desayuno

Uno de los aspectos más importantes en relación a los hábitos dietéticos que debe ser potenciado a esta edad es el del desayuno suficiente.

Cuando el niño/a comienza a acudir al cole, es necesario que haya ingerido la cantidad suficiente de calorías y nutrientes en el desayuno que le aporten la energía necesaria para desarrollar tareas y actividades durante las primeras horas de la mañana. Muchos preescolares que se fatigan y muestran sueño a media mañana están sufriendo las consecuencias y el rendimiento es menor.

Un desayuno adecuado debe proporcionar energía suficiente para tener una buena capacidad de trabajo, combatiendo la debilidad propia de las primeras horas de la mañana. El niño/a ha de levantarse, vestirse y desayunar adecuadamente.

En nuestro entorno los desayunos suelen prepararse a base de leche, pan con mantequilla o diferentes tipos de dulces (bollos, galletas, etc.) puede acompañarse de mermelada, miel y frutas. También cabe hacer un desayuno a base de huevos, queso y jamón york. Los cereales constituyen un buen aporte de energía.

Hay muchas familias que han sustituido el pan por la bollería industrial porque es más cómodo o porque el niño o niña lo demanda más. Este tipo de alimentos y las chucherías no tienen ninguna ventaja nutricional y contienen gran cantidad de grasas saturadas y azúcares que contribuyen a saciar el apetito desplazando de la dieta los alimentos y nutrientes realmente necesarios. Además su abuso puede tener como consecuencias la aparición de obesidad, caries, colesterol, etc.

Las golosinas deben reservarse para consumir durante el fin de semana, o en las fiestas, en cantidad limitada. Siempre deben cepillarse los dientes tras comer dulces. Los chicles, frutos secos y caramelos duros no deben darse hasta cumplir 4 años. Son causa de accidentes por atragantamiento y asfixia.

Ejemplos de desayunos saludables:

  • Leche, pan con mermelada o con jamón y queso o aceite de oliva.
  • Leche con cacao, galletas.
  • Bocadillo de queso y una manzana.
  • Bocadillo de tortilla francesa y un vaso de leche.
  • Leche, cereales, zumo de fruta.
  • Yogur. Pan con jamón, zumo de naranja.
  • Leche, pan integral con aceite de oliva, miel y zumo de naranja.

Desayunos Saludables para toda la Familia

Comparte este artículo!