ansiedad gestacion

La angustia psicológica materna es un problema importante de salud pública. Se dice que la depresión afecta al 18% de las mujeres embarazadas, y la ansiedad al 14% y 54%. Con repercusiones para la madre, estos trastornos de la salud mental, pueden aumentar notablemente el riesgo de aborto espontáneo, preeclampsia o parto prematuro. En los niños, ahora sabemos que el estrés y la depresión de la madre pueden provocar problemas de aprendizaje o de comportamiento.

Depresión durante el embarazo

El embarazo puede ser un momento emotivo: puedes sentirse emocionada y eufórica en un momento, y estresada e insegura al siguiente. A medida que tu cuerpo experimenta cambios físicos, es habitual que sufras altibajos en tu estado de ánimo y tus sentimientos. Sin embargo, si tienes un estado de ánimo bajo y constante que se interpone en tu vida diaria, puedes estar desarrollando una depresión prenatal.

Los signos de la depresión durante el embarazo son los mismos que en cualquier otro momento de la vida. Sin embargo, puede ser más difícil reconocer los signos cuando se está embarazada porque algunos de los retos de convertirse en madre (como los cambios en los patrones de sueño o el cambio de apetito) pueden coincidir con la depresión.

Busca ayuda si llevas dos semanas o más experimentando varios de los siguientes síntomas

  • Sensación de bajón, insensibilidad o "no sentir nada".
  • Sensación de incapacidad, desesperanza o falta de ánimo.
  • Sensación de tristeza y llanto, enfado o resentimiento hacia los demás.
  • Cambios inesperados en el sueño o el apetito.
  • falta de interés o de energía para hacer cosas.
  • Tienes pensamientos de hacerte daño a ti misma.

Si desarrollas una depresión durante el embarazo, es probable que persista durante un tiempo después de que nazca el bebé, por lo que es buena idea buscar ayuda ahora.

Tratamiento de la depresión en el embarazo

Recuerda que la depresión prenatal es temporal y tratable. Si padeces una depresión de leve a moderada, el apoyo emocional y práctico de tus seres queridos puede ayudarte a superarla.

Si necesitas más ayuda, existen tratamientos psicológicos o médicos eficaces.

Hay dos tipos de terapia psicológica que han demostrado ser muy eficaces para controlar la depresión:

  • La terapia cognitivo-conductual te ayuda a identificar los pensamientos negativos sobre el embarazo y el hecho de ser madre, y a desafiarlos para aprender a enfocar tu pensamiento de otra manera.
  • La terapia interpersonal le ayuda a resolver pérdidas, cambios o conflictos pasados que pueden estar contribuyendo a la depresión prenatal.

En algunos casos, el médico puede sugerir antidepresivos. Se trata de medicamentos que ayudan a controlar los síntomas de la depresión perinatal para que puedas dedicar más energía y pensamiento a recuperarte y volver a ser tú misma. Dos tipos comunes de antidepresivos que se utilizan en el embarazo son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y los antidepresivos tricíclicos.

Recuerda consultar con tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento (recetado o sin receta) mientras estés embarazada o en periodo de lactancia y preguntar si son seguros para ti y para tu bebé.

¿Qué necesito saber sobre la ansiedad durante el embarazo?

Es normal sentirse preocupada y estresada durante la gestación, pero para algunas mujeres la ansiedad puede convertirse en un problema real y necesitarán ayuda profesional. La ansiedad prenatal es común y también puede afectar a los hombres.

Cuando la ansiedad y el estrés no desaparecen o no pueden controlarse fácilmente pueden afectar la vida cotidiana.

ansiedad durante embarazo

La ansiedad es uno de los problemas más comunes de salud mental, y las posibilidades de desarrollarla son mayores cuando se está embarazada. Sin embargo, a menudo se pasa por alto y los síntomas se reducen a cambios hormonales normales en el embarazo.

