Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

¿Qué pasa cuando se bosteza mucho?

¿Qué es un bostezo?

Bostezar es un proceso mayoritariamente involuntario de abrir la boca y respirar profundamente, llenando los pulmones de aire. Es una respuesta muy natural al cansancio. De hecho, los bostezos suelen ser provocados por somnolencia o fatiga.

Algunos bostezos son cortos y otros duran varios segundos antes de exhalar con la boca abierta. Los ojos llorosos, el estiramiento o los suspiros audibles pueden acompañar al bostezo.

Los investigadores no están exactamente seguros de por qué se producen los bostezos, pero los desencadenantes comunes incluyen fatiga y aburrimiento. Los bostezos también pueden ocurrir cuando hablas de bostezar o cuando ves o escuchas a otra persona bostezar.

Se cree que los bostezos contagiosos pueden tener algo que ver con la comunicación social. Además, un estudio de 2013 sugiere que bostezar puede ayudar a enfriar la temperatura del cerebro.

El bostezo excesivo es un bostezo que ocurre más de una vez por minuto. Aunque el bostezo excesivo generalmente se atribuye a estar somnoliento o aburrido, puede ser un síntoma de un problema médico subyacente.

Ciertas condiciones pueden causar una reacción vasovagal, lo que resulta en un bostezo excesivo. Durante una reacción vasovagal, hay una mayor actividad en el nervio vago. Este nervio va desde el cerebro hasta la garganta y hasta el abdomen.

Cuando el nervio vago se vuelve más activo, la frecuencia cardíaca y la presión arterial descienden significativamente. La reacción puede indicar cualquier cosa, desde un trastorno del sueño hasta una afección cardíaca grave.

Causas del bostezo excesivo

No se conoce la causa exacta del bostezo excesivo. Sin embargo, puede ocurrir como resultado de:

  • Somnolencia, cansancio o fatiga.
  • Trastornos del sueño, como apnea del sueño o narcolepsia.
  • Efectos secundarios de los medicamentos que se utilizan para tratar la depresión o la ansiedad, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.
  • Sangrando dentro o alrededor del corazón.

Aunque es menos común, el bostezo excesivo también podría indicar:

  • Un tumor cerebral.
  • Un infarto.
  • Epilepsia.
  • Esclerosis múltiple.
  • Insuficiencia hepática.
  • La incapacidad del cuerpo para controlar su temperatura.

Habla con tu médico si has notado un aumento repentino en tus bostezos, especialmente si has estado bostezando con frecuencia sin razón aparente. Solo tu médico puede determinar si el bostezo excesivo se debe o no a un problema médico.

Diagnosticar el bostezo excesivo

Para identificar la causa del bostezo excesivo, es posible que el médico primero te pregunte sobre tus hábitos de sueño. Querrá asegurarse de que estés durmiendo lo suficiente y teniendo un descanso reparador. Esto puede ayudarlo a determinar si tu bostezo excesivo se debe a que estás fatigado o tienes un trastorno del sueño.

Después de descartar los problemas de sueño, el médico realizará pruebas de diagnóstico para encontrar otra posible causa de bostezos excesivos.

Un electroencefalograma (EEG) es una de las pruebas que se pueden utilizar. Un EEG mide la actividad eléctrica en el cerebro. Puede ayudar al médico a diagnosticar la epilepsia y otras afecciones que afectan el cerebro.

El médico también puede ordenar una resonancia magnética. Esta prueba utiliza potentes imanes y ondas de radio para producir imágenes detalladas del cuerpo, que pueden ayudar a los médicos a visualizar y evaluar las estructuras corporales.

Estas imágenes se utilizan a menudo para diagnosticar trastornos de la médula espinal y del cerebro, como tumores y esclerosis múltiple. Una resonancia magnética también es beneficiosa para evaluar la función del corazón y detectar problemas cardíacos.

Tratar el bostezo excesivo

Si los medicamentos provocan un bostezo excesivo, el médico puede recomendar una dosis más baja. Asegúrate de consultar con el médico antes de realizar cualquier cambio en tus medicamentos. Nunca debes dejar de tomar medicamentos sin aprobación médica.

Si el bostezo excesivo se produce como resultado de un trastorno del sueño, el médico puede recomendar medicamentos o técnicas para dormir más y mejor. Estas pueden incluir:

  • Uso de un dispositivo de respiración.
  • Hacer ejercicio para reducir el estrés.
  • Adherirse a un horario de sueño regular.

Si el bostezo excesivo es un síntoma de una afección médica grave, como epilepsia o insuficiencia hepática, el problema subyacente debe tratarse de inmediato.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.