Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Toc, trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que afecta al 3% de la población. Suele comenzar a finales de la infancia o principios de la adolescencia. Las personas con TOC experimentan pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que son intrusivos y no deseados (obsesiones). También realizan acciones repetitivas y rituales que son excesivas, lentas y angustiosas (compulsiones). Las personas con TOC generalmente son conscientes de la naturaleza irracional y excesiva de sus obsesiones y compulsiones. Sin embargo, se sienten incapaces de controlar sus obsesiones o resistir sus compulsiones.

Síntomas del TOC - obsesiones

Las obsesiones suelen ser versiones exageradas de preocupaciones que la mayoría de las personas tienen en algún momento. Las obsesiones comunes incluyen:

  • Miedo a la contaminación por gérmenes, suciedad, venenos y otras sustancias físicas y ambientales.
  • Miedo a sufrir daños por enfermedad, accidentes o muerte que puedan ocurrirle a uno mismo o a otros. Esto puede incluir un sentido excesivo de responsabilidad para prevenir este daño.
  • Pensamientos e imágenes intrusivas sobre violencia, accidentes y otros temas.
  • Preocupación excesiva por la simetría, exactitud y orden.
  • Preocupaciones excesivas por enfermedad, cuestiones religiosas o moralidad.
  • Necesidad de saber y recordar cosas.

Las obsesiones pueden estar constantemente en la mente de una persona. También pueden ser provocados por objetos físicos, situaciones, olores o algo que se escucha en la televisión, la radio o en una conversación. Los miedos obsesivos generalmente van más allá de un disparador específico, por ejemplo, una botella de refrigerante, para incluir cualquier cosa que pueda parecer o haber estado cerca de él, como automóviles, llaves de automóviles, un charco en la carretera, estantes de supermercados y estaciones de servicio.

Las obsesiones pueden cambiar en naturaleza y severidad y no responden a la lógica. La ansiedad obsesiva conduce a la vigilancia de posibles amenazas y a una necesidad imperiosa de certeza y control. Las obsesiones pueden producir sentimientos que van desde molestias e incomodidades hasta angustia aguda, asco y pánico.

Síntomas del TOC - compulsiones

Las compulsiones pueden ser conductuales (acciones) o mentales (pensamientos). Las compulsiones son acciones repetitivas que a menudo se llevan a cabo en un patrón especial o de acuerdo con reglas específicas. Las compulsiones generalmente se realizan para tratar de evitar que ocurra un miedo obsesivo, para reducir la ansiedad que crea el pensamiento obsesivo o para hacer que las cosas se sientan "correctas".

Las compulsiones comunes incluyen:

  • Lavado excesivo de manos, ducharse y cepillarse los dientes.
  • Limpieza y lavado excesivos de la casa, artículos para el hogar, alimentos, automóviles y otras áreas.
  • Comprobación excesiva de cerraduras, aparatos eléctricos y de gas, y otras cosas asociadas con la seguridad.
  • Repetir actividades y acciones de rutina como leer, escribir, caminar, recoger algo o abrir una puerta.
  • Aplicar reglas y patrones rígidos a la colocación de objetos, muebles, libros, ropa y otros artículos.
  • Tocar o moverse de una manera particular o un cierto número de veces.
  • Necesidad de hacer preguntas constantemente o confesar para buscar tranquilidad.
  • Repetir mentalmente palabras o números un cierto número de veces, o concentrarse en números "buenos" o "seguros".
  • Reemplazar un "mal pensamiento" por un "buen pensamiento".

Por lo general, las compulsiones se convierten en rituales; siguen reglas y patrones específicos e implican repeticiones constantes. Las compulsiones dan una sensación ilusoria de alivio a corto plazo de la ansiedad. Sin embargo, en realidad refuerzan la ansiedad y hacen que las obsesiones parezcan más reales, de modo que la ansiedad pronto regrese.

El TOC puede tener un profundo efecto en la vida de una persona

Las compulsiones y obsesiones pueden tomar muchas horas del día de una persona y pueden interferir con las relaciones familiares y sociales. También pueden tener un efecto negativo en la educación y el empleo.

A medida que el TOC se vuelve más grave, la "evitación" puede convertirse en un problema creciente. La persona puede evitar cualquier cosa que pueda desencadenar sus miedos obsesivos. El TOC puede dificultar que las personas realicen actividades cotidianas como comer, beber, comprar o leer. Algunas personas pueden quedarse en casa. El TOC a menudo se ve agravado por la depresión y otros trastornos de ansiedad, incluida la ansiedad social, el trastorno de pánico y la ansiedad por separación.

Las personas con TOC a menudo están muy avergonzadas por sus síntomas y harán un gran esfuerzo para ocultarlas. Antes de identificar y tratar el trastorno, las familias pueden involucrarse profundamente en los rituales de la víctima, lo que puede causar angustia e interrupción a los miembros de la familia.

