Las primeras seis semanas del recién nacido

Si estás en la recta final de tu embarazo, es probable que empieces a pensar en esos primeros días, semanas y meses en casa con tu bebé. Serán increíbles, emotivos e inolvidables, pero también agotadores (lo siento, te lo advierto).

Y aunque las primeras seis semanas incluirán algunos momentos muy especiales entre tú y tu bebé, abróchate el cinturón, porque hay mucho que aprender si eres nueva en el juego de la maternidad.

Lo que hay que saber sobre el bebé

Al llegar a casa desde el hospital, es importante ocuparse de algunas cuestiones urgentes lo antes posible. No estamos hablando de toques de queda ni de normas para salir, sino de establecer rutinas de alimentación y sueño, averiguar el significado de cada uno de los llantos del bebé, controlar el cordón umbilical y estar atentos a cosas como la costra láctea.

Los recién nacidos suelen dormir entre 14 y 20 horas al día durante sus primeras semanas de vida y, por lo general, se despiertan cada 40 minutos aproximadamente. En otras palabras, las micro-siestas se convertirán en tus nuevas mejores amigas. â‡’ Comportamiento del sueño en recién nacidos de 0 a 3 meses

La mayoría de los recién nacidos llorarán gradualmente un poco más cada día durante las primeras seis a ocho semanas de vida (algo que, comprensiblemente, puede resultar confuso y frustrante para los nuevos padres). Pero ten la seguridad de que el llanto debería empezar a disminuir y a ser más predecible a partir de los tres meses.

El llanto también puede ser un indicador de que tu bebé necesita ser alimentado, algo que es necesario cada dos o tres horas en estas primeras semanas y meses. Además de alimentar a tu bebé, este es un momento maravilloso para tener contacto piel con piel con tu bebé, lo que refuerza vuestro vínculo.

Estas primeras semanas son también el momento en que el cordón umbilical de tu bebé debe caerse. Por lo general, esto sucede de forma natural y no es probable que cause ninguna molestia.

Si en algún momento tu bebé tiene un toque de dermatitis en el cuero cabelludo, no te asustes: probablemente se trate de una costra láctea.

Puede formarse en estas primeras semanas y, aunque tenga mal aspecto, se trata simplemente de que la piel del bebé produce demasiada grasa y puede solucionarse fácilmente con un poco de champú y un peinado suave por tu parte.

Vida de madre

Las primeras semanas de vida con un bebé recién nacido serán un trabajo duro, sobre todo por los cambios posparto que sufrirá tu cuerpo.

Durante estas primeras seis semanas es esencial que le des a tu cuerpo el tiempo adecuado para recuperarse. Con el tiempo deberías sentirte más fuerte, pero tus niveles de energía tardarán en volver a la normalidad. Lo mejor para ayudar a la recuperación es (si la situación lo permite) descansar, comer bien y hacer ejercicio suave. Hacer cosas que te gusten y participar en grupos comunitarios y programas para padres primerizos también puede ayudarte a sentirte de nuevo como tú misma.

También es normal que a lo largo de estas primeras seis semanas se produzcan micciones accidentales o ligeras molestias al ir al baño, dificultades para aprender a dar el pecho, la vuelta de la regla y, para muchas madres y padres, el baby blues. Se cree que esta última es un efecto secundario de los cambios hormonales, la falta de sueño y la ansiedad de cuidar a un nuevo bebé, y todo ello es completamente normal. Sin embargo, si te sientes abrumada o como si los sentimientos no cambiaran, es importante que acudas a tu médico de cabecera lo antes posible.

Crear tu propia rutina durante estas semanas también es algo a lo que debes aspirar. Aunque los recién nacidos tienden a ser imprevisibles durante las primeras seis semanas de vida, generalmente se vuelven más sociables y predecibles a medida que pasa el tiempo. No te culpes si tardas más de lo que esperabas, cada bebé es único. Si tienes problemas con algo de esto o con la lactancia (que es más común de lo que crees), es mejor que busques ayuda lo antes posible.

Lo más importante es que no tengas miedo de decir que sí cuando te ofrezcan ayuda. Cuidar de ti misma y de tu bebé es lo más importante durante estas primeras semanas en casa, y tu vida y tu cuerpo acaban de pasar por un cambio importante. Tener un poco de tiempo para hacer algo por ti misma puede suponer una gran diferencia.

Artículo relacionado

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!