Cómo acelerar la recuperación de un parto por cesárea, después del parto, posparto

El parto es un momento emocionante. Por fin puedes conocer al beb√© que ha crecido en tu interior durante los √ļltimos 9 meses.

Sin embargo, tener un bebé puede suponer un gran esfuerzo para tu cuerpo, especialmente si has tenido un parto por cesárea. Necesitarás más tiempo para recuperarte que después de un parto vaginal normal.

Aquí tienes sugerencias para acelerar la recuperación y pasar menos tiempo dolorida y cansada, y más tiempo para establecer vínculos con tu nuevo bebé.

La cesárea es una cirugía

Muchas nuevas mamás piensan que pueden hacer las cosas que hacían antes de la cesárea, pero la verdad es otra. No se puede.

Es una cirugía abdominal y hay algunas reglas estrictas que debes obedecer si quieres recuperarte rápidamente.

Tendrás que permanecer en el hospital durante 5 días y tendrás que levantarte de vez en cuando para evitar que se te formen coágulos.

A medida que te vayas recuperando, podr√°s ocuparte de tu peque√Īo. Eso incluye la lactancia materna y el establecimiento de v√≠nculos afectivos.

Pero si te sientes mal en alg√ļn momento, necesitar√°s descansar. La ces√°rea es diferente al parto vaginal y necesitas cuidarte adecuadamente. Eso significa que tienes que descansar y pedir a alguien que te ayude con el beb√©.

No puedes pretender cocinar y limpiar con una herida en el vientre. Es bueno que te levantes y est√©s un poco activa, pero aseg√ļrate siempre de escuchar a tu cuerpo.

El proceso de recuperaci√≥n de la ces√°rea suele durar 6 semanas, as√≠ que aseg√ļrate de hacer s√≥lo lo imprescindible. Para todo lo dem√°s, pide ayuda a tu pareja o un familiar.

La recuperación de la cesárea dura más que la del parto vaginal

Dado que se trata de una cirugía mayor y que existen riesgos tanto para la mamá como para el bebé, tienes que hacer caso a todo lo que te aconsejen tus obstetras.

Muévete todo lo que puedas para evitar que se formen coágulos de sangre.

Adem√°s, cuida la cicatriz de la ces√°rea porque no querr√°s ver ning√ļn signo de infecci√≥n.

En los primeros días, las enfermeras del hospital se ocuparán de tu cicatriz, pero una vez que salgas, estarás sola.

Es probable que sientas dolor en las primeras semanas, pero mejorar√° progresivamente si haces caso a las normas.

Probablemente tu m√©dico te recetar√° algunos analg√©sicos que te ayudar√°n a funcionar con normalidad y a cuidar de tu peque√Īo.

Comprueba siempre cuántas de esas pastillas puedes tomar en caso de que estés dando el pecho.

Muchos m√©dicos afirman que un simple ibuprofeno puede reducir el dolor alrededor de la herida, pero ten cuidado de no tomarlo durante mucho tiempo mientras est√©s dando el pecho, pues de lo contrario aumentas el riesgo de da√Īar a tu beb√©.

El cuidado del posparto es extremadamente importante y aseg√ļrate siempre de reducir tu actividad f√≠sica al m√≠nimo.

Bebe mucha agua

Es cierto que no podrás comer nada el primer día después de la cesárea, pero al menos podrás beber.

Tienes que beber mucha agua, sobre todo cuando empieces a dar el pecho.

La leche no subir√° tan r√°pido como en el caso de las mujeres que han tenido un parto vaginal.

En el caso de la cesárea, la leche sube aproximadamente a los 3 días, durante los cuales debes pasar todo el tiempo posible con tu bebé.

Aprovecha el tiempo para formar ese v√≠nculo √≠ntimo y disfruta de cada peque√Īo cambio que haga tu peque√Īo.

Si tienes problemas con la lactancia o si eres una madre primeriza, siempre puedes pedir ayuda a una asesora de lactancia.

Ten en cuenta que la lactancia materna es el mejor regalo que puedes hacerle a tu bebé.

Pero si hay alguna razón válida para introducir a tu bebé en la leche artificial, no te sientas mal por ello.

Aprende a prevenir el estre√Īimiento

Este es un problema importante para todas las madres primerizas y, si no sabes c√≥mo prevenir el estre√Īimiento, puede ser muy desagradable.

