Guía completa sobre el Embarazo y el Parto

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

diabetes gestacion

Cuando el páncreas de la mujer embarazada no es capaz de dar respuesta a la mayor demanda de insulina, aparece la diabetes desencadenada por los cambios producidos por el embarazo. Es la llamada diabetes gestacional.

En este caso, La mujer no era diabética de antes sino que la diabetes se ha desencadenado en el embarazo. La mujer embarazada no tiene síntomas ni molestias. La diabetes gestacional es una enfermedad silenciosa. Normalmente se diagnostica al hacer un análisis de sangre y se verifica con la curva de glucemia.
A partir de aquí, la madre tiene que aprender a manejarse con la alimentación, el ejercicio y la medicación.
Su embarazo pasa a ser calificado de alto riesgo. Y el seguimiento lo hará un equipo especializado.
Generalmente, tras el embarazo la tolerancia a la glucosa se normaliza. Sólo unas pocas mujeres (entre el 4 y 10%) continúan siendo diabéticas.
La mujer que ha padecido diabetes gestacional, aunque desaparezca tras el parto, es propensa a padecerla en el futuro. Por lo que es preciso llevar una vida ordena y cuidarse lo suficiente para evitar o retrasar su aparición.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

embarazo comer sano

Hace tiempo que se ha derribado el mito de que una mujer embarazada debe comer por dos.

En realidad, lo mejor que puedes hacer por tu bebé y por ti es seguir una alimentación sana y balanceada durante los 9 meses e, incluso, antes. Una dieta que le asegure a tu bebé todos los nutrientes necesarios para desarrollarse en cada etapa del embarazo.

Así, hay alimentos que no pueden faltar durante el embarazo. El hierro que contiene la carne roja o los garbanzos fortalecerá los dientes y la estructura ósea del bebé. Las verduras de hoja verde, los cereales o el pan enriquecido son otros alimentos fundamentales. El pescado azul, por ejemplo, favorecerá el desarrollo del cerebro y los ojos del bebé. Por su parte, el calcio que contienen los lácteos fortalecerá los músculos, huesos, corazón y sistema nervioso del bebé. Sin olvidarnos, por supuesto, del ácido fólico que evita los problemas físicos del bebé, como la espina bífida.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

la toxoplasmosis

Durante la gestación, el feto puede contraer la toxoplasmoxis si la madre padece por primera vez una infección por este parásito.

¿Qué es la toxoplasmosis?

Se trata de una enfermedad parasitaria producida por protozoo denominado toxoplasma gondil y que puede afectar al hombre y otros animales. El parásito persiste en la musculatura de animales en forma de quistes que pueden ser ingeridos por el hombre y desarrollar la enfermedad.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

belleza embarazo riesgos

Tratamientos que puedes hacerte y riesgos que debes evitar durante el embarazo.

Depilación en el embarazo:

No uses la cera caliente, el calor favorece la rotura de capilares y favorece a la aparición de varices.

Puedes usar la cera fría y la depiladora eléctrica. Para las zonas más sensibles como las axilas o las ingles puedes usar una crema depilatoria específica.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ecografias embarazo

En los embarazos normales se pueden llegar a realizar de 3 a 5 ecografías. Lo normal es hacer al menos una en cada trimestre.

Lo que muestran las ecografías:

Primer trimestre de embarazo:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

epidural

La epidural consiste en la administración de fármacos anestésicos a través de un pequeño catéter colocado en la espalda, en la zona lumbar. De esta forma la mujer embarazada pierde la sensibilidad de cintura para abajo.

Antes de aplicar la epidural se hacen unas pruebas rutinarias: analítica y electrocardiograma. Además, el anestesiólogo habla con la mujer para descartar posibles problemas, como alergias.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

llego parto

Llegada la semana 40 de embarazo, me encontraba, como ya os conté anteriormente, perfectamente. A pesar de tener algunas contracciones y de que ya había dilatado un par de centímetros, no había aún señal de que el parto finalmente se fuera a poner en marcha.

Trascurridos cinco días desde la fecha prevista de parto tenía visita con la matrona para realizarme un nuevo test basal. Esa misma mañana, al levantarme, sentí ya algunos dolores un poco más fuertes que los que había tenido hasta entonces y comencé a tener un pequeño presentimiento. Cuando fui al baño a orinar, al limpiarme, descubrí que estaba manchando por lo que definitivamente pensé que el parto por fin se había puesto en marcha.

Me fui directamente a la clínica, donde tenía cita para el test basal y en cuanto llegué hablé con la matrona, que me atendió un poco antes de lo previsto. Me examinó y comprobó que la dilatación había avanzado un poco y que había comenzado a romper aguas. Las contracciones se iban notando, pero aún no eran dolorosas. Me recomendó ingresar por la tarde, momento en el que ella pensaba que ya habría avanzado el proceso, pero también me comentó que llegado el caso, si no avanzaba a lo largo del día la dilatación me ayudaría con un poco de oxitocina para acelerar el proceso.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

parto

Llegamos al final de esta aventura que es el embarazo y todo lleva la tónica general que ha seguido desde un principio: la tranquilidad. Me encuentro escribiendo esto el día en el que cumplo mi semana 40 de embarazo y estoy, como se suele decir, más fresca que una lechuga.

Tras mi primer test basal en la semana 38 de embarazo y esperanzadora consulta al ginecólogo, que me comentó que el proceso del parto parecía ir muy bien encaminado, la cosa se ha estancado bastante. En el test basal de la semana 39 de embarazo ni siquiera se registraron contracciones, y al día siguiente el ginecólogo me dijo que estaba exactamente igual que la semana anterior: 1 cm dilatado y el cuello del útero un poco más blandito, pero poco.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

test basal

Parece que de repente se precipiten los acontecimientos, y después de un embarazo bastante "monótono" estas últimas semanas de gestación parece que prometen. Sigo yendo a las clases preparto y continúo encantadísima tanto con la matrona como con la manera de tratar los temas. Además, esta última semana habló sobre los síntomas del parto, como reaccionar ante las primeras contracciones o la rotura de la bolsa amniótica... y yo como en mi primer embarazo no viví ninguna de esas experiencias, estaba muy interesada y quería tenerlo todo muy claro.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

alexandra 35 semanas

Totalmente sumergida en la última étapa de mi embarazo ya, comienzo contándoos mi primera experiencia con la nueva matrona a la que he comenzado a asistir en la semana 34 de embarazo. Realmente os puedo decir que la sorpresa ha sido muy grata y que me he quedado completamente alucinada por cómo, dos personas que se supone que han estudiado lo mismo pueden entender un embarazo y todo lo que conlleva después de tan diferente manera. No sé si influirá la edad de la matrona (ésta es jovencica), ó donde haya realizado los estudios, o su experiencia personal (tiene dos niños)... realmente no lo sé, pero lo que es cierto es que todo lo que comenta suena mucho más real y lógico. He asistido hasta ahora a tres clases y he salido encantada de todas ellas, así que espero que siga así hasta el final.

A comienzos de la semana 35 de embarazo me realicé mi última ecografía. Todo marcha muy bien. La placenta ha subido, lo cual, junto con el estado de mi pequeña, era lo más importante para mi. Al menos de momento, la opción de una cesárea queda descartada por ese lado. Mi pequeña está de maravilla, pesa ya 2,500 kg y mide 45 cm., vamos, medidas en toda regla diría yo.