¿Qué provoca el Síndrome de Hellp?  ¿Cómo se detecta el Síndrome de Hellp?

El síndrome HELLP (siglas de hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y plaquetas bajas) es una complicación del embarazo se trata de una forma específica y grave de preeclampsia (toxemia gravídica). Presenta riesgos importantes para la madre y el feto y requiere un tratamiento médico rápido y adecuado en función de la duración del embarazo.

¿Qué es el síndrome HELLP?

El síndrome HELLP se considera una forma grave de toxemia del embarazo, aunque puede darse de forma aislada, fuera del contexto de la preeclampsia. el origen del síndrome HELLP aún no se conoce del todo, pero parece ser el resultado de anomalías en la formación de la placenta y de anomalías en el funcionamiento de los vasos del tejido que rodea al embrión.

El síndrome HELLP se caracteriza por una combinación de tres trastornos principales:

  1. Hemólisis â‡’ destrucción de glóbulos rojos.
  2. Trombocitopenia â‡’ plaquetas por debajo de lo normal.
  3. Citolisis hepática â‡’ actividad enzimática hepática elevada.

Según la intensidad de la trombocitopenia, se distinguen tres clases de síndrome HELLP:

  1. Clase 1: plaquetas inferiores < 50.000 / mm³.
  2. Clase 2: plaquetas entre 50.000 y 100.000 / mm³.
  3. Clase 3: plaquetas entre 100.000 y 150.000/mm³.

El síndrome HELLP puede presentarse en las llamadas formas incompletas, es decir, con sólo uno o dos de sus trastornos característicos:

Forma EL â‡’ citolisis hepática aislada.
Forma HEL â‡’ hemólisis y citólisis hepática.
Forma ELLP â‡’ citolisis hepática y trombocitopenia.
Forma LP â‡’ trombocitopenia aislada.

Síntomas del síndrome HELLP

El síndrome HELLP puede producirse antes del parto o en el periodo posparto. Suele producirse en el último trimestre del embarazo, pero también puede ocurrir en el segundo trimestre (15% de los casos).

El síndrome HELLP puede detectarse durante el seguimiento de una mujer con preeclampsia. En este caso, es un factor de gravedad de la preeclampsia. La mujer embarazada presenta entonces los síntomas de la preeclampsia (hipertensión arterial, edema, proteinuria), pero también los síntomas específicos del síndrome HELLP:

  • Malestar o un cuadro gripal puede preceder a la aparición de los síntomas del síndrome HELLP.
  • Dolor epigástrico (en el estómago) que se irradia a la espalda, que a menudo se manifiesta en ataques nocturnos dolorosos.
  • Náuseas y vómitos frecuentes.
  • La ictericia es posible, pero rara.

Diagnóstico del síndrome HELLP

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

El diagnóstico del síndrome HELLP se basa en la aparición de síntomas digestivos y en los análisis de sangre que muestran:

  • Trombocitopenia (recuento de plaquetas < 100 000 / mm³).
  • Hemólisis caracterizada por : disminución de la hemoglobina y del hematocrito. Aumento de la bilirrubina total (> 12 mg/L o 20 µmol/L). Aumento de las enzimas LDH (lactato deshidrogenasa) (> 600 UI/L).
  • Presencia de esquizoides en un frotis de sangre (fragmentos de glóbulos rojos destruidos)
  • Aumento de la actividad de las enzimas hepáticas.

El síndrome HELLP puede provocar otras alteraciones:

  • Hiponatremia grave â‡’ disminución de los niveles de sodio en sangre.
  • hipoglucemia â‡’ nivel bajo de glucosa en sangre.
  • Desprendimiento de retina con hemorragia vítrea.
  • Hemorragias â‡’ digestivas, hepáticas, cerebrales, en el parto.
  • Episodios tromboembólicos â‡’ flebitis, embolia pulmonar, accidente cerebrovascular.
  • insuficiencia renal aguda.

Complicaciones y riesgos del síndrome HELLP

Las complicaciones y los riesgos del síndrome HELLP pueden ser graves y afectar tanto a la madre como al feto.

Complicaciones maternas

  • Trastorno grave de la coagulación.
  • Hematoma retroplacentario: Complicación muy grave del embarazo.
  • Insuficiencia renal aguda.
  • Edema pulmonar agudo.
  • Hematoma hepático con riesgo de ruptura hepática.
  • Otras complicaciones que se dan menos: hemorragia digestiva, flebitis, embolia pulmonar, desprendimiento de retina, derrame cerebral, hemorragia del parto.

Las pruebas y el seguimiento regular de las mujeres embarazadas ha reducido significativamente la mortalidad materna por síndrome HELLP. Los principales riesgos de mortalidad materna se derivan de los trastornos vasculares graves, las hemorragias hepáticas o cerebrales, o la dificultad respiratoria.

Complicaciones para el feto

La vida del bebé puede estar en riesgo, especialmente cuando el síndrome HELLP se produce mucho antes del término del embarazo y cuando se asocia a un hematoma retroplacentario.

Además del riesgo para la vida, el feto corre el riesgo de sufrir un retraso del crecimiento intrauterino. Los riesgos para el feto varían en función del momento en que se puede inducir el parto y, por tanto, del grado de prematuridad del bebé al nacer.

Gestión del síndrome HELLP

La aparición del síndrome HELLP requiere atención médica urgente y el traslado de la embarazada a un centro hospitalario dotado de un servicio de reanimación neonatal.

Seguimiento y tratamiento

En las formas no graves y en ausencia de complicaciones, se realiza un seguimiento y un tratamiento médico para llevar el embarazo lo más lejos posible. Controles maternos, monitorización fetal y tratamiento médico que se adaptará al caso concreto de la embarazada y puede incluir diferentes aspectos como: antihipertensivos, vasodilatador periférico, anticonvulsivos, corticosteroides para acelerar la maduración de los pulmones del feto si el embarazo es inferior a 34 semanas de amenorrea, transfusión de plaquetas si la trombocitopenia es grave, transfusión de sangre si la anemia es grave, transfusión de plasma en caso de trastornos de la coagulación o diálisis en caso de insuficiencia renal aguda.

El parto es imprescindible en determinadas circunstancias, en presencia de signos de gravedad o cuando se produce una complicación:

  • Sufrimiento fetal agudo.
  • Hematoma retroplacentario.
  • Trombocitopenia grave - síndrome HELLP clase 1.
  • Signos coagulación intravascular diseminada.
  • Hematoma hepático.
  • Trastornos neurológicos.
  • Insuficiencia renal.
  • Eclampsia.

Puede ser bien por parto vaginal si la trombocitopenia no es grave y las condiciones del parto son favorables
o por cesárea, generalmente con anestesia general, ya que la epidural puede estar contraindicada. La madre seguirá siendo vigilada durante los primeros días después del parto, ya que sigue habiendo riesgo de complicaciones.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños