Cómo conservar la leche materna

Conservación de la leche materna y vídeo explicativo de cómo extraer la leche materna de forma mecánica.

Cómo conservar la leche a temperatura ambiente

¿Te sacas la leche pero quieres esperar un poco antes de dársela a tu bebé para que la tome? No hay problema, se puede dejar a temperatura ambiente. Así, de cuatro a seis horas (máximo 8 horas), entre 19°C y 22°C, la leche puede conservarse y luego darse al bebé, sin riesgo de proliferación de bacterias. Si quieres dejarla fuera durante 24 horas, puedes hacerlo, pero sólo a 15°C. Si has cambiado de opinión y quieres conservarla durante más tiempo, puedes (tras un máximo de dos horas al aire libre) meterla en la nevera durante 4 o 5 días o congelarla hasta 6 meses.

Cómo conservar la leche en el frigorífico

Para el almacenamiento a corto plazo, también es posible colocar la leche materna en la nevera en bolsas de plástico dedicadas al almacenamiento. Sin embargo, antes de colocarlo en uno de los compartimentos, asegúrate de que la temperatura de la nevera está ajustada a un máximo de 0 a 4°C. Tenga en cuenta que la leche debe conservarse un máximo de ocho días. Además, debes evitar colocar la leche en la puerta del frigorífico, ya que se suele abrir con frecuencia.

Cómo conservar la leche en el congelador

Para las madres que tienen previsto volver a trabajar, la congelación es la solución ideal. Las mamás pueden conservar la leche en el congelador durante un máximo de 6 meses a una temperatura de -18 °C. Es preferible llenar los recipientes de vidrio hasta 2/3 para evitar la explosión, es imprescindible etiquetarlo con un rotulador no tóxico, ya sea de plástico o de vidrio (fecha de congelación y volumen) antes de meterlo en el congelador. Esto permite comprobar la caducidad de la leche a medida que se va consumiendo. También es posible rellenar pequeñas bandejas de hielo con leche materna para evitar su desperdicio.

Conservación de la leche materna: descongelación

Si la leche se puede descongelar durante dos o tres días en la nevera, una vez sacada del congelador no se puede volver a congelar, ya que de lo contrario proliferarían las bacterias. Se desaconseja el uso del microondas, sobre todo porque la temperatura no está bien controlada y podría alterar la calidad de la leche. Por otro lado, es perfectamente posible calentarla suavemente en un recipiente con agua caliente... o alternando un chorrito de agua fría y otro de agua caliente sobre ella. Por último, antes de dárselo al bebé, puedes agitarla para que se mezclen todas sus cualidades nutritivas.

Almacenamiento de la leche materna: consejos

  • Es imprescindible lavar correctamente los recipientes y biberones que van a contener la leche materna para evitar la aparición de bacterias.
  • Cuando decidas congelar la leche materna, no dudes en ponerla en el fondo del congelador para que no sufra los caprichos de la temperatura si se abre la puerta a menudo.
  • Ten cuidado de no mezclar leche recién extraída con la leche refrigerada. La mezcla de frío y calor puede generar bacterias.
  • Si utilizas una bolsa de plástico, asegúrate de expulsar el aire de su interior haciendo rodar suavemente la bolsa de arriba a abajo antes de llenarla de leche - Para limitar los residuos, opta por los recipientes pequeños, como las cubiteras.

Las Bolsas de almacenamiento y conservación para leche materna más vendidas puedes comprarlas â‡“⇓

Recuerda

La leche materna cuenta con propiedades antibacterianas que permiten su almacenamiento por periodos largos de tiempo, en determinadas condiciones.

  • Calostro: a temperatura ambiente (27-32 ºC) 12 horas.
  • Leche madura: A temperatura ambiente:
    15ºC: 24 horas.
    19-22 ºC: 8 horas.
    25 ºC: 4 a 6 horas.
    30-38ªC: 4 horas
  • La leche madura recién sacada y guardada en un recipiente cerrado se puede conservar en el frigorífico, entre 0 y 4 ºC: 8 días (no poner en la puerta de la nevera. En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas. En un congelador que es parte de la nevera pero con puertas separadas (tipo combi): 3/4 meses. En un congelador separado, con temperatura constante de -19 ºC: 6 meses o más.

Deberás lavarte bien las manos antes de manipular el pecho para la extracción. Si es necesario, masajea el pecho.

Extracción mecánica de la leche

También te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.