Alimentación Infantil

A partir del año de edad la alimentación en general debe ser completa, con la excepción de muy pocos alimentos. A partir del año, los niños deben ser sentados a la mesa con el resto de la familia, y deben comer lo mismo pero con ciertas modificaciones. A medida que se ve que el niño es capaz de comer alimentos más solidos, se le irá ampliando el tipo de alimentos.

lavado-manos

La higiene y la seguridad son muy importantes a la hora de alimentar a los niños

Quien prepare los alimentos deberá tener ciertos cuidados:

Hay que lavarse las manos con agua limpia y jabón:

  • Antes de preparar y servir los alimentos.
  • Después de ir al baño.
  • Después de acompañar a los niños al baño.
  • Después de cambiar los pañales.

Es necesario taparse la boca para estornudar o toser.

bebe-9-10-11-meses

A medida que los niños crecen, es necesario ir aumentando la cantidad, la variedad y consistencia de los alimentos que se le ofrecen, para finalmente incorporarlo a la mesa familiar al año de vida.

Ya sabemos que es difícil dar al niño todo lo que precisa en una sola comida. Entre los 9 y los 11 meses los niños deben recibir al menos un almuerzo y una cena. El agregado de la merienda es una forma de ir haciendo el camino a la mesa familiar.

Algunos niños precisarán además alguna entrecomida. Es bueno que sigan tomando pecho o, de no ser posible, la leche que toman habitualmente. Cuando se logra que el niño coma un almuerzo y una cena se puede omitir otra toma.

A continuación ofrecemos ideas que pueden ayudar a las familias que tienen niños de esta edad, de forma que puedan, a través de alimentos caseros, brindarles los nutrientes que necesitan para crecer y desarrollarse.

La presencia de los padres es muy importante; el niño comerá mejor si es estimulado, si se lo mira a los ojos, y sobre todo si la persona que lo alimenta le tiene mucha paciencia.

¿Qué alimentos elegir?

alimentacion-7-8-meses

Ya sabemos que es difícil dar al niño todo lo que precisa en una sola comida. Entre los 7 y los 8 meses es bueno que las familias comiencen a darle 2 comidas principales (almuerzo y cena) y de 1 a 2 entrecomidas nutritivas.

Además de estas comidas es bueno que siga tomando pecho o, de no ser posible, la leche que toma habitualmente, pero menos veces en el día.

A continuación, presentamos ideas que podrán ayudar a las familias a preparar comidas ricas y nutritivas, y así brindar a los niños lo que necesitan para que continúen creciendo fuertes y sanos.
Es importante que los padres estimulen al niño a comer, lo miren a los ojos y, sobre todo, que le tengan mucha paciencia.

¿Qué alimentos elegir?

  • Alimentos ricos en energía: Papa, boniato, polenta, sémola, fideítos de sopa, arroz, aceite.
  • Verduras: calabaza, zanahoria, calabacín, acelga, habas frescas, brócoli, coliflor. Siempre son preferibles las verduras de estación.
  • Frutas: Cualquier fruta de estación, como manzana, banana (plátano), naranja, pera, durazno, mandarina, sandía, ciruelas, melón, a excepción de frutillas (fresas) y kiwi.
  • Carnes: La carne puede ser de vaca, de pollo, de cerdo, de cordero, hígado o menudos, sin grasa, bien cocida, a la plancha, hervida o a la parrilla. No es necesario elegir cortes de carne caros o especiales, porque la carne la debemos desmenuzar. Cualquier carne con poca grasa sirve.
  • Alimentos ricos en calcio: Leche fluida, leche en polvo, yogur natural, quesos frescos.
  • Agregar una cucharadita de cualquier aceite crudo al menos en una de las comidas principales. Hasta los dos años no es conveniente dar frituras. Las grasas y los aceites son fundamentales para lograr una alimentación concentrada en energía, lo cual es muy importante cuando el niño empieza a comer, ya que las cantidades que come son pequeñas. Además aportan sustancias fundamentales para el desarrollo de la inteligencia y la visión de los niños.

alimentacion-primeros-dias

El bebé está por cumplir los 6 meses. Es tiempo de pensar en que necesita empezar a comer otros alimentos además de continuar con la leche materna.

A partir de los 6 meses de vida, los niños no solo ya están preparados para comenzar a consumir otros alimentos, sino que también necesitan de ellos para continuar creciendo y desarrollándose.

Algunos niños aceptarán rápidamente los nuevos alimentos, mientras que otros mostrarán al principio una reacción de rechazo. Lo importante es que las familias sigan ofreciendo estos alimentos de forma que puedan avanzar en este proceso.

Para comenzar con la alimentación la familia debe organizarse:

  • Es bueno que el niño tenga su propio plato, su propia cuchara y si es posible su propia silla.
  • La familia debe pensar cuál es el mejor momento para darle las primeras comidas. El momento ideal para la alimentación es aquel en el que la familia puede dedicarle tiempo en un ambiente de tranquilidad y sin distracción.

Puede ser un almuerzo, pero si los padres trabajan durante el día fuera del hogar, es preferible que sea de tardecita y así estar presentes en el momento de la comida. La presencia de los padres es muy importante, especialmente en estos primeros días; el niño comerá mejor si es estimulado, si se lo mira a los ojos, y sobre todo si la persona que lo alimenta le tiene mucha paciencia.

