Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

rinitis alergica

La rinitis alérgica es la inflamación del interior de la nariz causada por un alérgeno, como el polen, el polvo, el moho o las escamas de piel de ciertos animales.

Síntomas de rinitis alérgica

La rinitis alérgica generalmente causa síntomas similares al resfriado, como estornudos, picazón y secreción nasal.

Estos síntomas generalmente comienzan poco después de estar expuestos a un alérgeno.

Algunas personas solo tienen rinitis alérgica durante unos meses a la vez porque son sensibles a los alérgenos estacionales, como el polen de árboles o hierba. Otras personas tienen rinitis alérgica durante todo el año.

La mayoría de las personas con rinitis alérgica tienen síntomas leves que pueden tratarse de manera fácil y efectiva.

Pero para algunas personas, los síntomas pueden ser graves y persistentes, causando problemas para dormir e interfiriendo con la vida cotidiana.

Los síntomas de la rinitis alérgica ocasionalmente mejoran con el tiempo, pero esto puede llevar muchos años y es poco probable que la afección desaparezca por completo.

Cuando ver un médico de cabecera

Visite a un médico de cabecera si los síntomas de la rinitis alérgica están interrumpiendo su sueño, evitando que realice actividades cotidianas o afectando negativamente su rendimiento en el trabajo o la escuela.

El diagnóstico de rinitis alérgica generalmente se basará en sus síntomas y en los posibles desencadenantes que haya notado.

Si la causa de su afección es incierta, pueden derivarlo para una prueba de alergia.

¿Qué causa la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es causada por el sistema inmunitario que reacciona a un alergeno como si fuera dañino.

Esto da como resultado que las células liberen una serie de sustancias químicas que causan que la capa interna de la nariz (la membrana mucosa) se hinche y se produzca demasiado moco.

Los alérgenos comunes que causan rinitis alérgica incluyen polen (este tipo de rinitis alérgica se conoce como fiebre del heno), así como esporas de moho, ácaros del polvo doméstico y escamas de piel o gotas de orina o saliva de ciertos animales.

Tratamiento y prevención de la rinitis alérgica

Es difícil evitar por completo los posibles alérgenos, pero puede tomar medidas para reducir la exposición a un alergeno en particular que sabe o sospecha que está provocando su rinitis alérgica. Esto ayudará a mejorar sus síntomas.

Si su condición es leve, también puede ayudar a reducir los síntomas tomando medicamentos de venta libre, como antihistamínicos no sedantes, y enjuagando regularmente sus fosas nasales con una solución de agua salada para mantener su nariz libre de irritantes.

Consulte a un médico de cabecera para obtener asesoramiento si ha intentado seguir estos pasos y no le han ayudado.

Pueden recetar un medicamento más fuerte, como un aerosol nasal que contiene corticosteroides.

Problemas adicionales

La rinitis alérgica puede provocar complicaciones en algunos casos.

Éstos incluyen:

  • Pólipos nasales: sacos de líquido anormales pero no cancerosos (benignos) que crecen dentro de los conductos nasales y los senos paranasales.
  • Sinusitis: una infección causada por inflamación e hinchazón nasal que impide que la mucosidad drene de los senos paranasales.
  • Infecciones del oído medio: infección de parte del oído ubicada directamente detrás del tímpano.
  • Estos problemas a menudo se pueden tratar con medicamentos, aunque a veces se necesita cirugía en casos graves o de largo plazo.

Rinitis no alérgica

No todos los casos de rinitis son causados por una reacción alérgica.

Algunos casos son el resultado de:

  • Una infección, como el resfriado común.
  • Vasos sanguíneos hipersensibles en la nariz.
  • Uso excesivo de descongestionantes nasales.
  • Este tipo de rinitis se conoce como rinitis no alérgica.

Prevención

La mejor manera de prevenir la rinitis alérgica es evitar el alérgeno que lo causa.

Pero esto no siempre es fácil. Los alérgenos, como los ácaros del polvo, no siempre son fáciles de detectar y pueden reproducirse incluso en la casa más limpia.

También puede ser difícil evitar entrar en contacto con mascotas, especialmente si pertenecen a amigos y familiares.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.