Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

deposiciones lactante

Dependiendo del tipo de alimentación que tenga el bebé será su ritmo intestinal.

Si le estás dando a tu bebé leche materna exclusivamente (ni agua, ni infusiones, ni sueros...) los siguientes datos pueden guiarte para valorar el ritmo intestinal normal:

  • Edad: 1 día - Frecuencia de las deposiciones / heces / cacas: 1 vez - Aspecto de las cacas: Meconio (Negra, como un puré pegajoso).
  • Edad: 2/3 días - Frecuencia de las deposiciones / heces / cacas: 2 ó 3 - Aspecto de las cacas: Verde primero más oscuro y poco a poco más claro, como puré.
  • Edad: 4/5 días - Frecuencia de las deposiciones / heces / cacas: 4 ó 5 - Aspecto de las cacas: Verde-marrón-amarilla.
  • Edad: 6/30 días - Frecuencia de las deposiciones / heces / cacas: 1 en cada toma - Aspecto de las cacas: Amarillas, líquidas, con grumos, o marrones o verdes, de olor ácido. El color es variable y no es importante.
  • Edad: 1/6 meses - Frecuencia de las deposiciones / heces / cacas: varía según el bebé puede hacer desde una vez al día, hasta una cada 20 días - Aspecto de las cacas: Blanditas como pomada, el color es variable y no es importante.

Después del primer mes, son muchos los bebés que alimentados con lactancia materna exclusiva no hacen caca todos los días. Esto se debe a que la leche materna se adapta tan bien a todas sus necesidades que se aprovecha todo y hay poco que eliminar.

Cuando comience con la alimentación complementaria combinada con el pecho, el aspecto de las heces cambiará. Puede pasar que algunos bebés no hagan caca durante algunos días y éstas serán más duras y con un olor diferente.

Si ves al bebé haciendo fuerza o gemidos y no hace caca, no significa que esté molesto o estreñido, simplemente está ayudando a que el bolo intestinal se mueva hacia abajo. Una vez haya una cantidad suficiente en el recto, hará fuerza y relajará el ano para que salga la caca.

No es nada recomendable que se estimule el ano con el dedo, termómetro, con una rama de perejil humedecida en aceite o con una cerilla (remedios de la abuela), esto puede hacer que el bebé se acostumbre a hacer caca sólo si se le estimula. Tampoco hay que darle zumos, laxantes o infusiones para el cólico, no es bueno para su intestino y aumenta el riesgo de diarreas e infecciones. Además podría disminuir la producción de leche, si el bebé mama menos, el pecho producirá menos leche.

Lo mejor que puedes hacer para que el bebé tenga un tránsito intestinal saludable es ofrecerle el pecho a menudo, sostenerlo en brazos (la fuerza gravitatoria ayuda al bolo intestinal), jugar con él y hacerle masajes en el abdomen. Así recibe el mejor alimento, las mejores bacterias intestinales (bífidus) y el cariño y estímulo que necesita.

Consulta con el pediatra si tu bebé no ha eliminado el meconio el primer día, o si desde el 4º día y durante todo el primer mes, no hace caca todos los días o si estas tienen mayor consistencia que un puré.

Fuente: Asociación Española de Pediatría