Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

eructar-bebe

Si le ofreces al bebé ambos pechos en cada toma, hazle eructar antes de cambiarlo de pecho y de nuevo al final de la toma. Por lo general, el mero movimiento de cambiar al bebé de pecho le provocará el eructo.

Sin embargo, como algunos especialistas en lactancia materna recomiendan ofrecer solamente un pecho en cada toma (lee el artículo: ¿Con qué frecuencia debo cambiar de pecho?), si el bebé mama bien desde el principio, deja que siga mamando mientras le resulte cómodo. Trata de hacerle eructar durante una pausa natural, en caso de que la haya, y al final de la toma.

Una vez te haya subido la leche y el bebé haya aprendido a agarrarse correctamente al pecho, ayúdale a eructar con la frecuencia que creas necesaria. Algunos lactantes necesitan eructar más o menos que otros y esto puede variar de una toma a otra dependiendo de lo que haya comido la madre. Si tu bebé regurgita mucho, tal vez debas hacerle eructar más a menudo.