Causas del TOC

Las causas del TOC no se entienden completamente Hay varias teorías sobre las causas del TOC, que incluyen:

  • Las compulsiones son conductas aprendidas, que se vuelven repetitivas y habituales cuando están asociadas con el alivio de la ansiedad.
  • El TOC se debe a factores genéticos y hereditarios.
  • Las anomalías químicas, estructurales y funcionales en el cerebro son la causa.
  • Las creencias distorsionadas refuerzan y mantienen los síntomas asociados con el TOC.
  • Es posible que varios factores interactúen para desencadenar el desarrollo del TOC. Las causas subyacentes pueden verse influenciadas por eventos estresantes de la vida, cambios hormonales y rasgos de personalidad.

Tratamiento para el TOC

El tratamiento para el TOC puede incluir:

  • Tratamientos psicológicos como la terapia cognitiva conductual.
  • Técnicas de manejo de la ansiedad.
  • Grupos de apoyo y educación.
  • Medicamentos.
  • El tratamiento psicológico como la terapia cognitiva conductual puede mejorar los síntomas, y esta mejora a menudo se mantiene a largo plazo.

Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual tiene como objetivo cambiar los patrones de pensamiento, creencias y comportamientos que pueden desencadenar ansiedad y síntomas obsesivos compulsivos. Esta terapia utiliza la educación para promover el control sobre los síntomas. La educación incluye información que ayuda a exponer mitos sobre las causas del TOC.

Parte de la terapia implica exponer gradualmente a la persona a situaciones que desencadenan sus obsesiones y, al mismo tiempo, ayudarla a reducir sus compulsiones y conductas de evitación. Este proceso es gradual y generalmente comienza con situaciones menos temidas. Las tareas de exposición y prevención de compulsiones se repiten diariamente y de manera constante hasta que disminuye la ansiedad. Con el tiempo, esto le permite a la persona reconstruir la confianza en su capacidad para manejar y funcionar, incluso con ansiedad. Este proceso se conoce como prevención de exposición y respuesta (PER).

La terapia cognitiva conductual debe llevarse a cabo con un profesional de salud mental especializado. El uso excesivo de alcohol, drogas y algunos medicamentos puede interferir con el éxito de este tipo de tratamiento.

Técnicas de manejo de la ansiedad para el TOC

Las técnicas de manejo de la ansiedad pueden ayudar a una persona a controlar sus propios síntomas. Dichas técnicas pueden incluir entrenamiento de relajación, técnicas de respiración lenta, meditación de atención plena y control de hiperventilación. Estas técnicas requieren práctica regular y son más efectivas si se usan junto con un programa de tratamiento de terapia cognitivo conductual.

Grupos de apoyo y educación para el TOC

Los grupos de apoyo permiten que las personas con TOC y sus familias se reúnan con comodidad y seguridad, y den y reciban apoyo. Los grupos también brindan la oportunidad de aprender más sobre el trastorno y desarrollar redes sociales.

Medicamentos para el TOC

Se ha encontrado que algunos medicamentos, especialmente los antidepresivos que afectan el sistema de serotonina, reducen los síntomas del TOC. Este medicamento solo puede ser recetado por un médico.

Los efectos secundarios de los antidepresivos pueden incluir náuseas, dolores de cabeza, boca seca, visión borrosa, mareos y cansancio. Estos efectos a menudo disminuyen después de las primeras semanas de tratamiento. Si sus efectos secundarios son graves o duran mucho tiempo, debe discutirlo con su médico.

Por lo general, toma varias semanas para que la medicación produzca algún efecto. Al reducir o suspender la medicación, la dosis debe reducirse lentamente bajo supervisión médica.

Hospitalización por TOC

La evaluación y el tratamiento en el hospital pueden ser útiles para algunas personas, particularmente cuando los síntomas son severos. Una estadía en el hospital puede durar desde varios días hasta algunas semanas.

Consejos de autoayuda para personas que viven con TOC

Hay muchas maneras en que puede ayudarse a sí mismo además de buscar terapia. Algunas sugerencias son:

  • Reenfoque su atención (como hacer algo de ejercicio). Ser capaz de retrasar la necesidad de realizar un comportamiento compulsivo es un paso positivo.
  • Escriba pensamientos o preocupaciones obsesivas. Esto puede ayudar a identificar cuán repetitivas son sus obsesiones.
  • Anticípese a los impulsos para ayudar a aliviarlos. Por ejemplo, si comprueba compulsivamente que las puertas están cerradas, intente cerrar la puerta con especial atención la primera vez. Cuando surja la necesidad de verificar más adelante, será más fácil volver a etiquetar esa necesidad como "solo un pensamiento obsesivo".
  • Reserve tiempo para un período de preocupación diario. En lugar de tratar de suprimir las obsesiones o compulsiones, reserve un período para obsesionarse, dejando el resto del día libre de obsesiones y compulsiones. Cuando aparezcan pensamientos o impulsos en su cabeza durante el día, anótelos y posponga su período de preocupación; guárdelos para más adelante y continúe con su día.
  • Cuídese. Aunque el estrés no causa TOC, puede desencadenar la aparición de un comportamiento obsesivo y compulsivo o empeorarlo. Intente practicar técnicas de relajación (como meditación de atención plena o respiración profunda) durante al menos 30 minutos al día.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.