Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

cambio-pecho-lactancia

Para mantener una buena producción de leche en ambos pechos y evitar que se congestione uno de ellos, lo que puede resultar muy doloroso, es importante ir alternando entre ambos pechos y procurar que el bebé tome aproximadamente la misma cantidad de tiempo de ambos cada día. La cantidad de tiempo que un bebé mama de cada pecho difiere entre bebés y entre madres. Algunos bebés pueden quedarse satisfechos tras mamar durante cinco minutos de cada pecho, mientras que otros necesitan mamar 10 ó 15 minutos de cada pecho.

Se recomienda ofrecer ambos pechos en cada toma, alternando el pecho que se ofrece primero en tomas consecutivas. ¿No recuerdas qué pecho le ofreciste primero al bebé en la última toma? A algunas mujeres les resulta práctico utilizar pequeños recordatorios, por ejemplo, colocarse un imperdible de seguridad o atarse una cinta en la tira del sostén del pecho que ofrecieron al bebé en segundo lugar en la última toma para saber que en la siguiente tendrán que ofrecerle ese pecho en primer lugar. Otras prefieren anotarlo en una libreta.

Sin embargo, algunos especialistas en lactancia materna están recomendando ofrecer solamente un pecho en cada toma e ir alternando los pechos en tomas consecutivas. Esto permite que el bebé ingiera mayor cantidad de leche del final, que es más rica en grasas. (La leche de inicio, que fluye del pezón al principio de la toma, tiene menos contenido graso que la leche final)

Es posible que tu bebé prefiera mamar de ambos pechos en cada toma y que todo marche bien de esa manera. También es posible que el pequeño prefiera mamar solamente de un pecho en cada toma. En cualquier caso, es importante que elijas la fórmula que les resulte más cómoda a ambos.