Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

bebe-come-suficiente

A las madres primerizas, sobre todo a las que han optado por la lactancia materna, les suele preocupar que sus bebés no estén comiendo suficiente.

Puedes tener la tranquilidad de que tu bebé está comiendo suficiente si:

  • Parece satisfecho y tranquilo después de mamar.
  • Moja entre cuatro y seis pañales al día.
  • Defeca con regularidad.
  • Duerme bien.
  • Está despierto y espabilado.
  • Está ganando peso

Tal vez tu bebé no esté comiendo suficiente si:

  • No parece estar satisfecho ni siquiera inmediatamente después de mamar.
  • Parece tener hambre a menudo.
  • No moja ni mancha varios pañales al día.
  • Está inquieto o llora mucho.
  • No está ganando peso.

Si te preocupa que tu bebé no está comiendo suficiente, habla con el pediatra. Los bebés amamantados deberían ser evaluados por el pediatra entre 48 y 72 horas después de recibir el alta hospitalaria. En esta revisión, se les pesa y explora y también se puede evaluar la técnica de lactancia de la madre. Es importante que las madres aprovechen esta vista para formular preguntas sobre la lactancia. Si el bebé está creciendo bien, probablemente el pediatra le programará otra revisión para cuando tenga unas dos semanas de vida. Lleva al bebé a todas las revisiones pediátricas programadas para asegurate de que esta ganado peso con normalidad e ingiriendo suficientes nutrientes.

De repente, mi bebé parece tener mucho más hambre que de costumbre. ¿Es eso normal?

A medida que los bebés van ganando peso, deberían empezar a ingerir más cantidad de leche en cada toma y a aguantar más tiempo sin alimentarse. De todos modos, puede haber momentos en que tu pequeño parezca tener mucho más hambre del habitual.

Es posible que tu bebé esté atravesando un período de crecimiento rápido (los denominados estirones). Pueden ocurrir en cualquier momento pero, durante los primeros meses, los bebés suelen hacer estirones en torno a:

  • Los 7 a 14 días de vida.
  • Los dos meses.
  • Los cuatro meses.
  • Los seis meses.

Durante esos períodos y siempre que tu bebé parezca estar especialmente hambriento, adáptate a sus necesidades y sigue las pistas que él te dé. Tal vez tengas que aumentar temporalmente la frecuencia de las tomas.

Mi bebé aumenta poco de peso

Es normal que las madres lactantes se preocupen por el peso de sus bebés. Deben tener en cuenta que:

Muchas de las gráficas de peso y longitud que nos sirven para orientarnos están elaboradas con niños que en su mayoría han sido alimentados con biberón, por eso solo se trata de una ayuda orientativa recuerda que los bebés que se alimentan con leche artificial suelen aumentar de peso un poco más que los amamantados.

Hay graficas de la OMS confeccionadas con niños alimentados con lactancia materna, estás son más adecuadas para valorar el peso de tu bebé si eres madre lactante.

Ten en cuenta que las gráficas son realizadas a partir de datos estadísticos por lo que la mitad de los niños normales están por debajo de la media. Además del peso, es muy importante valorar el aspecto del bebé, su vivacidad, si moja al menos 4 ó 5 pañales diarios, etc.

La ganancia de peso del bebé hasta las 6 semanas de edad es de unos 20-30 g/día.

El crecimiento del bebé debe seguirlo el pediatra en la consulta. Una vez pase el primer mes ya no será necesario pesar al niño cada semana, a no ser que el pediatra lo indique.