¿Puedo tomar Estatinas durante el embarazo?

Si tomas estatinas -medicamentos recetados para reducir el colesterol- y estás embarazada, puede que te preguntes si es seguro tomar tu estatina durante el embarazo. La respuesta breve es que las estatinas no se recomiendan durante el embarazo. Sin embargo, en este artículo analizaremos algunos de los matices que rodean el uso de las estatinas durante el embarazo y te ayudaremos a reflexionar sobre algunas de las preguntas que deberías hacerle a tu médico si te ha recetado una estatina y también estás embarazada.

Las estatinas son un grupo de medicamentos que impiden que el hígado produzca colesterol y ayudan a eliminar el colesterol que circula por la sangre (ya sea el procedente de la dieta o el producido por el organismo). Los médicos prescriben las estatinas porque tener el colesterol alto -sobre todo las lipoproteínas de baja densidad o colesterol LDL- puede aumentar el riesgo de sufrir un ictus o un infarto. El riesgo de sufrir estos acontecimientos aumenta porque el colesterol puede adherirse a las paredes de los vasos sanguíneos, formando las llamadas placas y dificultando la circulación de la sangre.

Anteriormente, las estatinas no se recomendaban durante el embarazo debido al riesgo de aborto cuando se tomaban durante el primer trimestre y al riesgo de efectos adversos para el feto en otros momentos. Y para la mayoría de la gente, siguen sin recomendarse. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) pidió que se revisara la información que se proporciona a los consumidores para eliminar la contraindicación del uso de estatinas en todas las personas embarazadas.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

En el comunicado de seguridad, explican que el levantamiento de la contraindicación significará que los profesionales de la salud y sus pacientes podrán sopesar los riesgos y beneficios en función de las circunstancias médicas de cada persona, en lugar de una recomendación general. Los beneficios de las estatinas podrían ser mayores que los riesgos, por ejemplo, en las personas que padecen hipercolesterolemia familiar, una enfermedad hereditaria en la que el colesterol es alto a pesar del ejercicio y los ajustes dietéticos, o que han sufrido un ataque cardíaco o un ictus anteriormente. Si te encuentras en una de estas categorías y tomas una estatina, habla con tu médico sobre los riesgos y beneficios para ti y tu bebé.

Y aunque los efectos adversos de las estatinas suelen ser la razón por la que la gente deja de tomarlas, cada vez aparecen nuevas pruebas sobre sus efectos durante el embarazo. En un estudio publicado en JAMA Network Open, analizaron los embarazos de 469 mujeres que tomaron estatinas y de 4.690 que no lo hicieron. Descubrieron que no había pruebas de que el uso de estatinas en el embarazo provocara anomalías congénitas. Los investigadores sí descubrieron que las personas que tomaban estatinas eran más propensas a tener un parto prematuro o bebés con bajo peso al nacer.

Si eres una de las personas que toma estatinas para el colesterol alto, pero te gustaría hacer otras cosas para controlar tu colesterol durante el embarazo, tienes un par de opciones. En primer lugar, revisa tu dieta. No siempre es fácil comer bien durante el embarazo, sobre todo si experimentas las náuseas y los vómitos del embarazo, pero haz lo que puedas para limitar tu consumo de grasas saturadas.

El ejercicio también es una gran arma contra el colesterol malo porque aumenta la cantidad de colesterol de alta densidad (HDL) que circula por el torrente sanguíneo. El HDL ayuda a recoger el colesterol LDL y devolverlo al hígado, que lo elimina del organismo. El ejercicio no tiene que ser intenso para ser eficaz. Un paseo de 30 minutos cuatro o cinco veces a la semana durante el embarazo tiene el potencial de ayudar a mejorar el colesterol y también te ayudará a prepararte para el parto. Otras ideas para hacer ejercicio durante el embarazo son el yoga y la natación.

Artículos relacionados

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños