¿Por qué el bebé tiene problemas para dormirse?

Cómo lidiar con un niño que tiene problemas para dormirse

Tu hijo no duerme sin interrupción durante los primeros meses, ¡como probablemente has notado! A veces se despierta por la noche y le cuesta dormirse... Hay varias razones para estas pequeñas perturbaciones nocturnas.

El sueño puede aprenderse

El sueño durante los primeros meses

Tu bebé necesita dos o tres meses para establecer un patrón de sueño. Los ritmos de sueño y vigilia se acumulan gradualmente y esto es completamente normal. No hay necesidad de preocuparse si el bebé se despierta varias veces durante la noche, estos despertares son normales. Es más, tu bebé aún no sabe la diferencia entre la noche y el día.

Alrededor de tres meses, el bebé comienza a regular su sueño, pero puede tardar hasta los 6-7 meses de edad en dormir sin despertarse por la noche. Durante los tres primeros meses, su sueño es inquieto, interrumpido por el despertar frecuente, pero espera a que esté bien despierto antes de cogerlo. Este período es a veces difícil, las primeras semanas son agotadoras pero esto es normal. No te preocupes, es necesario un período de maduración del cerebro para que tu bebé aprenda a dormir tranquilo. Necesita crecer un poco más. Intenta descansar lo más posible cuando tengas la oportunidad, y cuando él duerma...

El sueño a partir de los 9 meses

A partir de los 9 meses, el origen de los trastornos del sueño es diferente. En efecto, el sueño es un medio de expresión para tu hijo, es un lenguaje que le permite expresar sus miedos, sus incomodidades. En primer lugar, comprueba si los trastornos del sueño de tu hijo son regulares. ¿Es un problema quedarse dormido o despertarse en medio de la noche? ¿son aislados? Los trastornos graves del sueño se definen como varios despertares prolongados a la semana. Si tu hijo se despierta con frecuencia, estos trastornos pueden acompañar a importantes etapas de desarrollo que movilizan su mente y lo mantienen despierto. Este es el caso de la adquisición de la marcha, la introducción de una nueva forma de cuidado infantil, los cambios de ritmo debido a una mudanza o a las vacaciones, etapas importantes que alimentan los sueños del bebé. Muchas veces los problemas en casa también pueden repercutir en el sueño del bebé. Tranquilízalo, para que se deshaga de sus ansiedades. El ritual de la hora de dormir es un momento especial que no hay que perderse para ayudar a tu bebé a calmarse. No te saltes la siesta, asegúrate de que esté tranquilo en su habitación...

dificultad dormir

El bebé no sabe cómo dormirse solo

El condicionamiento anormal del sueño es el trastorno del sueño más común en los niños pequeños: no se duermen en su habitación; no pueden dormirse sin el biberón o la lactancia materna, sin ser acunados, sin ser paseados en el coche o acostados con sus padres hasta que se duermen. El sueño antes de la medianoche es generalmente muy estable, pero se producen repetidos despertares a partir de la medianoche. El problema no es el de los despertares, que son normales ya que uno se despierta normalmente en cada cambio de ciclo, sino que radica en la incapacidad del niño para volver a dormirse solo, sin la ayuda de sus padres.

¿Qué puedes hacer?

Enséñale a dormirse gradualmente por sí mismo. Después del ritual de la hora de dormir, abandona la habitación del bebé antes de que se duerma.

El biberón de la noche no debe asociarse con el hecho de quedarse dormido. Debe ser tomado fuera de la habitación, fuera de la cama. Si la alimentación nocturna persiste, reduce gradualmente la cantidad de biberones. Pero un bebé sano de más de 6 meses ya no necesita alimentarse por la noche. Si se amamanta, esto es menos cierto: hay bebés amamantados que necesitan alimentarse por la noche incluso después de los 6 meses.

Artículos relacionados que pueden interesarte: Â¿Dónde debe dormir el bebé? Recomendaciones sueño seguro - 5 razones por las que el recién nacido no duerme de noche - Â¿Cómo Enseñar a Dormir al Bebé sin que llore? y Cómo calmar a un bebé que llora mientras duerme

Trastornos digestivos

La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) es muy común en los bebés menores de seis meses, pero la verdadera ERGE que causa alteraciones del sueño es ciertamente mucho más rara de lo que se podrías pensar. En la mayoría de los casos, la ERGE causa principalmente regurgitación. Pero el dolor a veces puede impedir que el bebé duerma. Trata de tomar descansos en medio de las comidas para limitar la cantidad de aire que tu hijo toma, y evita los pañales o la ropa apretada que comprima el estómago de tu hijo. Por último, acuesta a tu bebé boca arriba y consulta con el médico.

La alergia a la proteína de la leche de vaca también puede causar alteraciones del sueño, pero también una amplia variedad de signos como regurgitación, problemas respiratorios o eccema. Si sospechas que el bebé puede tener esta alergia consulta con el médico para confirmar el diagnóstico y establecer una dieta adecuada.

También te puede interesar: Gases en bebés. ¿Cómo aliviarlos y prevenirlos?

El sueño de los bebés

Problemas de sueños a los seis meses

RECOMENDADO: El Sueño en bebés. Carlos González

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!