Guía completa sobre el Embarazo y el Parto

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo y qué comer durante el embarazo

La alimentación es uno de los primeros cuidados que le puedes aportar a tu hijo desde el comienzo de la gestación.

La alimentación que debes seguir tiene que ser variada y equilibrada para que cubra todas las necesidades nutricionales.

Qué debes comer y qué debes evitar durante el embarazo - Recomendaciones:

  • Mastica bien los alimentos. Come despacio.
  • Come con frecuencia, 5 veces al día. De esta forma previenes digestiones pesadas e hipoglucemias.
  • Reduce las cantidades. Evita los fritos, condimentos y picantes, grasas, dulces y bollería industrial y embutidos.
  • Cocina los alimentos al vapor, al horno o a la plancha.
  • Evita las bebidas alcohólicas y limita el consumo  de bebidas estimulantes: té, café, colas, cacaos.
  • Bebe al menos un litro y medio de agua al día.
  • Opta por zumos de frutas y verduras naturales.
  • En tu dieta diaria no debe faltar verdura, fruta, legumbres y cereales integrales (pan, pasta, arroz).
  • Utiliza sal yodada. (con moderación)

En el embarazo las necesidades de calcio, hierro y ácido fólico aumentan. Los alimentos donde puedes obtenerlos son:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

recomendaciones cambios cuidados

El cuerpo de la mujer embarazada va sufriendo cambios anatómicos y funcionales como adaptación al nuevo estado.

A pesar de todos los cambios que se producen durante el embarazo es muy importante conservar una actitud positiva y adoptar hábitos saludables para disfrutar del embarazo, del parto y de la posterior crianza del bebé.

Aquí enumeramos algunos cambios que se presentan con frecuencia durante la gestación y te damos algunas recomendaciones para cada caso:

Peso: Durante el embarazo el peso se irá incrementando, especialmente a partir del quinto mes. Lo normal es aumentar entre 9 y 12 kilos.

Es recomendable que sigas una dieta sana, variada y equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y pescado. Reduce el consumo de grasas saturadas y evita los dulces.  Practica ejercicio de forma regular.

Piel: En el embarazo la pigmentación de algunas zonas aumenta y pueden aparecer manchas en la piel (areolas, pezones, cara, línea alba). También es muy frecuente que aparezcan estrías en el abdomen y las mamas por su rápido crecimiento.

Es necesario usar cremas con protección solar siempre que exista exposición al sol. Hidrata muy bien la piel dos veces al día (mañana y noche).

Evita ganar peso de forma brusca para evitar que la piel se someta a tensiones y dilataciones, que acaban en estrías.

Mamas: El tamaño y sensibilidad de las mamas aumentará, ya que se están preparando para la lactancia. Mantén la piel del pecho bien hidratada y usa sujetadores de algodón sin aros. Es muy probable que en los últimos meses aparezca el calostro.

Higiene: Es normal que aumente la sudoración y el flujo vaginal. Es recomendable ducharse a diario y secarse muy bien e hidratar. Evita productos con alcohol. Si optas por darte un baño, procura que la temperatura del agua no supere los 37ºC.

Elige ropa interior de algodón.

Cepilla los dientes después de cada comida, usa un cepillo suave, ya que las encías están más propensas a inflamarse y sangrar.

Náuseas, vómitos, digestiones: Según va aumentando el útero los órganos abdominales se van desplazando y eso retrasa el vaciamiento gástrico y la movilidad intestinal.

Son muchas las mujeres que padecen náuseas y vómitos durante el primer trimestre del embarazo. Estos episodios están relacionados con el cambio hormonal y pueden aumentar en casos de estrés. Por lo general los vómitos no afectan el estado nutricional de la madre ni del bebé. Pero si se vomita todo lo que se come, debe consultarse con el médico o matrona.

Según avance el embarazo las digestiones se volverán más pesadas y aparecerá la acidez.

Evita los alimentos que te produzcan náuseas. Suele tolerarse mejor lo salado y frío que lo caliente y dulce. Si tienes vómitos mañaneros, es recomendable que tomes algún alimento sólido (galletas saladas) antes de levantarte de la cama.