Si te han practicado una ces√°rea, no podr√°s empujar cuando vayas al ba√Īo.

Una de las mejores cosas que puedes hacer es probar alg√ļn ablandador de heces.

Para empezar, aseg√ļrate de caminar con normalidad y de beber suficiente agua.

Si tiene problemas importantes, puede comer ciruelas o incluso beber zumo de ciruela. Intenta comer alimentos ricos en fibra.

Estas cosas son tan buenas como los ablandadores de heces y, si sigues us√°ndolas, no hay efectos secundarios graves.

Relájate cuando puedas y no pienses que puedes volver a tu antigua rutina sólo porque te sientas un poco mejor.

No levantes objetos pesados: lo más pesado que debes levantar es tu bebé.

Si sigues una dieta equilibrada, no deber√≠as tener mayores problemas de estre√Īimiento.

Trata con cuidado la cicatriz de la ces√°rea

La incisión y la cicatriz de la cesárea es la parte de tu cuerpo que necesita cuidados especiales.

Al salir del hospital, aseg√ļrate de mantener siempre seca esta zona.

Cuando te duches, no dejes que el agua entre directamente en la incisi√≥n de la ces√°rea. Una vez que salgas de la ducha, aseg√ļrate de secar la zona con un pa√Īo limpio con cuidado.

Usa ropa interior para ces√°reas: est√° dise√Īada para las mujeres que tienen un parto por ces√°rea y te proporcionar√° la mejor comodidad y cuidados para recuperarte lo antes posible.

Tendr√°s un vendaje sobre la cicatriz de la ces√°rea y deber√°s cambiarlo cada d√≠a. Cuida el corte: lo √ļltimo que quieres es ver cualquier signo de infecci√≥n.

Obviamente, después de la cesárea tendrás puntos de sutura, algunos de los cuales se caerán y otros tendrán que ser retirados por un médico o una enfermera.

Adem√°s, sentir√°s dolor durante alg√ļn tiempo, pero eso es completamente normal. Lo m√°s importante es que no subas escaleras ni levantes nada m√°s pesado que tu beb√©.

Cuando tu cesárea esté completamente curada, puedes utilizar algunos aceites o cremas especiales en esa zona para una mejor y más rápida recuperación completa.

Caminar

Uno de los mejores consejos que puedes recibir es levantarte con cuidado y caminar después de una cesárea.

La mayoría de las madres se levantan dos horas después de la cesárea porque es una buena manera de evitar los coágulos de sangre.

Si la operación no ha tenido ninguna complicación, no hay razón para quedarse en la cama. Cuanto antes te levantes, mejor te sentirás.

Recuperarás toda tu energía y aprenderás a cuidar de tu bebé por ti misma mientras estés en el hospital.

Una ces√°rea es una operaci√≥n seria, pero si sigues todos los consejos de tu obstetra, no tendr√°s ning√ļn problema.

Estornudar y toser m√°s f√°cilmente poniendo la mano en la zona de la ces√°rea

Estornudar y toser después de una cesárea puede ser muy desagradable.

Por eso un buen consejo es poner la mano en la zona de la incisión e intentar estornudar sin mucho movimiento.

Es normal que sientas algo de dolor -¡después de todo, has tenido una cirugía abdominal importante! - pero de esta manera, no te dolerá tanto.

Debes saber que cualquier actividad f√≠sica que incluya que tus m√ļsculos abdominales est√©n activos te doler√° despu√©s de la ces√°rea, ya sea estornudar, toser o simplemente usar la escalera.

Por eso tienes que ponértelo fácil, sobre todo en esos primeros días.

No tengas miedo de pedir ayuda. Eso no significa que no seas una buena madre, sino que eres un ser humano.

El sangrado vaginal es normal durante la recuperación de la cesárea

Tal vez pensabas que no tendrías ninguna hemorragia vaginal a causa del parto por cesárea, pero eso no es cierto.

Aunque se limpie tu cavidad abdominal después de la cesárea, sigue habiendo sangre vaginal residual que debe salir.

Este tipo de sangrado se llama loquios y no es tan grave como el del parto vaginal.

Es normal que la sangre y el tejido del √ļtero salgan de tu sistema. Todo forma parte del proceso de curaci√≥n. Todo est√° volviendo a su sitio y tu cuerpo posparto ha sufrido muchos cambios.

Si tu sangrado vaginal no es abundante, puedes utilizar compresas de maternidad m√°s finas.

Pero es importante tener en cuenta que no debes usar tampones por el alto riesgo de infección.

Aunque creas que todo est√° bien, aseg√ļrate de utilizar compresas postparto durante este proceso.

No tengas miedo de usar analgésicos

A algunas madres primerizas probablemente les preocupa si los analgésicos pueden perjudicar a su bebé durante la lactancia.

Si hablas con tu obstetra sobre la lactancia y la toma de analgésicos como el ibuprofeno o el Advil, te dirá cuáles son seguros para ti.

No te sientas mal por tomar algo que te ayude a funcionar mejor. Si tienes dolor, no podr√°s cuidar de tu peque√Īo.

Por lo tanto, puedes tomar medicamentos durante el tiempo que te duela, pero aseg√ļrate de no excederte.

La herida de la cesárea mejorará cada día si haces caso a lo que te ha aconsejado tu médico.

Por lo tanto, no pasa nada si tomas algunos analgésicos los primeros días, pero una vez que sientas que mejora, deja de tomarlos.

Así podrás seguir mejor el proceso de curación.

La depresión posparto

La depresión posparto es algo de lo que a muchas madres no les gusta hablar. Pero debes tener en cuenta que no es tu culpa y que estas cosas pasan.

Hay muchos factores que influyen en que se produzca o no. Cuando llega un nuevo bebé, algunas madres no saben si todo saldrá bien.

Algunas no pueden dar el pecho, por ejemplo, y se sienten mal por ello.

Piensan que son unas madres p√©simas porque no pueden dar a su peque√Īo ese oro l√≠quido que tanto necesitan.

Pero eso está muy lejos de la realidad. Puedes alimentar a tu bebé con leche artificial y seguir siendo una madre estupenda.

Si sientes que ya no te reconoces a ti misma y que estás malhumorada la mayoría de las veces, pide ayuda profesional.

Tu familia y tus amigos pueden ayudarte un poco, pero un buen terapeuta sabr√° hablar contigo y ayudarte a superar este periodo d√°ndote herramientas para afrontarlo y volver a ser la antigua t√ļ.

No tienes nada de qué avergonzarte porque cosas así son normales para el estado en que te encuentras. Y lo más importante es que se puede solucionar muy rápido si pides ayuda a tiempo.

Aseg√ļrate de llevar una dieta equilibrada

Después de dar a luz, no sólo tienes que cuidar de tu bebé, sino también de ti misma. Si no comes bien, no tendrás suficiente leche.

Si no bebes suficiente l√≠quido durante el d√≠a, esto afectar√° a la producci√≥n de leche. As√≠ que, como ves, al final todo depende de ti.

Por eso debes asegurarte de llevar una dieta equilibrada cargada de las vitaminas y minerales necesarios.

Adem√°s, evita los alimentos que producen gases a tu beb√©. 

Comer bien te ayudará a recuperarte mejor y a que tu bebé se desarrolle con normalidad.

Entiendo que no tendr√°s suficiente tiempo para cocinar, pero no te cortes en pedirle a tu madre o a tu marido que te prepare algo.

Así incluirás al nuevo papá en todo el proceso y no se sentirá excluido.

Un cinturón de recuperación de cesárea puede hacer la vida mucho más fácil

Un cinturón de cesárea es una herramienta inestimable en el proceso de recuperación y no debe pasarse por alto.

¬ŅSabes esa desagradable sensaci√≥n que tienes en las tripas como si algo no fuera del todo bien? Pues bien, eso se debe a que tus m√ļsculos abdominales se han desparramado.

Se llama diástasis de rectos y puede ser bastante incómodo.

Un cintur√≥n de recuperaci√≥n de ces√°rea te ayudar√° a colocar esos m√ļsculos en su sitio y a devolver el √ļtero a su tama√Īo normal.

Una herramienta práctica que te ayudará a moverte un poco mejor y a tener una experiencia más parecida a la que tenías antes de la cirugía.

Sin embargo, esto no significa que sea una cura milagrosa, sino que debes seguir las instrucciones que te haya dado tu obstetra.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos