tumor cerebral

¿Qué es un tumor cerebral?

Un tumor cerebral es un crecimiento de células en el cerebro que se multiplica de forma anormal e incontrolable.

Grados y tipos de tumor cerebral

Los tumores cerebrales se clasifican según la velocidad con que crecen y la probabilidad de que vuelvan a crecer después del tratamiento. Los tumores de grado uno y dos son de bajo grado y los tumores de grado tres y cuatro son de alto grado.

Hay dos tipos principales de tumor cerebral:

Tumores cerebrales no cancerosos (benignos): son de grado bajo (grado uno o dos), lo que significa que crecen lentamente y tienen menos probabilidades de regresar después del tratamiento.

Tumores cerebrales cancerosos (malignos): son de alto grado (grado tres o cuatro) y comienzan en el cerebro (tumores primarios) o se diseminan al cerebro desde otros lugares (tumores secundarios); es más probable que vuelvan a crecer después del tratamiento.

Síntomas de un tumor cerebral

Los síntomas de un tumor cerebral varían según la parte exacta del cerebro afectada. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor de cabeza severo y persistente.
  • Convulsiones (ataques).
  • Náuseas, vómitos y somnolencia persistentes.
  • Cambios mentales o de comportamiento, como problemas de memoria o cambios en la personalidad.
  • Debilidad progresiva o parálisis en un lado del cuerpo.
  • Problemas de visión o del habla.

En ocasiones, es posible que no tenga ningún síntoma o que solo se desarrolle muy lentamente con el tiempo.

Cuándo acudir al médico

Consulte a su médico de cabecera si tiene los síntomas anteriores, especialmente si tiene dolor de cabeza intenso y persistente. Es posible que no tenga un tumor cerebral, pero estos tipos de síntomas deben revisarse.

Si su médico de cabecera no puede identificar una causa probable de sus síntomas, es posible que lo remita a un neurólogo (un especialista en el cerebro y el sistema nervioso) para una evaluación y exámenes adicionales, como un escáner cerebral.

A quién puede afectar

Los tumores cerebrales pueden afectar a personas de cualquier edad, incluidos los niños, aunque tienden a ser más comunes en los adultos.

Causas y riesgos

La causa de la mayoría de los tumores cerebrales es desconocida, pero existen varios factores de riesgo que pueden aumentar sus probabilidades de desarrollar un tumor cerebral.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Edad: el riesgo de desarrollar un tumor cerebral aumenta con la edad, aunque algunos tipos de tumores cerebrales son más comunes en los niños.
  • Cánceres previos: los niños que han tenido cáncer corren un mayor riesgo de desarrollar un tumor cerebral más adelante; los adultos que han tenido leucemia o linfoma no Hodgkin también tienen un mayor riesgo.
  • Radiación: la exposición a la radiación representa un número muy pequeño de tumores cerebrales; algunos tipos de tumores cerebrales son más comunes en personas que se han sometido a radioterapia, tomografías computarizadas o rayos X en la cabeza.
  • Antecedentes familiares y condiciones genéticas: se sabe que algunas afecciones genéticas aumentan el riesgo de desarrollar un tumor cerebral, incluidas la esclerosis tuberosa, la neurofibromatosis tipo 1, la neurofibromatosis tipo 2 y el síndrome de Turner.
  • VIH o SIDA: en comparación con la población general, tienen aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar un tumor cerebral si tiene VIH o SIDA.

Tratamiento de tumores cerebrales

Si tiene un tumor cerebral, su tratamiento recomendado dependerá de:

  • El tipo de tumor.
  • Situación en el cerebro.
  • Tamaño.
  • Tipos de células anormales.
  • Su nivel general de salud y estado físico.

Los tratamientos para tumores cerebrales incluyen:

  • Esteroides
  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Quimioterapia

Después de ser diagnosticado con un tumor cerebral, se pueden recetar esteroides para ayudar a reducir la inflamación alrededor del tumor.

La cirugía a menudo se usa para eliminar tumores cerebrales. El objetivo es eliminar la mayor cantidad de tejido anormal de la manera más segura posible.

No siempre es posible eliminar todo el tumor, por lo que puede ser necesario un tratamiento adicional con radioterapia o quimioterapia para tratar cualquier célula anormal que haya quedado.

El tratamiento para tumores no cancerosos a menudo es exitoso y es posible una recuperación completa. A veces, hay una pequeña posibilidad de que el tumor vuelva, por lo que es posible que necesite citas regulares de seguimiento para controlar esto.

Si tiene un tumor cerebral, su pronóstico dependerá de una serie de factores que incluyen:

  • Edad
  • Tipo de tumor
  • Situación del tumor en el cerebro
  • Efectividad del tratamiento
  • Su nivel general de salud

Las tasas de supervivencia son difíciles de predecir porque los tumores cerebrales son raros y hay muchos tipos diferentes. Su médico podrá darle más información sobre su pronóstico.

Comparte este artículo!