Reparte las comidas en cinco tomas al días, sin abusar de las cantidades. Evita el picante, las salsas y los alimentos muy elaborados.

Vejiga e intestinos: Como la vejiga también irá siendo presionada por el útero es normal que aumenten las ganas de orinar, especialmente en el primer y tercer trimestre y por las noches. Reduce la ingesta de líquidos a partir de la tarde y si notas escozor, picor o ganas de orinar continuamente, consulta con el médico.

El estreñimiento es muy frecuente en el embarazo, por lo que es recomendable seguir una dieta rica en fibra y beber abundante líquido. Practicar ejercicio también favorecerá la motilidad intestinal previniendo el estreñimiento y futura aparición de hemorroides.

Circulación: Según vaya avanzando el embarazo la sangre se irá estancando en las zonas del abdomen, periné y extremidades inferiores. Esto es debido a la compresión que el útero ejerce sobre los vasos sanguíneos y puede ocasionar edemas y varices.

Evita: Exceso de sal, Permanecer mucho tiempo de pie o sentada, Tomar el sol de forma estática, Ligas y medias que presionen las rodillas o pantorrillas, ropa ajustada y la depilación con cera caliente en las piernas.

Recomendaciones para un retorno sanguíneo favorable: Duerme sobre el lado izquierdo, eleva las piernas siempre que puedas, usa medias elásticas de compresión ascendente, Date masajes desde los pies hasta las ingles, camina de puntillas, de talones, realiza círculos con las puntas de los pies...

Descanso y sueño: Es recomendable dormir al menos 8 horas y si es posible tomar una siesta después de comer. Durante el embarazo hay épocas en las que es muy difícil conciliar el sueño, aquí tienes algunas recomendaciones para ayudarte a dormir:

Realiza ejercicio y/o pasea a diario, toma un baño relajante, realiza ejercicios de relajación y respiración, un masaje relajante, un buen libro o tomar un vaso de leche caliente pueden ser algunas medidas a tomar. También evita las bebidas excitantes: café, té, cacaos...

No olvides que la posición más adecuada para dormir es de lado izquierdo, con la pierna derecha flexionada, de esta manera favorecerás la oxigenación fetal.

Tabaco: El embarazo es el momento ideal para dejar de fumar. Recuerda que fumar perjudica la salud del bebé y la tuya.

Alcohol, sustancias y medicamentos: Evita el consumo de drogas y alcohol. No te automediques nunca, ni sigas los consejos que te den por ahí sobre lo que puedes tomar, consulta siempre con el médico.

Recuerda que es necesario tomar ácido fólico durante el periodo preconcepcional y primer trimestre y yodo durante toda la gestación y lactancia. El médico te dará todas las indicaciones necesarias.

Relaciones íntimas: En el embarazo y después del parto el deseo puede ir variando, ya que muchas veces los sentimientos y las emociones serán contradictorios: tristeza, alegría, felicidad, miedo, cansancio, dudas, etc. Es necesario que compartas todo lo que sientas y que te comuniques y dialogues con tu pareja.

La gestación es un momento ideal para descubrir nuevas experiencias afectivas: masajes, caricias... Además, se deben ir adaptando las posturas según vaya cambiando el cuerpo de la mujer. El coito no daña al bebé, sólo debe evitarse cuando el médico lo diga.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

semanas meses trimestres

¿Quieres saber de cuánto tiempo estás embarazada? ¿Te haces un lío con las semanas y meses del embarazo?

Te contamos las equivalencias de los meses y semanas del embarazo y lo que entra en cada trimestre.

Si quieres saber lo que ocurre en cada mes, has clic en el que desees ver.

Primer trimestre (meses 1, 2 y 3 de embarazo) Desde la fecundación hasta las 13 semanas

El primer mes de embarazo abarca:

  • Semana 1
  • Semana 2
  • Semana 3
  • Semana 4

El segundo mes de embarazo abarca:

  • Semana 5
  • Semana 6
  • Semana 7
  • Semana 8

El tercer mes de embarazo abarca:

  • Semana 9
  • Semana 10
  • Semana 11
  • Semana 12
  • Semana 13

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

medición del pliegue nucal

En muchas ocasiones hemos comentado lo importante que es acudir al médico desde que la mujer se entere que está embarazada o sospeche que puede estarlo. Y si se está planificando un embarazo lo ideal es acudir al médico para comprobar que está todo bien o tomar las medidas necesarias para estarlo.

El embarazo necesita unos controles para asegurarse de que todo va bien y que no hay riesgos para la madre y el bebé. Así que desde que sepas o creas que puedes estar embarazada acude a tu centro de salud.

El médico y la matrona pedirán analítica y ecografía, te darán recomendaciones y programarán el seguimiento del embarazo.

El personal que atenderá el embarazo suele estar formado por médico de cabecera, ginecólogo/a, matrona, enfermeros/as. Depende del área sanitaria de cada lugar.

En la primera visita suele entregarse la Cartilla de la embarazada, en donde se recogen los datos más importantes del embarazo, parto y puerperio y de esta forma facilitar el seguimiento de la gestación para las visitas médicas a las que acudas. Por lo tanto, es recomendable que lleves la cartilla contigo en esos casos y cuando salgas de viaje.

Controles en el primer trimestre:

Análisis de sangre y orina:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

duracion embarazo

La duración de un embarazo normal es de aproximadamente 40 semanas contando desde el primer día de la última regla.

Desde el momento en que se unen el óvulo y el espermatozoide en la trompa de Falopio comienza el embarazo.

Una vez fecundado el huevo se va dividiendo y unos días después anida en el útero donde el embrión se desarrolla.

Fases del desarrollo del bebé:

  • Fase germinal, pre–embrionaria o de zigoto: desde que se produce la fecundación del huevo hasta que se implanta en la pared del útero y dura dos semanas.
  • Fase embrionaria: en esta etapa se forman los órganos y sistemas básicos. Esta fase dura hasta las 8 semanas cuando comienzan a formarse las primeras células óseas. El embrión mide unos 2 o 3 cms.
  • Fase fetal: desde la semana 9 hasta el parto y en esta fase el bebé crece, se desarrolla y madura. Cuando llegue la hora del parto el bebé medirá entre 48 y 52 cms y pesará entre 2,4 y 3,2 kgs. (medidas aproximadas)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

desarrollo crecimiento fetal

Cada mes uno de los ovarios de la mujer liberan un óvulo hacia la trompa de falopio, si este no es fecundado unos días más tarde aparecerá la menstruación.

Después de la eyaculación los espermatozoides atraviesan la vagina y el útero y se dirigen hacia las trompas. Si la mujer está ovulando uno de estos espermatozoides podría entrar en el óvulo y fertilizarlo. De esta unión se formará el cigoto que irá creciendo y desarrollándose hasta convertirse en embrión y posteriormente en el feto. El desarrollo durará unas 40 semanas, en las que el bebé será alimentado y oxigenado en la placenta a través del cordón umbilical.

El sexo del bebé dependerá del cromosoma que contenga el espermatozoide fecundante. Si es X será niña y si es Y será niño.

El bebé estará listo para nacer a partir de las 37 semanas.

En este vídeo el bebé te cuenta cómo se va desarrollando y creciendo, hasta llegar al parto.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

consumo pescado embarazo

Recomendaciones para el consumo de pescado en embarazadas, y madres que amamantan en relación con la presencia de mercurio.

El pescado no puede faltar en la dieta de las mujeres embarazadas, ni en el periodo de lactancia. Los ácidos grasos omega-3 son muy importantes para el desarrollo del sistema nervioso central, el crecimiento del cerebro y el desarrollo de la vista del bebé, antes y después del nacimiento. Los pescados grasos como el salmón, la trucha, el arenque, los bocartes y las sardinas son una buena fuente de Omega-3.

Pero algunos pescados, especialmente los de gran tamaño, pueden contener cantidades muy altas de mercurio, que pueden afectar al desarrollo neuronal del feto.

¿Qué pescados se pueden comer en el embarazo? ¿Qué pescados no se deben comer en el embarazo?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), recomiendan:

Grupo 1 - consumir varias raciones a la semana

150 gramos por ración.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

tristesa depresion

¿Es normal sentirse triste después del parto? ¿Cómo afecta emocionalmente a la pareja la llegada del bebé? ¿Y a los demás miembros de la familia?

Muchas mujeres se sienten deprimidas y “tristes” después de que nazca su bebé. Esto puede ser causado por los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo. Por lo general, la tristeza después del parto sólo dura una semana o dos como mucho, en caso de que dure más, sigue estás recomendaciones:

  • Habla con tu pareja, amigos, familiares y otras madres sobre cómo te sientes.
  • Reúnete con amigas/os o familiares con los que puedas charlar y pasar un buen rato.
  • Dispón de algo de tiempo para ti misma. Pide a alguien que cuide al bebé un rato para que puedas dedicarte algo de tiempo y desconectar un poco o hacer algo que te guste o te apetezca.
  • Si te sientes muy deprimida, desesperada, abrumada o incapaz de cuidar al bebé habla con el médico ya que es probable que necesites ayuda para superar estos sentimientos de profunda tristeza. Recuerda que esto no significa que seas una mala madre o hayas fracasado, la depresión post-parto es una enfermedad que sufren muchas mujeres. Pide ayuda para superarla.

Los sentimientos del padre

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El puerperio o post-parto

En las semanas que siguen al parto tu cuerpo experimentará muchos cambios, es importante que visites al médico o matrona para una consulta postparto. En ella comprobarán tu presión sanguínea y peso, examinarán el útero, el cuello uterino, la vagina y los senos. Este es un buen momento para que le preguntes al médico cualquier duda que tengas.

Te dejamos unas recomendaciones para que te sientas mejor después del nacimiento de tu bebé:

  • Descansa todo lo que pueda. Trata de tomar siestas cuando tu bebé esté durmiendo. Pide ayuda siempre que lo necesites a tu pareja, familiares, amigos.
  • Si tienes problemas con la lactancia, habla con el personal médico que te atiende para que te asesoren o te informen sobre grupos de apoyo para la lactancia en tu comunidad.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada y toma bastante líquido. Evita las bebidas alcohólicas y sustancias toxicas, hacerlo perjudica tu salud y puede hacerte sentir más cansada y/o deprimida.
  • Desde que el médico te autorice, comienza alguna rutina de ejercicio. Por ejemplo, salir a caminar al aire libre es formidable. Y puedes llevar al bebé contigo.
  • Podrás reanudar las relaciones intimas, cuando te autorice el médico y te sientas preparada.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ejercicios prenatales

Hacer ejercicio con regularidad hará que el parto sea un poco más fácil. Estos ejercicios ayudarán a aliviar el cansancio del embarazo y fortalecerán los músculos que emplearás en el parto.

Antes de practicar cualquier ejercicio consulta con el médico.

Relajación

Túmbate en el suelo, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Toma aire, y al expulsarlo, acerca la rodilla al pecho todo lo que tu vientre lo permita. Inspira, estira la rodilla, extiende la pierna y flexiona el tobillo. Expulsa el aire y baja la pierna extendida hasta que el pie quede a pocos centímetros del suelo. Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna. Repite cinco veces con cada pierna. Realiza este ejercicio al principio de todo, con el estás beneficiando la parte baja de la espalda, las caderas, rodillas y el tono muscular.

Ejercicio para reforzar el pecho

Siéntate en el suelo con las piernas dobladas (tipo indio). Extiende los brazos hacia adelante a la altura de los hombros. Ábrelos y levántalos por encima de la cabeza. Vuelve a la posición original. Levanta el brazo derecho por encima de la cabeza hasta que sientas que los músculos se estiran desde el hombro a la cadera. Haz lo mismo con el brazo izquierdo. Repite este ejercicio 20 veces con cada brazo. Puedes realizarlo a diario. Este ejercicio corrige la postura de los hombros hacia adelante y el dolor en la parte alta de la espalda, también ayuda a ensanchar los pulmones y a facilitar la respiración.

Ejercicios para fortalecer la parte interna de los muslos