dermatitis costra lactea

¿Qué es la costra láctea o dermatitis seborreica del lactante?

La costra láctea, también conocida como dermatitis seborreica infantil, es una afección cutánea común en bebés recién nacidos y lactantes. Se caracteriza por la formación de costras grasas, amarillentas y escamosas en el cuero cabelludo del bebé. Aunque puede parecer alarmante, la costra láctea no es contagiosa ni causa molestias al bebé. Por lo general, no requiere tratamiento médico y tiende a desaparecer por sí sola con el tiempo.

¿Por qué aparece la costra láctea?

Las causas exactas de la costra láctea no están completamente claras, pero se cree que están relacionadas con la producción excesiva de sebo en las glándulas sebáceas del cuero cabelludo del bebé, así como con la presencia de una levadura llamada Malassezia. Otros factores que pueden contribuir a su desarrollo incluyen cambios hormonales en el bebé, la transmisión de hormonas maternas durante el parto y la falta de lavado del cuero cabelludo.

¿Cómo se le quita la costra de la cabeza a un bebé?

Éste es un problema relativamente frecuente en los primeros meses de vida, sobre todo si nuestro bebé toma leche materna. A pesar de las repercusiones estéticas, es un suceso que no tiene mayor importancia, y no requiere tratamiento, pero para prevenirlo o disminuirlo te dejamos unos consejos.

¿Cómo tratar la costra láctea?

  1. Lavado suave: Es importante mantener el cuero cabelludo del bebĂ© limpio para prevenir la acumulaciĂłn de costras. Lava el cabello del bebĂ© con champĂş suave y agua tibia, evitando frotar vigorosamente para no irritar la piel delicada. Cepilla su cabello con suavidad. 
  2. Masaje suave: Antes del baño, puedes aplicar aceite vegetal suave en el cuero cabelludo del bebĂ© y masajear suavemente para aflojar las costras. Luego, lávalo con champĂş suave durante el baño. Como producto estrella en estas situaciones, antes que cualquier crema de farmacia, te recomendamos el uso del aceite de oliva, ya no solo para el tema de la costra, sino para mantener su piel en perfecto estado en esas primeras semanas de vida en que tan sensible se vuelve. Incluso si la utilizamos para limpiar su culito, estaremos previniendo futuros problemas de dermatitis.
  3. Cepillado delicado: Después del baño, utiliza un cepillo de cerdas suaves o un peine especial para bebés para eliminar suavemente las costras del cuero cabelludo. Hazlo con movimientos suaves y circulares para no irritar la piel.
  4. Evita rascar: Aunque puede resultar tentador, evita rascar las costras, ya que esto puede provocar irritación e infección en la piel del bebé. Mantén sus uñas cortas y limpias para prevenir lesiones.
  5. Hidratación: Aplica una pequeña cantidad de aceite o crema hidratante en el cuero cabelludo del bebé después del baño para ayudar a mantener la piel suave e hidratada.

Hay champĂşs disponibles sin receta en farmacias para aflojar la costra. Revisa el prospecto por si contiene algĂşn ingrediente al que tu hijo sea alĂ©rgico y sigue las instrucciones cuidadosamente. Debes evitar que el champĂş le llegue a los ojos ya que son más fuertes que el champĂş para bebĂ©s. Habla con tu farmacĂ©utico para obtener consejos. Si el champĂş u otros tratamientos empeoran la afecciĂłn, interrumpe inmediatamente y consulta al pediatra, ya que puede tratarse de eccema. Si la costra se inflama o se infecta, el mĂ©dico puede recetar un tratamiento con antibiĂłticos o una crema o champĂş. Si la costra no mejora con el tratamiento o si tu bebĂ© presenta signos de costra láctea en la cara o el cuerpo (dermatitis seborreica), consulta con el mĂ©dico.

Cuándo consultar con el médico

Habla con el pediatra o con el médico de cabecera si la costra láctea de tu bebé:

  • Le pica.
  • Se inflama.
  • Sangra.
  • Se extiende a la cara o al cuerpo.

Consejos prácticos para manejar la costra láctea

  • Paciencia: La costra láctea tiende a desaparecer gradualmente por sĂ­ sola durante los primeros meses de vida del bebĂ©. SĂ© paciente y mantĂ©n una rutina suave de cuidado del cuero cabelludo.
  • No te preocupes en exceso: Aunque la costra láctea puede parecer antiestĂ©tica, recuerda que es una afecciĂłn comĂşn y benigna que no causa molestias al bebĂ©. En la mayorĂ­a de los casos, no requiere tratamiento mĂ©dico.
  • Consulta con un profesional: Si tienes alguna preocupaciĂłn sobre la costra láctea de tu bebĂ© o si notas signos de infecciĂłn, como enrojecimiento, inflamaciĂłn o secreciĂłn de pus, no dudes en consultar a un pediatra.
  • Evita remedios caseros no probados: Aunque es posible que escuches sobre varios remedios caseros para tratar la costra láctea, como aplicar aceites o productos lácteos en el cuero cabelludo del bebĂ©, es importante tener precauciĂłn y consultar con un profesional de la salud antes de probar cualquier tratamiento no convencional.

En resumen

La costra láctea es una afección cutánea común en bebés recién nacidos y lactantes, caracterizada por la formación de costras grasas en el cuero cabelludo. Aunque puede resultar preocupante para los padres, por lo general no causa molestias al bebé y tiende a desaparecer por sí sola con el tiempo. El cuidado suave del cuero cabelludo, que incluye lavado suave, masaje, cepillado delicado e hidratación, puede ayudar a manejar la costra láctea de manera efectiva. Si tienes alguna preocupación o duda sobre la costra láctea de tu bebé, no dudes en consultar al médico para obtener orientación adicional y tranquilidad. ¡Recuerda, la paciencia y el cuidado amoroso son clave para superar esta fase transitoria en la piel de tu pequeño tesoro! 🌟

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.