Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

quiste ovario

¿Qué son los quistes ováricos?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se desarrolla en el ovario de una mujer. Son muy comunes y no suelen causar ningún síntoma.

La mayoría de los quistes ováricos ocurren naturalmente y desaparecen en unos pocos meses sin necesidad de ningún tratamiento.

Los ovarios

Los ovarios son dos órganos pequeños con forma de frijol que forman parte del sistema reproductor femenino. Una mujer tiene dos ovarios, uno a cada lado de la matriz (útero).

Los ovarios tienen dos funciones principales:

  • Liberar un óvulo aproximadamente cada 28 días como parte del ciclo menstrual.
  • Liberar las hormonas sexuales femeninas, el estrógeno y la progesterona, que desempeñan un papel importante en la reproducción femenina.

Los quistes ováricos pueden afectar ambos ovarios al mismo tiempo, o solo pueden afectar uno.

Síntomas de un quiste ovárico

Un quiste ovárico generalmente solo causa síntomas si se divide (se rompe), es muy grande o bloquea el suministro de sangre a los ovarios.

En estos casos, puede tener:

  • Dolor pélvico: puede variar desde una sensación opaca y intensa hasta un dolor repentino, intenso y agudo.
  • Dolor durante las relaciones.
  • Dificultad para vaciar los intestinos.
  • Necesidad frecuente de orinar.
  • Períodos intensos, períodos irregulares o períodos más ligeros de lo normal.
  • Hinchazón.
  • Sensación de estar muy llena después de comer solo un poco.
  • Dificultad para quedar embarazada, aunque la fertilidad no se ve afectada en la mayoría de las mujeres con quistes ováricos.

Consulte a su médico de cabecera si tiene síntomas persistentes de un quiste ovárico.

Si tiene dolor pélvico intenso y repentino, debe acudir inmediatamente al médico.

Tipos de quistes ováricos

Los dos tipos principales de quistes ováricos son:

  • Quistes ováricos funcionales: quistes que se desarrollan como parte del ciclo menstrual y generalmente son inofensivos y de corta duración; estos son los tipos más comunes.
  • Quistes ováricos patológicos: quistes que se forman como resultado de un crecimiento celular anormal; estos son mucho menos comunes.

En ocasiones, los quistes ováricos también pueden ser causados ​​por una afección subyacente, como la endometriosis.

La gran mayoría de los quistes ováricos no son cancerosos (benignos), aunque un pequeño número son cancerosos (malignos). Los quistes cancerosos son más comunes en mujeres que han pasado por la menopausia.

Diagnóstico de quistes ováricos

Si su médico cree que puede tener un quiste ovárico, probablemente le recomendarán una ecografía, que se realiza mediante una sonda introducida dentro de su vagina.

Si se identifica un quiste durante la ecografía, es posible que deba controlarlo con una ecografía repetida en unas pocas semanas.

Si existe alguna preocupación de que su quiste pueda ser canceroso, su médico también organizará análisis de sangre para detectar niveles altos de sustancias químicas que puedan indicar el cáncer de ovario.

Sin embargo, tener niveles altos de estos químicos no significa necesariamente que tenga cáncer, ya que los niveles altos también pueden ser causados ​​por afecciones no cancerosas como:

  • Endometriosis.
  • Una infección pélvica.
  • Fibromas.
  • El periodo.

Tratamiento de quistes ováricos

Si un quiste ovárico necesita ser tratado dependerá de:

  • Su tamaño y apariencia.
  • Si tienes algún síntoma.
  • Si ha pasado por la menopausia.

En la mayoría de los casos, el quiste a menudo desaparece después de unos meses. Se puede usar una ecografía de seguimiento para confirmar esto.

Como las mujeres postmenopáusicas tienen un riesgo ligeramente mayor de cáncer de ovario, generalmente se recomiendan las ecografías y los análisis de sangre con regularidad durante el transcurso de un año para controlar el quiste.

El tratamiento quirúrgico para extirpar los quistes puede ser necesario si son grandes, causan síntomas o son potencialmente cancerosos.

Quistes ováricos y fertilidad

Los quistes ováricos no suelen evitar que quede embarazada, aunque a veces pueden hacer que sea más difícil concebir.

Si necesita una operación para extirpar sus quistes, su cirujano intentará preservar su fertilidad siempre que sea posible. Esto puede significar extraer solo el quiste y dejar los ovarios intactos, o solo quitar un ovario.

En algunos casos, puede ser necesaria la cirugía para extirpar ambos ovarios, en cuyo caso ya no producirá ningún óvulo. Asegúrese de hablar con su cirujano sobre los posibles efectos sobre su fertilidad antes de su operación.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.