Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

salud bebe primer ano

Las enfermedades más comunes del bebé en su primer año y cómo actuar ante ellas.

El sistema inmune del bebé durante los primeros meses puede ser vulnerable a infecciones y agresiones externas y tiene que ir aprendiendo a defenderse. La mayor parte de las enfermedades y trastornos suelen ser leves, como otitis, amigdalitis, catarros y bronquitis.

Acude siempre al pediatra ante cualquier duda con respecto a la salud del bebé. El médico controlará su desarrollo, calendario de vacunas, pautas de alimentación y los problemas de salud y tratamientos. Debes visitar al pediatra una vez al mes durante los primeros seis meses y cada dos meses hasta cumplir el año.

Es importante que conozcas algunos de los síntomas de las enfermedades más habituales y saber cómo actuar ante ellas.

Fiebre:

Puede ser causada por infecciones virales. No abrigues mucho al niño y controla su temperatura. Administra el antitérmico que haya indicado el pediatra para estas ocasiones. Si la fiebre supera los 39º y no baja, puedes bañar al bebé en agua templada o envolverlo en una toalla mojada. Si la fiebre sigue sin bajar, aparecen manchas en la piel y/o convulsiones febriles, el bebé está muy inquieto o adormilado acude al médico o a urgencias.

Vómitos:

Debido a la inmadurez del aparato digestivo del bebé es normal que se presenten pequeños vómitos y regurgitaciones. En principio no debes alarmarte a no ser que sean muy abundantes o sean muy frecuentes. Los vómitos pueden aparecer como síntoma de una gastroenteritis que también se puede acompañar por diarrea. Consulta inmediatamente si el bebé tiene pocas semanas o meses, si persiste más de seis horas, si el niño tiene mal aspecto, si las deposiciones son chorros bruscos.

Diarrea:

Puede ser debida a un virus o a una intolerancia alimentaria. Mantén al bebé bien hidratado. Consulta al pediatra inmediatamente, si el bebé es muy pequeño, si hay dolor fuerte y si en las heces aparece sangre.

Manchas en la piel:

La piel del bebé es delicada y pueden aparecer rojeces o granitos. Consulta con el médico si aparecen manchas con fiebre, si crees que puede haber una alergia alimentaria o por medicamento, si las manchas son puntos rojos.

Tos:

Las infecciones respiratorias y los catarros suelen aparecer en los bebés y además su duración puede prolongarse debido a la dificultad que tienen los bebés para expulsar las mucosidades. Consulta inmediatamente cuando el bebé tenga dificultad para respirar o tenga silbidos. Si la tos es muy persistente y no puede ni dormir. Si es una tos acompañada de ruidos cuando respira (tos perruna) y si la tos se acompaña por fiebre alta.

Consulta también con el médico si el llanto del bebé es distinto al habitual y es muy persistente más de una hora. También si el llanto es acompañado por fiebre u otros síntomas