Cuidado de la piel del bebé: lo que hay que saber

Las lociones, jabones, toallitas y otros productos comerciales para el cuidado de la piel no suelen ser necesarios para la piel de tu bebé. Algunos pueden incluso causar problemas de salud. Esto es lo que debes saber.

¬ŅPor qu√© debemos cuidar la piel del beb√©?

La piel del bebé es fina, frágil y sensible. Todas estas son buenas razones para cuidarlo con la mayor atención.

La piel del bebé no le permite defenderse bien de las agresiones del entorno exterior (viento, sol, cambios de temperatura, contaminación...).

De hecho, en los recién nacidos, la dermis, la capa más gruesa de la piel, es todavía muy delgada al nacer. Las fibras elásticas y los haces de colágeno son mucho más delgados que en los adultos. Como resultado, la barrera formada por la dermis es todavía muy permeable.

Del mismo modo, la epidermis, la capa más superficial de la piel, contiene muy pocos melanocitos (las células responsables de la pigmentación). Esto explica por qué la piel muy blanca de los bebés es extremadamente sensible a la radiación ultravioleta.

En cuanto a las glándulas sebáceas del bebé, todavía no cumplen todas sus funciones. Finalmente, permiten la secreción de una película protectora impermeable y antibacteriana (basada en el sudor y el sebo): la película hidrolipídica.

Además, las glándulas sudoríparas, que también son inmaduras, se concentran en las palmas de las manos, los pies y la cabeza del bebé. Como resultado, los bebés no regulan bien su temperatura: reaccionan exageradamente al calor y al frío.

A medida que crecen, todas las funciones de la piel se van acomodando, la sensibilidad desaparece y la piel se defiende cada vez mejor.

¬ŅC√≥mo proteger la piel de los beb√©s?

Por lo tanto, es necesario proteger la frágil piel del bebé de los efectos nocivos del sol:

Pero también de las agresiones externas (que pueden inducir sequedad, irritación o infecciones de la piel):

  • Reforzando la pel√≠cula hidrolip√≠dica con una crema hidratante adecuada.
  • Mantener la neutralidad del pH de la pel√≠cula hidrolip√≠dica con productos de higiene suaves, ayuda a combatir el desarrollo de microorganismos pat√≥genos.

¬ŅQu√© jab√≥n, crema o champ√ļ utilizar?

¬ŅC√≥mo cuidar la piel del beb√©?

No es necesario comprar muchos productos para proteger y cuidar la piel de tu beb√©. Se puede hacer mucho con una toalla peque√Īa o esponja, agua caliente y un poco de jab√≥n.

Estos son los cuatro productos básicos que los expertos recomiendan para el neceser del bebé:

  1. Un jabón suave y sin perfume o un limpiador sin jabón. Estos productos suelen tener un pH cercano al de la piel, lo que los hace menos irritantes.
  2. Un champ√ļ suave y sin perfume.
  3. Una crema hidratante sin perfume que se aplica s√≥lo en las zonas secas seg√ļn sea necesario.
  4. Una crema de √≥xido de zinc sin perfume dise√Īada para combatir la dermatitis del pa√Īal. Si lo utilizas como prevenci√≥n, elige una concentraci√≥n del 10 al 20%, o sustit√ļyelo por vaselina. Pero si las nalgas de tu hijo est√°n muy rojas, necesitas una crema que contenga hasta un 40% de √≥xido de zinc.

En todos estos casos, elije productos sin perfume y libres de sustancias nocivas o potencialmente nocivas. Sin embargo, no es necesario que lleven la etiqueta "para ni√Īos".

Productos para evitar

  • Los derivados de los sulfatos.
  • Fenoxietanol, que es un conservante. Puede causar eczema y urticaria.
  • Los ftalatos, disruptores endocrinos que pueden actuar sobre el sistema hormonal.
  • Parabenos.
  • La metilisotiazolinona (MI o MIT) y la metilcloroisotiazolinona (MCI), que act√ļan como conservantes y pueden provocar alergias. Evita los ingredientes que terminen en "tiazolinona".
  • Perfume.
  • Tintes.
  • Alcohol.
  • Agentes espumantes, porque son demasiado irritantes.

Las toallitas para el culete no siempre son necesarias

Las toallitas son c√≥modas, pero suelen ser innecesarias cuando est√°s en casa. Las toallitas y el agua jabonosa son ideales para el cambio de pa√Īales.‚ÄČSi decides comprar toallitas, elige las que no contengan alcohol, fragancia ni ingredientes no deseados. Y lo que es m√°s importante, nunca las tires por el inodoro, aunque el envase diga que puedes hacerlo.

Despu√©s de un cambio de pa√Īales, lo mejor ser√≠a dejar a tu hijo sin pa√Īales durante un tiempo, para que su culito pueda secarse al aire libre. Sin embargo, en la mayor√≠a de los casos, esto no se hace. Para reducir el riesgo de sarpullido, lava suavemente la parte inferior con agua y s√©quela bien. Si la erupci√≥n de tu beb√© es peque√Īa, aplica una crema de √≥xido de zinc (con una concentraci√≥n del 10-20%) o vaselina.

Seg√ļn los expertos consultados, todos los polvos de talco y similares est√°n desaconsejados, ya que aumentan el riesgo de que tu hijo sufra problemas respiratorios. Y algunos pueden causar o empeorar una infecci√≥n.

Artículos relacionados

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!