Cómo y cuándo salen los dientes de leche

¿Por qué sufre el bebé durante la dentición?

¿La dentición hace sufrir a su bebé? Aunque es desagradable para él por un lado, pero también para ti verlo sufrir así, debes saber que es completamente normal. La dentición hace que los dientes se muevan en el hueso de la mandíbula atravesando las encías. Este fenómeno causa una inflamación que puede durar varios días antes de que el diente salga. Y además, la salida de los dientes de leche va acompañada de algunos síntomas característicos.

¿Cuándo empiezan a salir los dientes de leche?

Entre los 5 y los 9 meses. La mayor parte de los niños tienen de seis a ocho dientes cuando cumplen el año.

Por supuesto depende de cada niño, unos son más prematuros y otros más tardíos. Lo más importantes es que antes de los 18 meses se produzca la salida del primer diente. Hay niños que sienten muchas molestias con la salida de los dientes y en cambio hay otros que ni se enteran.

Calendario orientativo

  • Incisivos centrales inferiores - 6 a 9 meses.
  • Incisivos centrales superiores - 8 a 12 meses.
  • Incisivos laterales inferiores - 8 a 12 meses.
  • Incisivos laterales superiores - 9 a 12 meses.
  • Caninos inferiores - 17 a 22 meses.
  • Caninos superiores - 17 a 22 meses.
  • Primeros molares inferiores - 11 a 14 meses.
  • Primeros molares superiores - 11 a 14 meses.
  • Molares inferiores - 24 a 30 meses.
  • Molares superiores - 24 a 30 meses.

Hay muchos bebés que superan la dentición sin mayores molestias. Para otros en cambio el proceso es muy molesto. Las molestias más habituales cuando le salen los dientes a los niños son estás:

  • Produce más saliva y le aumentan las babas.
  • Le duelen las encías, incluso las mejillas y oídos.
  • Se le irrita el contorno de la boca debido a las babas.
  • Muerde todo lo que encuentra.
  • Rechaza la comida.
  • Irritabilidad e inquietud

primeros dientes

¿Qué hacer para aliviarles el dolor?

  • Aplica frío y masajea la encía del bebé durante unos minutos.
  • Dale un mordedor frio.
  • No le des los alimentos muy calientes.
  • Si el bebé está muy incomodo, usa paracetamol.
  • No uses lociones o pomadas para las encías, si no las ha recetado el médico.

¿Cuáles son los síntomas de la dentición?

¡Qué difícil es a veces entender el llanto del bebé! ¿Tiene hambre? ¿Está caliente? ¿Tiene sueño? ¿Dolor? ¿Le están saliendo los dientes? ¡Las preguntas siguen llegando! Afortunadamente, hay señales que pueden ayudar a entender lo que está pasando detrás del comportamiento de tu pequeño.

Cuando se trata de los signos de la dentición, es importante saber que varían de un niño a otro. ¡Incluso de diente a diente! Estos son algunos de los síntomas habituales:

  • Irritabilidad. El bebé está agitado, malhumorado y llora con facilidad. El dolor lo hace irascible.
  • Encías inflamadas. Este es uno de los primeros síntomas obvios de la dentición. Hinchadas y sensibles a la presión, las encías se sensibilizan por la perforación de los dientes y pueden causarle mucho dolor al bebé. Para aliviarlo, puedes, por ejemplo, masajear sus encías con un gel calmante. Ya que el frío tiene propiedades anestésicas, un anillo de dentición enfriado también puede ser muy efectivo.
  • Encías rojas o azules. Cambian de color a medida que se hinchan. El área cercana a la zona de dentición es entonces más oscura que el resto de las encías.
  • Diarrea leve. Esto se llama "falsa diarrea" porque no está relacionada con un virus. Las heces no son líquidas e inodoras, sino suaves y olorosas. Sin embargo, no debes preocuparte por estas diarreas porque no están relacionadas con una infección intestinal y son temporales. Para aliviar al bebé, es aconsejable adoptar una dieta adaptada a la diarrea dental.
  • Nalgas rojas e irritadas. El sarpullido del pañal suele acompañar a la diarrea dental. Puede ser muy desagradable para tu pequeño y a veces incluso puede llevar a una infección. Cámbialo regularmente y ten cuidado de limpiarlo y secarlo bien. El uso de una crema calmante también puede ser muy eficaz para aliviarlo.
  • Mejillas rojas. Este enrojecimiento a menudo aparece en el lado de empuje, donde el diente erupciona.
  • Un impulso de mordisquear. Tu hijo pone todos los objetos que atrapa en su boca e intenta masticarlos.
  • Salivación pesada. El bebé saliva y babea más de lo normal. Esta abundante salivación es importante: mantiene su boca hidratada y permite proteger las encías durante el empuje. No es imposible que la barbilla del bebé esté algo irritada por el babeo.
  • Fiebre. Aunque es un síntoma clásico de la dentición, la fiebre debe ser moderada en intensidad y no exceder los 38°C. â‡’ Temperatura del bebé ¿Cuándo es normal y cuándo es fiebre?
  • Pérdida de apetito. Tu hijo tiene menos hambre que de costumbre y es reacio a las comidas. El dolor causado por la dentición puede arruinar su apetito o hacer que ciertos alimentos sean incómodos.
  • Dificultad para dormir. El dolor es tan fuerte que no quiere dormir. El sueño del bebé está perturbado, se despierta durante la noche. De nuevo, masajearlo con un gel calmante para aliviarlo o usar un anillo de dentición puede ser efectivo.

Síntomas de la dentición: ¿Cuándo consultar?

Ahora conoces los síntomas de la dentición del bebé. Sin embargo, mantente alerta, porque la dentición no lo explica todo. Si ciertos síntomas sugieren la salida de dientes, es importante no culpabilizarlos de todo. En particular, ten cuidado en caso de fiebre: cualquier fiebre superior a 38°C y que no disminuya en 48 horas debe alertarte. La diarrea severa acompañada de heces sueltas tampoco suele estar relacionada con la dentición. Estos síntomas no deben tratarse a la ligera, así que no dudes en consultar al pediatra.

Artículos relacionados:

También te puede interesar leer:

Prevenir las caries del biberón

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.