La ansiedad prenatal puede implicar el desarrollo de una o más de las siguientes afecciones durante el embarazo, o empeorar los síntomas durante el embarazo si ya padecías este trastorno:

Si ya tienes un trastorno de ansiedad o eres propensa a preocuparte mucho, puedes tener un mayor riesgo de desarrollar ansiedad durante el embarazo. Es importante que hables con el médico para asegurarte de recibir la atención adecuada.

¿Cómo puedo saber si tengo ansiedad durante el embarazo?

depresión durante embarazo

Puedes tener ansiedad prenatal si:

  • Te sientes preocupada, estresada o nerviosa la mayor parte del tiempo.
  • Tienes pensamientos recurrentes que no desaparecen.
  • Tienes ataques de pánico.
  • Tienes los músculos tensos con frecuencia.
  • Te resulta difícil mantener la calma.
  • Tienes problemas para dormir.

Estos síntomas pueden desarrollarse gradualmente, o puedes experimentarlos repentina e intensamente. Pueden empeorar con el tiempo si no recibes tratamiento.

¿Cuál es la diferencia entre la ansiedad y la depresión durante la gestación?

Hasta la mitad de las mujeres con ansiedad prenatal también tienen depresión.

La depresión prenatal implica sentirse desanimado, triste y sin esperanza, perder la confianza, cambios de humor constantes, no poder dormir o comer adecuadamente, perder la concentración y no estar interesado en las personas o actividades que normalmente suelen gustar.

Existen formas seguras de tratar la ansiedad y la depresión al mismo tiempo durante el embarazo.

¿Cómo se trata la ansiedad prenatal?

La ansiedad se trata con terapias psicológicas, con técnicas de relajación y terapia cognitiva conductual. También se recomienda modificar el estilo de vida para reducir el estrés, hacer más ejercicio y comer de manera saludable.

En casos más graves, el médico puede recetar medicamentos, que por supuesto deben ser seguros durante el embarazo.

Recuerda, la ansiedad durante el embarazo es común, no es nada de lo que avergonzarse, pero sin tratamiento, puede empeorar. Debes hablar con tu médico o matrona para recuperarte o mejorar lo antes posible.

ansiedad durante embarazo relax

Durante el embarazo es más importante que nunca que te mantengas relajada, porque el bebé percibe todo lo que sientes. Además de seguir todas las indicaciones del médico, te proponemos estos ejercicios:

  • EJERCICIO 1: Sientante como más comoda te encuentres, cierra los ojos y deja la mente en blanco. Apreta los musculos de los hombros de cinco a diez segundos sientiendo la presion, después aflojalos, inspira profundamente y suelta el aire despacio vaciando los pulmones. Puedes repetir el ejercicio cinco o seis veces al dia.
  • EJERCICIO 2: Tal como explicamos en el primero, puedes repetir el ejercicio con distintas partes del cuerpo, los pies, brazos... hasta sentirte plenamente relajada, liberando las presiones y el ritmo frenetico que te ha dejado el dia.

Conclusión

Los cambios de humor, la fatiga y los trastornos del sueño, que son comunes durante el embarazo, también pueden ser síntomas de depresión, cuando son más intensos y duran más que el promedio. Además de estos síntomas, puede haber tristeza constante, irritabilidad, ansiedad, pérdida de interés en las actividades habituales, sentimientos de desesperación, culpa, falta de apetito, incapacidad para dormir bien, pensamientos negativos. Concretamente, esto puede dar lugar a la ausencia de las citas médicas prenatales, una dieta incorrecta, el uso de sustancias ilícitas. Los profesionales de la salud tendrán un papel especialmente importante que desempeñar, a fin de poder orientar al paciente de la mejor manera posible, en función de la gravedad de la depresión. El ejercicio, el yoga, una dieta saludable, la consulta con un psicólogo, la toma de antidepresivos, son soluciones que pueden ser decididas con el médico, con la posible participación de la pareja.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!