Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

emociones, sentimientos,

Si te sientes culpable por tener depresión, ansiedad u otra emoción, este artículo es para ti.

Probablemente puedas recordar un momento en el que experimentaste una metaemoción o una emoción que ocurrió en respuesta a otra emoción. Quizás lloraste mientras veías una película con amigos, luego te sentiste avergonzado por sentirte triste. O quizás cuando eras niño te sentías feliz de que tu hermano fuera reprendido y luego te sentías culpable por sentirse feliz.

La mayoría de las personas están familiarizadas con las metaemociones, pero se sabe muy poco sobre ellas.

Las metaemociones son algo común y se pueden clasificar en cuatro tipos: negativo-negativo (p. Ej., Sentirse avergonzado por sentirse triste), negativo-positivo (p. Ej., Sentirse culpable por sentirse feliz), positivo-positivo (p. Ej., Sentirse esperanzado por sentirse aliviado) y positivo-negativo (por ejemplo, sentirse complacido por sentirse enojado). Mayoritariamente, las metaemociones negativas-negativas son el tipo más común. Esto indica que muchas personas se enojan o se ponen nerviosas por sus propias emociones negativas, en particular.

Es frecuente que las personas que tienen metaemociones negativas-negativas también experimentan mayores sentimientos de depresión.

Es importante tener en cuenta que experimentar metaemociones negativas-negativas no significa que tengas o vayas a desarrollarar depresión. Lo contrario podría ser cierto: los sentimientos de depresión pueden conducir a metaemociones negativas-negativas, o alguna otra causa podría conducir a ambas. Se necesitan investigaciones futuras para determinar qué ocurre realmente.

Las personas son más propensas a informar sobre las metaemociones durante los momentos en que prestan más atención a sus emociones en general. Esto tiene sentido, ya que estar atento a nuestras emociones puede conducir a más juicios y sentimientos sobre ellas. También podría darse el caso de que las metaemociones atraigan nuestra atención, llevándonos a tomar conciencia de capas de sentimientos a la vez.

¿Son las metaemociones más comunes para ciertas personas? los investigadores no saben por qué ciertas personas experimentan las metaemociones de manera diferente a otras, pero algunos piensan que tiene que ver con cómo nos criaron. Por ejemplo, si fuiste criado por padres que te enseñaron que las emociones son un signo de debilidad, es posible que sientas más negatividad hacia tus emociones en general.

Lidiar con los sentimientos sobre los sentimientos

Dado que las metaemociones negativas-negativas a veces forman parte de la vida diaria, ¿cuál es la mejor manera de responder a ellas?

Primero, es importante saber qué emociones estás sintiendo antes de que pueda scomenzar a cambiar tus reacciones a esas emociones. La Terapia de comportamiento, que a menudo se usa para ayudar a las personas a manejar emociones difíciles, alienta a etiquetar las emociones con palabras. (¿Qué es exactamente ese "mal" sentimiento que estás sintiendo? ¿Es tristeza? ¿Soledad? ¿Desesperanza? ¿Miedo?) Esta terpia también te enseña a explorar cómo estás experimentando esas emociones en tu mente y cuerpo. (¿Tu corazón late rápidamente? ¿Siente presión en el pecho? ¿Tiene ganas de dejar la situación?)

También ayuda a apreciar tus emociones negativas y el trabajo que hacen por ti. Tus emociones negativas son señales importantes que te alertan cuando algo no anda bien en tu entorno. También pueden servir como señales para otras personas de que necesitas ayuda o apoyo. Cuando te sientes ansioso, por ejemplo, un amigo puede notar la tensión muscular en tu cara o un cambio en tu voz y preguntarte qué te pasa.

En particular, las emociones negativas sobre las emociones negativas reflejan que estás emitiendo un juicio o una evaluación de esas emociones negativas iniciales. Pueden impulsarte a buscar una mayor comprensión de tus experiencias emocionales y los contextos en los que ocurren. Por ejemplo, si te sientes culpable por sentirte enfadado con tu pareja, esa culpa puede alentarte a explorar qué te enojó y si ese enfadó está justificado.

Luego, puedes elegir cómo responder a esas emociones, basándote en cuán útiles crees que son las emociones en un contexto dado. Si, en el ejemplo anterior, tu culpa te llevó a darte cuenta de que el enfado con tu pareja no estaba justificado, podría tener sentido tratar de resolver el conflicto con esa persona. En otras ocasiones, es posible que no tenga sentido o que no sea posible intentar cambiar una situación en función de tu metaemoción. Por ejemplo, cuando las personas sufren de depresión clínica, a menudo se sienten culpables por cómo reaccionaron en el pasado a cosas que no se pueden cambiar.

Cuando no podemos abordar la situación subyacente, puede ser tentador intentar alejar nuestras metaemociones. Pero tratar de alejar las emociones puede ser contraproducente. En su lugar, intenta darles a tus emociones negativas el espacio para ir y venir.

Si probar estrategias por tu cuenta no funciona y sientes que las metaemociones negativas-negativas están interfiriendo con tu vida cotidiana, puede ser útil trabajar con un profesional de salud mental capacitado en tratamientos centrados en las emociones.

Es importante destacar que experimentar metaemociones negativas-negativas no es inherentemente algo malo. El truco puede estar en aprender a comprender estas emociones y ser flexible en la forma en que las afronta.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.