Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

ansiedad gestacion

Es normal sentirse preocupada y estresada durante la gestación, pero para algunas mujeres la ansiedad puede convertirse en un problema real y necesitarán ayuda profesional. La ansiedad prenatal es común y también puede afectar a los hombres.

Cuando la ansiedad y el estrés no desaparecen o no pueden controlarse fácilmente pueden afectar la vida cotidiana.

La ansiedad es uno de los problemas más comunes de salud mental, y sus posibilidades de desarrollarla son mayores cuando se está embarazada. Sin embargo, a menudo se pasa por alto y los síntomas se reducen a cambios hormonales normales en el embarazo.

La ansiedad prenatal puede implicar el desarrollo de una o más de las siguientes afecciones durante el embarazo, o empeorar los síntomas durante el embarazo si ya padecías este trastorno:

  • Ansiedad generalizada (te sientes ansioso la mayoría de los días).
  • Ataques de pánico (dificultad para respirar, dolor en el pecho y mareos).
  • Agorafobia (miedo a espacios abiertos o públicos).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (repetición continua de ciertos comportamientos o rituales).
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT) (ansiedad relacionada con un evento traumático del pasado).
  • Fobia social (le preocupa ser criticado o humillado en público).

Si ya tienes un trastorno de ansiedad o eres propensa a preocuparte mucho, puedes tener un mayor riesgo de desarrollar ansiedad durante el embarazo. Es importante que hables con el médico para asegurarte de  recibir la atención adecuada.

¿Cómo puedo saber si tengo ansiedad durante el embarazo?

Puedes tener ansiedad prenatal si:

  • Te sientes preocupada, estresada o nerviosa la mayor parte del tiempo.
  • Tienes pensamientos recurrentes que no desaparecen.
  • Tienes ataques de pánico.
  • Tienes los músculos tensos con frecuencia.
  • Te resulta difícil mantener la calma.
  • Tienes problemas para dormir

Estos síntomas pueden desarrollarse gradualmente, o puedes experimentarlos repentina e intensamente. Pueden empeorar con el tiempo si no recibes tratamiento.

¿Cuál es la diferencia entre la ansiedad y la depresión durante la gestación?

Hasta la mitad de las mujeres con ansiedad prenatal también tienen depresión.

La depresión prenatal implica sentirse desanimado, triste y sin esperanza, perder la confianza, cambios de humor constantes, no poder dormir o comer adecuadamente, perder la concentración y no estar interesado en las personas o actividades que normalmente suelen gustar.

Existen formas seguras de tratar la ansiedad y la depresión al mismo tiempo durante el embarazo.

¿Cómo se trata la ansiedad prenatal?

La ansiedad se trata con terapias psicológicas, con técnicas de relajación y terapia cognitiva conductual. También se recomienda modificar el estilo de vida para reducir el estrés, hacer más ejercicio y comer de manera saludable.

En casos más graves, el médico puede recetar medicamentos, que por supuesto deben ser seguros durante el embarazo.

Recuerda, la ansiedad durante el embarazo es común, no es nada de lo que avergonzarse, pero sin tratamiento, puede empeorar. Debes hablar con tu médico o matrona para recuperarte o mejorar lo antes posible.

Recuerda, durante el embarazo es más importante que nunca que te mantengas relajada, porque el bebé percibe todo lo que sientes. Además de seguir todas las indicaciones del médico, te proponemos estos ejercicios:

  • EJERCICIO 1: Sientante como más comoda te encuentres, cierra los ojos y deja la mente en blanco. Apreta los musculos de los hombros de cinco a diez segundos sientiendo la presion, después aflojalos, inspira profundamente y suelta el aire despacio vaciando los pulmones. Puedes repetir el ejercicio cinco o seis veces al dia.
  • EJERCICIO 2: Tal como explicamos en el primero, puedes repetir el ejercicio con distintas partes del cuerpo, los pies, brazos... hasta sentirte plenamente relajada, liberando las presiones y el ritmo frenetico que te ha dejado el dia.