Recuperación después del parto

Nuestras expectativas poco realistas de cómo debería ser un cuerpo tras el parto pueden ser profundamente tóxicas para la autoestima y, a veces, poner en peligro una recuperación saludable si conduce a un ejercicio exagerado o restricción de antes de tiempo. De hecho se necesita más calorías durante la lactancia que durante el embarazo.

Para ayudarte a aceptar la realidad de esta nueva fase de la vida, te contamos qué esperar de tu cuerpo desde el nacimiento de bebé hasta el primer año.

Fase 1: sigo pareciendo embarazada

Da igual que hayas tenido un parto vaginal o por cesárea, parecerás embarazada durante al menos los primeros días, e incluso las 2 primeras semanas.

No te preocupes, las contracciones uterinas comenzarán poco después del parto, ya que tu útero comienza el proceso de volver a su tamaño normal, puede durar hasta 6 semanas. Esto ayudará a que disminuya la panza. También puedes estar hinchada durante varios días después del parto, especialmente si te indujeron el parto o tuviste una cesárea y te suministraron líquidos por vía intravenosa.

Después de dar a luz, perderás aproximadamente 4,5 kg de inmediato y un poco más a medida que disminuyan los niveles de líquido corporal. No esperes ni intentes perder peso después del nacimiento del bebé. La pérdida de peso gradual es la forma más segura, especialmente si estás amamantando. Las madres lactantes pueden perder de forma segura una cantidad moderada de peso sin afectar el suministro de leche o el crecimiento de sus bebés.

Independientemente del estado en que te encuentres físicamente, el descanso es crucial durante las primeras 2 a 4 semanas a medida que el cuerpo se recupera. El movimiento suave es bueno ya que minimiza los coágulos de sangre, pero demasiada actividad en este punto puede conducir a un sangrado excesivo, más allá de los loquios normales y lesiones, especialmente si te han hecho una cesárea. No levantes cosas que pesen más que el bebé.

A menos que hayas sufrido algún trauma vaginal, el único ejercicio que se ha demostrado que es una buena idea en este momento son los ejercicios suaves del suelo pélvico.

Fase 2

Durante los primeros 3 meses se va restaurando el tono muscular y el tejido conectivo al estado previo al embarazo. Aunque el cambio es sutil durante esta fase... el cuerpo de una mujer no se restablece completamente hasta aproximadamente 6 meses después del parto. Algunos cambios en los órganos reproductivos tardan mucho más en restaurarse, y es posible que algunos nunca vuelvan completamente al estado previo al embarazo.

No se trata solo de los órganos reproductivos. Todo el cuerpo posparto se encuentra en su propia línea de tiempo, según la genética, circunstancias y el parto mismo.

Por ejemplo, romperse el cóccix durante el parto al dar a luz múltiples creará un posparto muy diferente al de alguien que experimentó un parto vaginal sin complicaciones de un solo bebé.

Si todo se está recuperando, es probable que su médico le dé luz verde para reanudar el ejercicio alrededor de las 6 semanas posteriores al parto.

Con un aumento consciente entre 6 semanas y 3 meses después del parto. Hagas lo que hagas, protege tus ligamentos y articulaciones. Todavía pueden estar más sueltos de lo normal debido a la relaxina, una hormona que aumenta durante el embarazo para ablandar las articulaciones y permitir que las caderas se ensanchen antes del nacimiento.

Fase 3

Después de 3 a 6 meses del nacimiento los cuerpos son tan diversos como antes del embarazo.

Todo influye en el estado físico en esta etapa: tu peso antes del embarazo, tu nivel de actividad, la dieta y acceso a alimentos, apoyo social, regreso al trabajo y si estás lidiando con algún trastorno del estado de ánimo.

Un estudio de 2008, que examinó la depresión posparto y el aumento de peso, descubrió que las mujeres que tenían depresión posparto tenían el doble de probabilidades de retener una cantidad de peso "sustancial" en el primer cumpleaños de su bebé. Es particularmente sorprendente a la luz del hecho de que hasta el 15 por ciento de las mujeres experimentarán depresión posparto.

¿Amamantar ayuda a perder peso? La lactancia materna solo ayuda a perder peso si no se aumentó más de 12 kilos durante el embarazo. Y, aun así, se puede tardar hasta 6 meses completos en alcanzar el peso de antes del embarazo.

Fase 4

En promedio, se tarda aproximadamente un año en recuperarse física y emocionalmente desde el nacimiento, al menos según un destacado estudio de 2012.

Si eres como la mayoría de las personas (no un Crossfitter que se inscribió para una maratón 8 semanas después del parto), en algún lugar entre 6 y 18 meses después del parto encontrarás tu ritmo. ¿Te verás como "tú"? ¿Tal y como eras antes del bebé? Eso es difícil de saber.

Algunas mujeres se quedan más delgadas. Algunas nunca perdieron los últimos 4 kilos. Otras subieron sustancialmente de peso. Otras lo mantuvieron.

Científicamente, hay algunas cosas a tener en cuenta. La tiroiditis posparto afectará el físico, al igual que la diástasis de recto. Fuera de condiciones como esas, las estadísticas dicen que generalmente se reduce a tiempo, nivel de energía, prioridad de pérdida de peso y motivación.

La energía tiene que ver con el sueño, y no sorprende: el sueño tiene una influencia masiva en el peso y la motivación. Un de 2008, encontró que las mujeres que dormían menos de 5 horas en un período de 24 horas a los 6 meses después del parto tenían 2,3 veces más probabilidades de retener al menos 5 kilos al año después del parto.

Y no descartemos las madres primerizas que volverán a trabajar. Esto impone enormes limitaciones de tiempo a las madres, especialmente si se utiliza algún tiempo "libre" en el trabajo para extraer leche. El ejercicio, las comidas cuidadosamente elegidas y el autocuidado son con frecuencia lo primero que se sacrifica.

Dicho esto, llevar el exceso de peso a embarazos posteriores puede llevar a resultados más pobres en el embarazo, incluyendo diabetes gestacional, bebés con sobrepeso y tasas más bajas de lactancia materna.

Puede llevar 9 meses el desarrollo y crecimiento del bebé, pero a la mayoría de nosotras nos lleva 18 meses reconstruir nuestros cuerpos después del parto.

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!