagnóstico prenatal de la macrosomía es difícil de realizar. Por ello, los médicos han buscado medidas más fiables para predecir la macrosomía fetal:

El índice de peso se calcula mediante la fórmula: [peso en kg x 100 / (altura en cm)³]. Este índice distingue dos categorías de macrosomía:

  • macrosomía segmentaria cuando el índice de peso es superior al percentil 90.
  • macrosomía global cuando el índice de peso es inferior al percentil 90.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

La composición corporal se determina a partir de la medición del pliegue cutáneo. En efecto, los bebés macrosómicos presentan con frecuencia una morfología atípica (hombros muy anchos), lo que explica los riesgos de complicaciones al nacer.

Recientemente, la leptina se ha propuesto como marcador de la grasa corporal del feto porque los investigadores han podido establecer una correlación entre el peso al nacer, la grasa corporal del bebé y los niveles de leptina en la sangre del cordón umbilical.

El diagnóstico de macrosomía puede sospecharse si existen factores de riesgo maternos. La diabetes materna, en combinación con una predicción de peso elevado al nacer, apunta a un diagnóstico de macrosomía. Por lo tanto, la altura del útero debe controlarse especialmente durante el embarazo.

En todos los casos, el diagnóstico de la macrosomía fetal sigue siendo un reto para los médicos, debido a la falta de datos fiables para predecir la macrosomía antes del nacimiento.

Riesgos relacionados con la macrosomía

La macrosomía fetal conlleva riesgos para la madre y el bebé en el momento del parto, pero también riesgos para el niño a medio y largo plazo:

Para la madre en el momento del parto:

  • Parto prolongado.
  • Hemorragia en el parto.
  • Infecciones posparto relacionadas con la excesiva duración del parto.
  • Lesiones en el cuello uterino y la vagina.
  • Ruptura uterina.

Para el bebé en el momento del parto y a largo plazo:

  • Pueden producirse fracturas durante el parto.
  • La anoxia cerebral puede provocar problemas neurológicos después del nacimiento.
  • Afortunadamente, la muerte del bebé durante el parto es muy rara.
  • Durante el crecimiento del niño pueden producirse trastornos metabólicos: mayor riesgo de obesidad, intolerancia a la glucosa, diabetes de tipo 2, hipertensión arterial.
  • La distocia del hombro, con o sin lesiones (elongación) del plexo braquial (plexo nervioso situado en la base del cuello), es la complicación más frecuente. La cabeza se engancha, pero no los hombros.

¿Se puede prevenir la macrosomía?

La prevención de la macrosomía es posible en los casos en que la diabetes materna está presente. El cribado de la diabetes gestacional y el seguimiento de la diabetes materna durante todo el embarazo pueden limitar el riesgo de macrosomía. Si la diabetes de tipo 1 o la diabetes gestacional están bien controladas, el embarazo puede desarrollarse con total normalidad. Sin embargo, en el caso de una diabetes desequilibrada o de complicaciones asociadas, la madre debe ser seguida en una maternidad de nivel 2 o 3.

¿Cómo es el parto en caso de macrosomía?

En la mayoría de los casos, si las condiciones son favorables, el parto puede producirse a término y por vía vaginal. A menudo se prescribe una radiografía de la pelvis o una tomografía computarizada de la pelvis para medir sus dimensiones. Todo el equipo está presente en el parto (matrona, obstetra, anestesista, pediatra). De hecho, estos partos exponen a un mayor riesgo de cesárea de urgencia durante el parto.

Se puede programar una cesárea antes del término, en función de ciertos criterios médicos, por ejemplo si el peso del feto es superior a 4kg y medio. A veces se recomienda la inducción del parto 3 semanas antes del término en algunas mujeres con diabetes.

⇒ Qué esperar durante el parto vaginal

⇒ Parto por cesárea, ¿en qué casos se realiza?

⇒ La cesárea paso a paso. Lo que necesitas saber.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños