Guía completa sobre el Embarazo y el Parto

Normalmente el embarazo tiene una duración de 40 semanas desde el primer día de la última menstruación, el cual se divide por trimestres. A lo largo de este tiempo, el cuerpo de la mujer experimenta múltiples cambios, encaminados a facilitar el crecimiento del feto y prepararse para el parto.

A través de la guía de embarazo y parto, trataremos todo lo relacionado con esta experiencia; la fecundación, el desarrollo fetal, el parto, posparto, cuidados y alimentación durante la gestación.

La gestación conlleva una serie de cambios físicos, funcionales y psicológicos que generalmente transcurren con normalidad hasta finalizar el embarazo.

Te acompañaremos en esta maravillosa etapa de tu vida con una completa guía del embarazo, consejos e información que te ayudará a saborear la gestación de forma consciente y saludable. Desde el momento de la fecundación, pasando por el desarrollo fetal, los cambios, cuidados y alimentación durante el embarazo, hasta llegar al momento del parto.


¿En qué fase del embarazo estás?:


ecografia semana 21

barriga embarazo

medidas hueso nasal

sintomas embarazo

¿Qué cambios suceden en el cuerpo cuando una mujer se queda embarazada?, ¿son siempre los mismos?.

Cada mujer experimenta unos cambios fisiológicos y/o emocionales al quedarse embarazada. No necesariamente se presentan siempre los mismos signos o síntomas. Pero los más comunes que se pueden esperar son los siguientes:

Temperatura basal elevada: esto es algo que siempre sucederá. La temperatura de la mujer siempre sube en la ovulación, para después bajar justo antes de la menstruación. Pero si la temperatura no baja, es una señal inequívoca de embarazo.

mercurio gestacion

El mercurio es un metal pesado, que por sus características, se almacena en nuestro cuerpo si se está expuesto a él o se ingiere.

Si la mujer está embarazada debe conocer en qué alimentos se encuentra este metal, o donde puede contaminarse, para así evitarlo en la medida de los posible.

El mercurio atraviesa la barrera placentaria y puede alcanzar al feto, causando serios trastornos en su desarrollo.

Comparte este artículo!