¬ŅCu√°ndo empezar con los cereales para beb√©s?

En un momento en que la lucha contra la obesidad infantil es una de las principales prioridades de los profesionales de la salud, el valor de los cereales infantiles suele ser controvertido. Es perfectamente posible ofrec√©rselos a tu hijo, pero aseg√ļrate de introducirlos a la edad adecuada, dependiendo de si tu hijo es o no amamantado, y mant√©n las cantidades bajo control.

¬ŅCu√°ndo deben introducirse los cereales en la dieta del beb√©?

Tanto si tu bebé se alimenta con leche materna como con biberón, darle cereales no es en absoluto obligatorio. La leche materna y las fórmulas infantiles cubren todas las necesidades nutricionales de tu bebé hasta los 6 meses, edad media en la que se introducen los alimentos sólidos para satisfacer sus necesidades cambiantes.

Si quieres ofrecerle cereales, los pediatras recomiendan que no se introduzcan antes de los 6 meses de edad. Una vez respetada esta regla, no existe ninguna norma real sobre el momento preciso para empezar a tomar cereales sin gluten primero y con gluten después: confía en los mensajes que te envía tu bebé, sobre todo si ha duplicado su peso al nacer y si aumenta la frecuencia de sus tomas, incluso por la noche.

Por lo tanto, si has tenido que aumentar el n√ļmero de biberones o de tomas durante 3 d√≠as consecutivos y tu beb√© sigue sin parecer satisfecho, puedes decidir introducir los cereales infantiles.

Los beneficios nutricionales de los cereales para tu bebé

Aunque los cereales infantiles no son obligatorios, tienen ciertas ventajas, sobre todo para los beb√©s que se despiertan por la noche con verdadera hambre, no hay que confundirlos con los simples despertares nocturnos, que son normales en los beb√©s y ni√Īos peque√Īos. En este caso, utilizados en cantidades razonables, a raz√≥n de dos cucharadas en el biber√≥n de la noche, o eventualmente mezclados con leche materna (+ de 6 meses) como complemento de la alimentaci√≥n, pueden ayudar al beb√© a sentirse saciado y a pasar mejor la noche.

Los cereales infantiles también pueden introducirse con mucha moderación para iniciar suavemente la diversificación de la dieta del bebé, introduciéndole en sabores distintos de la leche y en nuevas texturas.

Para los beb√©s que tienden a rehuir el biber√≥n, los cereales aromatizados pueden ser una soluci√≥n √ļtil para que los padres se aseguren de que el beb√© sigue tomando las cantidades de leche recomendadas para su edad.

Además, los cereales infantiles suelen estar enriquecidos con hierro, zinc y vitaminas A y C. Sin embargo, este argumento de salud esconde a menudo un argumento comercial, ya que hasta los 6 meses, las necesidades del bebé están cubiertas y, a partir de entonces, los alimentos sólidos de una dieta variada, adaptada a su edad, toman el relevo. Este argumento no debe influir en tu elección si tu bebé come lo suficiente y no tiene problemas particulares de crecimiento.

Tanto si decides darle cereales como si no, recuerda que la leche debe seguir siendo el alimento principal de tu hijo hasta el a√Īo de edad y que s√≥lo a partir de los 9 meses debe reducirse la cantidad de leche, para permitir un aumento gradual del consumo de alimentos s√≥lidos. Hay que tener cuidado con la cantidad de cereales, ya que ofrecerlos en exceso podr√≠a provocar un riesgo de sobrealimentaci√≥n y un desequilibrio nutricional al aumentar la ingesta de hidratos de carbono y reducir la de leche, que es esencial para el beb√©. Adem√°s, administrados en exceso, los cereales pueden provocar molestias digestivas.

¬ŅCu√°nto hay que darle al beb√©?

Seguir siempre la indicaci√≥n m√©dica. De forma orientativa m√°s o menos entre los 4 y los 6 meses se a√Īade una o dos cucharaditas de cereales infantiles por cada 100 ml de leche en un biber√≥n. Despu√©s, una semana m√°s tarde, se a√Īade cereales en dos biberones en las mismas proporciones.

