Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

sistema inmunitario bebes

El sistema inmune de los bebés es inmaduro cuando nacen. La lactancia y las vacunas protegerán al bebé de diferentes gérmenes que pueden causarle enfermedades.

¿Qué es el sistema inmune?

El sistema inmune es una red de células, órganos y tejidos que defienden al cuerpo de gérmenes que atacan al organismo.

Si una bacteria, un virus u otra sustancia extraña nos atacan, los glóbulos blancos lo identifican y producen anticuerpos y otras respuestas a la infección. También 'recuerdan' el ataque para poder combatirlo más fácilmente la próxima vez.

El sistema inmune en los bebés

Los anticuerpos se pasan de la madre al bebé a través de la placenta durante los últimos tres meses del embarazo. Esto le da al bebé algo de protección cuando nace. El tipo y la cantidad de anticuerpos que se transmiten al bebé dependen del propio nivel de inmunidad de la madre.

Durante el nacimiento, las bacterias de la vagina de la madre se transmiten al bebé. Esto ayuda a construir la colonia de bacterias en el intestino que contribuye a su inmunidad.

Después del nacimiento, más anticuerpos se transmiten al bebé en el calostro y en la leche materna. Pero el sistema inmunológico de los bebés todavía no es tan fuerte como el de los adultos. Los bebés prematuros corren un mayor riesgo de infección porque su sistema inmune es aún más inmaduro y apenas han recibido anticuerpos de sus madres.

Los bebés producen sus propios anticuerpos cada vez que están expuestos a un virus o germen, pero lleva tiempo desarrollar completamente esta inmunidad.

La inmunidad pasiva transmitida por la madre al nacer tampoco dura mucho y comenzará a disminuir en las primeras semanas y meses después del nacimiento.

Cómo aumentar el sistema inmune de tu bebé

Cada vez que el bebé se enferma, está desarrollando nuevos anticuerpos que lo protegerán en el futuro. Mientras tanto, hay algunas cosas importantes que puedes hacer para protegerlo:

Lactancia materna

La leche materna contiene muchos elementos que apoyan el sistema inmune del bebé. Estos incluyen proteínas, grasas, azúcares, anticuerpos y probióticos. Cuando una madre entra en contacto con gérmenes, desarrolla anticuerpos para ayudarla a combatir la infección. Estos se pasan al bebé en la leche materna. Como las madres y los bebés generalmente están expuestos a gérmenes similares, esto significa que el bebé está protegido.

Los bebés alimentados con leche materna tienen menos infecciones y mejoran más rápidamente que los bebés alimentados con fórmula. Sin embargo, la lactancia materna no puede proteger al bebé de infecciones graves que ponen en riesgo la vida, como la polio, la difteria o el sarampión. Además, para las madres que no pueden amamantar o que eligen no hacerlo, la fórmula infantil es una alternativa saludable.

Vacunación

Vacunar a los niños es la forma más segura y efectiva de protegerlos contra enfermedades graves.

La vacunación provoca una respuesta inmune de la misma manera que un virus o bacteria. Significa que si el bebé entra en contacto con la enfermedad real en el futuro, su sistema inmunitario reconocerá el germen y responderá lo suficientemente rápido como para luchar contra la enfermedad o prevenir complicaciones graves.

Las mujeres embarazadas se vacunan contra la tos ferina en el tercer trimestre para transmitir la inmunidad a sus bebés.

El bebé tendrá sus primeras vacunas al nacer, luego algunas más a las 6 semanas, 4 meses y 6 meses y durante los primeros años de vida.

Dieta y suplementos

Tomar antibióticos puede matar algunas de las bacterias intestinales que son importantes para la inmunidad. Los probióticos a menudo se sugieren como una forma de aumentar la inmunidad de los bebés después de que hayan recibido antibióticos. Los probióticos son seguros de usar al final del embarazo y después del nacimiento del bebé. Sin embargo, se desconocen los beneficios que tienen para los niños, ya que la mayoría de los estudios se han realizado en adultos. Antes de considerar administrarle probióticos al bebé, habla con el médico.

La leche materna y la fórmula deben proporcionar todas las vitaminas y minerales que el bebé necesita y no se recomiendan suplementos vitamínicos adicionales para bebés.

Una vez que el bebé comience a comer sólidos, una variedad de alimentos frescos, incluidos diferentes tipos de vegetales y frutas en puré, debería ser suficiente para mantener el sistema inmunológico saludable. Trata de seguir amamantando mientras introduces alimentos sólidos.