Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Sacar leche del pecho

Algunos expertos consideran que, si empiezas a extraerte leche para dársela al bebé utilizando un biberón demasiado pronto, antes de que este último se haya acostumbrado a la lactancia materna, el pequeño podría experimentar lo que se ha venido a denominar “confusión tetina-pezón” y decidir que el biberón es una opción más rápida y mejor que el pecho materno. Mientras que algunos bebés experimentan esta confusión otros no tienen ningún problema en hacer la transición del biberón al pecho.

Algunos especialistas en lactancia recomiendan empezar a sacarse leche desde el principio a fin de estimular y aumentar su producción. La leche extraída se puede dar al bebé utilizando un biberón o bien un dispositivo de ayuda a la lactancia en el cual la leche circula por un tubito que se acopla al pezón.

Si piensas reincorporarte al trabajo tras la baja maternal, es aconsejable que empieces a intentar sacarte leche unas dos semanas antes de la fecha de la reincorporación. Si esperas al último día, es posible que te frustres al comprobar que no siempre es fácil conseguir que el cuerpo responda adecuadamente a un extractor de leche, que no es, ni de lejos, tan suave ni tan acogedor como tu bebé. De hecho, es probable que tenga que tener paciencia y que necesites un poco de práctica para producir leche sin la ayuda de tu bebé. También es posible que este último necesite su tiempo para habituarse a tomar leche en biberón.

Dependiendo de la intensidad del flujo de la leche, algunas mujeres pueden llenar un biberón en una sola sesión de extracción de leche, mientras que otras necesitan dos o tres (y a veces más) sesiones de extracción para poderlo llenar.

Por frustrante que pueda parecer la extracción de leche al principio, darle al bebé un biberón de leche materna puede permitir que te tomes un merecido descanso y a tu pareja u otros miembros de la familia participar en la gratificante y tierna experiencia de alimentar al bebé. También te permitirá seguir proporcionando leche materna a tu pequeño cuando tengas que reincorporarte al trabajo.