Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Mitos y leyendas sobre si es niño o niña

Creencias populares y mitos sobre el s e x o del bebé

¿Vas a tener una niña o un niño? probablemente averiguarlo es una de las partes más emocionantes del embarazo.

Pero ¿hay alguna manera de saber la respuesta sin una ecografía? ¿Qué tan precisas son todas esas historias sobre la predicción del s*xo?

Si estás esperando un bebé, probablemente estés echando un vistazo a todas las pistas, tanto anecdóticas como de otro tipo.

A continuación, te explicamos cómo averiguar si esas anécdotas son mitos o hechos, y cómo saber realmente lo que viene en camino es una niña.

  1. Panza alta: mito

Si tienes el vientre alto, felicitaciones es una niña o al menos eso dice el dicho.

Pero podría haber otra razón para tener la barriga alta. Si es tu primer embarazo y tu cuerpo está en buena forma, los músculos de tu estómago, la forma de tu cuerpo, y cuánto peso ganes durante el embarazo jugarán un papel importante en la forma en que lo lleves.

El s e x o de tu bebé no tiene ningún impacto en nada de esto. Eso significa que no puede saberlo sólo con evaluar tu vientre. Los embarazos múltiples también pueden tener un impacto en la elasticidad de esos mismos músculos.

Así que no cuentes con este mito para determinar el s e x o. Esto es cierto tanto si es tu primer embarazo como si es el cuarto.

  1. Forma de la barriga

Hay un cuento similar sobre la forma de la panza. Si es redondeada, es porque va a tener una niña. ¿es puntiaguda? Un niño saltarín está en camino.

Pero, de nuevo, la forma está relacionada con tu tipo de cuerpo, el aumento de peso y otros factores físicos. No ayudará a determinar el s e x o de tu bebé.

  1. Ritmo cardíaco fetal más rápido: mito

Escucha atentamente la próxima vez que el médico controle los latidos del bebé. Según algunos, un ritmo rápido de más de 140 latidos por minuto significa que vas a tener una niña.

El ritmo cardíaco de una niña suele ser más rápido que el de un niño. Pero esto sólo es cierto después de que comienza el trabajo de parto. Antes de eso, es la edad del feto la que realmente afecta la velocidad del ritmo cardíaco.

Alrededor de la quinta semana de embarazo, el ritmo cardíaco del feto es aproximadamente el mismo que el de la madre, entre 80 y 85 latidos por minuto. Se acelerará de manera constante hasta la novena semana, llegando a un máximo de 170 a 200 latidos por minuto. Luego comienza a disminuir a un promedio de entre 120 y 160.

  1. Antojo de dulces: mito

Se dice que el deseo de dulces durante el embarazo está relacionado con una niña en desarrollo. Si sueñas con alimentos salados o agrios, estás embarazada de un niño.

Aunque se sugiere que los antojos durante el embarazo pueden estar relacionados con deficiencias en minerales específicos, no hay ninguna conexión entre los antojos y el género.

  1. Brotes de acné y piel grasa: mito

Si tu piel se vuelve más grasa durante el embarazo. La sabiduría común explica que es porque tu niña está robando tu belleza. Y si por el contrario tienes la piel más seca es un niño.

En realidad, puedes culpar de los problemas de tu piel a las hormonas, y no al bebé.

  1. Náuseas matinales excesivas: mito

La sabiduría popular dice que las náuseas matinales excesivas en cualquier momento del embarazo significan que vas a tener una niña.

¿La verdad? Las náuseas matutinas están relacionadas con las hormonas y el bajo nivel de azúcar en la sangre. No empieces a comprar ropa de chica todavía.

  1. Cambios de humor salvajes: mito

Si tienes cambios de humor impredecibles, puede ser porque vas a tener una niña.

¡Pero probablemente sea porque estás en una montaña rusa hormonal llamada embarazo! No hay ciencia detrás de este mito. Los cambios de humor son comunes para las madres que van a tener bebés de ambos s e x os.

La verdad

Aunque tienes un 50% de posibilidades de adivinar el s e x o de tu bebé correctamente. La verdad es que se necesita algún tipo de intervención médica para predecir con precisión si es niño o niña. Conocerás el s e x o de tu bebé a través de una ecografía a las 20 semanas de embarazo. La precisión es del 80 al 90 por ciento, siempre y cuando el bebé coopere y permita al técnico obtener una visión clara.

Algunas pruebas, como la amniocentesis y la muestra de vellosidades coriónicas, te indicarán el género de forma definitiva. Pero ambos son invasivos. Por lo general, sólo se ofrecen cuando el bebé tiene un mayor riesgo de trastornos genéticos o anormalidades cromosómicas.

Las pruebas prenatales no invasivas son otro método para determinarlo. Pero también suelen ofrecerse sólo a las mujeres que corren el riesgo de tener bebés con trastornos cromosómicos.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!