El enema en el parto, rasurado o afeitado en el parto

El enema durante el parto

Durante el embarazo, las futuras madres suelen tener muchas preguntas y preocupaciones, entre ellas el famoso enema durante el parto. Â¿Es necesario o no?

¿Qué es un enema?

Es un laxante que se administra introduciendo líquidos a través del tracto anal para vaciar el colon. Hace efecto después de unos 20 minutos.

Heces durante el parto

Es normal pensar que el esfuerzo de empujar favorecerá la expulsión de las heces.

El simple hecho de defecar durante el parto puede resultar embarazoso e incómodo. Imaginar este escenario en presencia de personal médico (casi siempre extraños) puede ser muy estresante para las mujeres.

Esto es así a pesar de que todos los que asisten a un parto están preparados para todo lo que puede ocurrir durante el proceso. Por ello, muchas mujeres embarazadas consideran la aplicación del enema durante el parto como una opción. â‡’ Â¿Puedo llegar a defecar durante el parto?

La fase inicial del parto

En el momento del parto, es probable que el propio cuerpo, como mecanismo natural de preparación, sienta la necesidad de evacuar.

Si esto ocurre al principio del parto, no debería haber problemas. Las primeras contracciones provocan la necesidad de ir al baño y la madre puede ir normalmente.

Además, si la madre tiene un movimiento intestinal regular, el enema no es necesario.

Hasta hace unos años, el enema durante el parto era una práctica habitual en la sala de partos. Las razones para ello eran la prevención de infecciones. Se suponía que si la mujer evacuaba en el momento del parto y el bebé entraba en contacto con las heces, ambos corrían el riesgo de infectarse.

También se pensaba que la aplicación del enema estimulaba el parto y reducía su duración. Pero hoy en día, es una práctica que no se recomienda en general.

¿En que casos se podría utilizar el enema durante el parto?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

  • Cuando la madre sufre de estreñimiento o la cantidad de heces acumuladas es muy grande, el parto puede ser difícil. La forma de comprobarlo es mediante el tacto. Si el médico o la matrona pueden sentir las heces retenidas a través de la pared posterior de la vagina, es aconsejable aplicar el enema.
  • También se recomienda un enema durante el parto si el miedo de la madre a evacuar es tan grande que le provoca estrés y le impide vivir este momento con tranquilidad.

Lo que hay que dejar muy claro a la embarazada es que el enema no es obligatorio, a no ser que el obstetra lo determine. La futura madre debe ser informada en la medida de lo posible.

Recuerda que el parto es un acontecimiento natural durante el cual puede haber momentos desagradables, pero perfectamente normales.

Afeitado o rasurado perineal

Además de la práctica del enema durante el parto, el vello que rodea la vagina se afeitaba de forma rutinaria. El motivo principal era reducir el riesgo de infección durante la episiotomía al eliminar el vello. Se trata de una práctica quirúrgica cuyo objetivo es ampliar el canal de parto para evitar desgarros y facilitar el proceso tanto para el bebé como para la madre.

Tanto la aplicación del enema como el afeitado estaban estrechamente relacionados con la episiotomía. En las últimas décadas, los estudios han cuestionado las tres prácticas, limitando aún más su uso.

Los argumentos son que no representan grandes beneficios para la madre o el niño. No previenen la enfermedad, ni mejoran el tiempo de recuperación, ni reducen otros tipos de riesgo.

Por lo tanto, deben utilizarse sólo en casos excepcionales. La madre debe tener absoluta confianza en el profesional que la acompaña durante el parto. Esto le permitirá sentirse cómoda y segura.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños