bebe muerde

¬ŅQue pasa si el beb√© muerde durante la toma? ūü§ĪūüŹĽ

Muchas madres tienen miedo de que su bebé les muerda los pezones. Pero, en teoría, esto es imposible si el bebé está bien agarrado, porque todavía no puede morder realmente. Además, la lengua cubre los dientes inferiores durante la lactancia.

Pero en la práctica, no es tan raro que un bebé muerda de vez en cuando. A continuación te damos algunos consejos:

Esto suele ocurrir hacia el final de la toma, cuando el bebé ya no está bien colocado, ya no tiene hambre y empieza a jugar. Obsérvalo con atención: en cuanto tu bebé esté lleno, quítale el pecho rápidamente antes de que empiece a aburrirse.

La dentici√≥n significa mucho dolor para la mayor√≠a de los beb√©s. Dado que morder un objeto duro reduce el dolor de las enc√≠as inflamadas, no es de extra√Īar que un beb√© en fase de dentici√≥n mastique el pez√≥n. ¬°No es para hacerte da√Īo!

Algunos bebés muerden cuando están distraídos. Busca un lugar más tranquilo, posiblemente con menos luz, para amamantar.
Otros muerden por frustraci√≥n cuando no hay suficiente leche. Si tienes un beb√© impaciente, es importante estimular siempre la producci√≥n de leche. Y algunos muerden por curiosidad, para ver qu√© pasa.

Cuando el bebé te muerde mientras le das de mamar, puede resultarte molesto o doloroso en algunos casos. Para evitar que lo haga y hacerle entender que no lo haga más porque te duele y así no podrás seguir dándole el pecho, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Si el ni√Īo muerde durante la toma, hay que comprobar si est√° bien puesto al pecho. Debe tener la cabeza girada hacia tu pecho. Su nariz (¬°no su boca!) apunta hacia el pez√≥n. Su lengua descansa como un coj√≠n protector entre las enc√≠as/dientes y el pez√≥n, muy atr√°s en el paladar.
  2. Una buena posición para amamantar también ayuda a evitar los mordiscos. Medio tumbada, cómodamente apoyada en cojines, con las piernas ligeramente elevadas, una almohada en la barriga para que el bebé también esté cómodo. Si das el pecho tumbada, no olvides poner una almohada bajo la cabeza para aliviar las vértebras cervicales.
  3. Si tu bebé ha estado mordiendo mucho, quítale el pecho. No alejándolo de ti, sino acercando su cabeza y su cuerpo hacia ti. Entonces tendrá menos aire y tendrá que abrir la boca y soltar el pecho. Si eso no funciona, puedes deslizar un dedo entre sus encías a través de la comisura de la boca para interrumpir la alimentación o transferirla al dedo.
  4. Espera unos 15 minutos antes de reanudar la lactancia. Durante este tiempo, puedes incluso acostar a tu beb√©. Esto le ense√Īar√° que morder interrumpe la lactancia y el contacto f√≠sico. Pero no intentes nunca apartar a tu beb√© del pecho de forma brusca, ya que lo morder√° con m√°s fuerza y puede causarte una lesi√≥n grave. Los pezones doloridos necesitan un tratamiento especial.
  5. Dile de forma contundente, clara y sin gritarle: "¬°NO!" mientras, m√≠rale a la cara con seriedad. Qu√≠tale el pecho de la boca, pero sin soltarlo de tus brazos. A continuaci√≥n, vuelve a ofrecerle el pecho y dile "No me muerdas". Repite el proceso las veces necesarias, la combinaci√≥n de gestos y mensajes verbales ayudar√°n a que te comprenda mejor. Recuerda que el no sabe que al morderte te duele y eres t√ļ la que debes hac√©rselo entender.
  6. Si mientras le est√°s ense√Īando se asusta y llora, dale un abrazo para consolarlo pero no le des el pecho hasta que se calme. Una vez lo haga, vuelve a ofrec√©rselo y repite el mensaje de nuevo pero de forma m√°s suave.
  7. Si suele morderte cuando est√° acabando la toma, puedes decirle que abra la boca para que a mami no le duela y si lo hace cuando ya est√° dormido puedes meterle un dedo en la boca para separarlo.
  8. Nunca te rías cuando te muerda, para que no piense que es un juego y que puede continuar haciéndolo.
  9. Si tiene perrera de dientes le puedes dar juguetes fríos que le proporcionen un efecto calmante al morderlos, y así evitar que te muerda a ti.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!