Alimentación en los niños de 4 a 12 años

Los hábitos alimentarios se adquieren principalmente en casa: los niños observan nuestra forma de comer (tranquilos, de forma compulsiva, a cualquier hora, viendo la televisión...), los alimentos que comemos, los que compramos, cómo cocinamos y así de forma progresiva se van acostumbrando a nuestros hábitos. ¡Tenemos que ser un buen ejemplo para ellos!

Recomendaciones generales

Es conveniente acostumbrarles a realizar 5 comidas al día. La dieta equilibrada debe repartir las calorías a lo largo del día: desayuno 20%, almuerzo 10%, comida 35%, merienda 10%, cena 25%.

Realizar un adecuado desayuno: Se aconseja consumir lácteos, cereales/pan/galletas y fruta o zumo de fruta fresca. Reducir o eliminar la bollería industrial. Como mínimo deberá incluir una fruta, un lácteo y cereales.

Alimentación en los niños de 1 a 3 años

La creación de hábitos alimentarios sanos durante la infancia es muy importante por los siguientes motivos:

  • Una alimentación equilibrada contribuye a un correcto crecimiento y desarrollo del niño.
  • La adopción de buenos hábitos alimentarios durante la infancia, favorecerá el mantenimiento, en la edad adulta, de los mismos, contribuyendo a la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, algunos tipos de cánceres.
  • Un niño que no se alimenta de forma equilibrada puede sufrir trastornos de desnutrición, anemia, sobrepeso, obesidad, caries, problemas de aprendizaje y de conducta.
  • Unido a una buena alimentación es muy importante realizar actividad física.

Los niños adquieren los hábitos alimentarios, principalmente en la familia, a través de los modelos que observan en los adultos, por ello es muy importante nuestro ejemplo; dichos hábitos se establecen y adquieren en la niñez temprana, a partir del segundo año de vida; se consolidan antes de los 10 años y persisten, en gran parte, en la edad adulta.
Todas estas recomendaciones son orientativas y deberán ser adaptadas a las necesidades de cada niño (edad, características personales). El objetivo, en estas edades, es educar al niño en hábitos diéteticos adecuados y en estilos de vida saludables. Consultar con el pediatra.

hero-nanos

Según datos de la OMS, España es el primer país de Europa en obesidad infantil, por eso Hero sigue con su apuesta por los hábitos alimenticios saludables.

Hero Nanos, la única gama de alimentos con ingredientes 100% naturales para niños a partir de 12 meses.

Cuatro tipos de productos elaborados de acuerdo a las necesidades específicas de esta etapa de crecimiento en la que la alimentación de los niños está menos controlada por el pediatra.

pirámide de la alimentación

La dieta está constituida por los alimentos que se ingieren habitualmente. Para que la dieta sea correcta y nutricionalmente equilibrada es necesario que estén presentes en ella todos los nutrientes necesarios en las cantidades adecuadas para cubrir las necesidades de cada persona y evitar deficiencias.

Los alimentos están compuestos por varios nutrientes, pero no existen alimentos que contengan todos los nutrientes esenciales ni en las cantidades necesarias para el organismo. Cada alimento contribuye a la nutrición de una manera particular y con una función específica en el organismo. Por lo tanto, la mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado es incorporar una amplia variedad de alimentos a la dieta diaria y semanal (se debe comer de todo).
Además, para que la alimentación sea equilibrada, la cantidad de energía (calorías) debe adecuarse a las necesidades de cada persona, teniendo en cuenta la edad, sexo y actividad física. El aporte de calorías que suministran los nutrientes debe cumplir las siguientes proporciones respecto al total calórico diario:

alimentacion equilibrada

El crecimiento es una de las características fisiológicas más importantes de los niños, que consiste en un proceso de aumento progresivo de la masa corporal y de maduración funcional, que requiere unos aportes específicos tanto de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas) como de micronutrientes (vitaminas y minerales).

Durante el primer año de vida el crecimiento es muy rápido y, por lo tanto, las necesidades son muy superiores a las de otras etapas. Sin embargo, a partir de los tres años, los niños y niñas mantienen un ritmo de crecimiento mucho más lento y estable que se mantendrá durante todo el periodo escolar hasta el inicio de la pubertad. La talla aumenta de 5 a 7 cm por año y la ganancia de peso oscila entre 2,5 kg y 3 kg por año.

La pubertades un periodo caracterizado por importantes cambios somáticos del organismo, que coinciden con la maduración sexual. La masa corporal casi se duplica
y las necesidades energéticas, de micronutrientes y sobretodo de proteínas, aumentan extraordinariamente. El aporte de proteínas debe suponer el 15-20% del total de las caloríasi ngeridas. El incremento en los requerimientos de proteínas en esta etapa de la vida se explica por las enormes necesidades que conlleva el “estirón” puberal. También aumentan
las necesidades de algunos oligoelementos o micronutrientes como el cinc o el hierro, sobretodo en las chicas, con el inicio de la menstruación.

kiwi-Zespri-Gold

Madrid, 27 de septiembre de 2012. Con la llegada de septiembre y la vuelta al cole, los niños tienen que afrontar de nuevo largas jornadas de clases, estudio y actividades extraescolares.

Por ello, es fundamental que a media mañana o media tarde aprovechen los recreos para coger fuerzas con un tentempié saludable y rico en vitaminas. Los kiwis Zespri no solo cumplen estas características, sino que además son muy fáciles de comer, por lo que son un alimento ideal para consumir entre horas.

Comparte este artículo!