A partir de los 7 meses de edad, se puede ofrecer una comida s√≥lida a√Īadiendo cinco o seis cucharaditas rasas de cereales mezcladas con leche infantil o materna para hacer una papilla espesa que se da con la cuchara. M√°s adelante, puedes aumentar gradualmente las cantidades hasta llegar a 9 cucharaditas.

Ofrece siempre a tu hijo el biber√≥n o la leche materna antes de ofrecerle una comida s√≥lida, para que esta √ļltima no provoque una reducci√≥n de la ingesta de leche.

Cereales para bebés

Hay varios tipos de cereales para bebés en el mercado en la sección de alimentación infantil:

  • Harinas de cereales (trigo, arroz, cebada, avena, centeno o ma√≠z sin el salvado). Sin embargo, antes de los 6 meses, es preferible evitar dar harinas de trigo, centeno, cebada o avena porque contienen gluten, cuyo riesgo de alergia es elevado.
  • Harinas de ra√≠ces o tub√©rculos (patata o tapioca).
  • Harinas de legumbres (lentejas, guisantes, alubias, etc.), que suelen ser m√°s dif√≠ciles de asimilar.

Las harinas infantiles se presentan en polvo para ser reconstituidas en la leche infantil o con la leche materna, listas para beber o para cocinar. Suelen ser simples o aromatizados con vainilla, cacao, miel o caramelo y est√°n disponibles en varias gamas:

Cereales de iniciación (de 4 a 7 meses)

Son ricos en hierro, pero todos ellos est√°n exentos de gluten para evitar la sensibilizaci√≥n a la gliadina (gluten). Su almid√≥n ha sido especialmente hidrolizado para facilitar la digesti√≥n de los beb√©s cuyo sistema digestivo es a√ļn inmaduro. A esta edad, elige cereales sin az√ļcar, a ser posible aromatizados.

Cereales de transición (a partir de 8 meses)

Tambi√©n procesados para ser m√°s digeribles, contienen gluten. Una vez "cocidos", pueden utilizarse para hacer papillas de cuchara. Los productos de esta gama deben contener menos de 8 g de az√ļcar por porci√≥n, el 100% del valor diario de hierro y 2 g o m√°s de fibra.

Cereales Junior

Pueden ser la continuaci√≥n de las anteriores y est√°n destinadas a ni√Īos de 1 a 3 a√Īos.

Para acertar en la elecci√≥n entre la gran variedad que hay en el mercado, en general, opta por los preparados que sean a la vez "sin gluten" y con la menor cantidad de az√ļcar posible (revisa la tabla de valores nutricionales).

Cereales y alergias en los bebés

Si tu hijo tiene antecedentes at√≥picos, es decir, si existe una alergia en la familia (padre, madre, hermano o hermana), se recomienda que consultes con el pediatra, alerg√≥logo o m√©dico de familia la introducci√≥n de los cereales para ni√Īos y de cualquier otro alimento potencialmente alerg√©nico. Tambi√©n te dar√° toda la informaci√≥n que necesitas para saber c√≥mo reaccionar en caso de una reacci√≥n al√©rgica en tu hijo.

Para identificar cualquier posible alergia o intolerancia alimentaria, tanto si el ni√Īo tiene antecedentes al√©rgicos como si no, las recomendaciones para los cereales siguen siendo las mismas que para el resto de alimentos: S√≥lo introducir un nuevo cereal cada vez y esperar al menos 3 d√≠as antes de introducir uno nuevo.

¬ŅC√≥mo se preparan los cereales para beb√©s?

Los cereales para bebés pueden mezclarse en el biberón para proporcionar una bebida más espesa o mezclarse con leche (de fórmula o materna) para presentarla como papilla.

Ten en cuenta que, sea cual sea la marca que elijas, no es √ļtil, y de hecho se desaconseja totalmente, a√Īadir az√ļcar a los cereales. Tu beb√© lo disfrutar√° igualmente y reducir√°s el riesgo de caries m√°s adelante, adem√°s de reducir su apetito por el az√ļcar.

Por √ļltimo, recuerda que la leche debe seguir siendo el alimento principal de tu hijo hasta que cumpla un a√Īo, por lo que la introducci√≥n de los cereales no debe quitarle el apetito por el pecho o el biber√≥n.

ūüĒÜ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!