Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

placenta funciones

¿Qué es la placenta?

La placenta es un filtro a través del cual el bebé se alimenta durante el embarazo. Además, las funciones que realiza son fundamentales para que el bebé se desarrolle correctamente. Por así decirlo, la placenta es usada por el bebé como si fuera pulmones, riñones, hígado, intestino, etc.

¿Cómo se origina?

Tras la fecundación se da lugar a dos células que se siguen dividiendo. Una parte de ellas darán origen al embrión y la otra parte a las membranas amnióticas y a la placenta.

¿Cómo es la placenta?

Es redondeada con un diámetro de unos 15-20 cm de espesor y tiene un color rojo azulado. Su peso alcanza los 500 gramos.

En la placenta se distinguen dos partes, la primera sería la cara materna qué es la parte que está anclada a la superficie interior del útero y la segunda es la cara fetal y qué forma parte del interior de la bolsa amniótica. Esta capa es lisa y por ella pasan muchas venas y arterias que terminan formando el cordón umbilical. La longitud del cordón está entre los 50-60 cm y tiene un grosor de un centímetro. Por su interior pasan dos arterias y una vena que se encargan de transportar la sangre de la madre al bebé y del bebé a la madre.

¿Cómo funciona la placenta?

La placenta contiene muchas vellosidades qué son su unidad funcional. La membrana de la vellosidad hace de filtro y separa la sangre de la madre de la del feto para que no se mezclen.

A través de las arterias del cordón umbilical la sangre entra a la placenta iba hasta los capilares de la vellosidad corial. A parte la sangre de la madre de la capa interna del útero forma lago y estos rodean a los capilares sanguíneos de la vellosidad. La pared de ésta actúa como filtro y las células placentarias segregan hormonas.

Tras pasar por los lagos vasculares de la madre, la sangre ya filtrada oxigenada y purificada regresa al cordón umbilical por venas que terminan y forman la vena umbilical.

Funciones de la placenta

  • Respiratoria. Es el pulmón del feto. El dióxido de carbono pasa desde la sangre del bebé a la sangre materna. Y el oxígeno lo hace al contrario de la madre hacia el feto.
  • Alimentaria. Es el intestino del bebé. A través de ella los alimentos que se encuentran en la sangre de la madre son filtrados por las membranas y van hasta la sangre del bebé.
  • Endocrina. Produce hormonas imprescindibles para el desarrollo de la gestación.
  • Excretora. Es el riñón del feto. Elimina desechos tóxicos desde la sangre del bebé hacia la materna.
  • Inmunológica. Protege al bebé ya que su sistema inmunitario es inmaduro.
  • La placenta junto con el líquido amniótico y las membranas protegen al bebé contra los cambios de temperatura, los golpes, etc.

A veces aparecen problemas durante la gestación con la placenta muchas veces relacionados con anemia o hipertensión materna. Otras veces la placenta no filtra y alimenta al bebé como debiera y eso provoca un retraso en el crecimiento del bebé. Otros problemas graves que pueden darse son el desprendimiento de placenta desprendimiento de placenta antes del parto y la placenta previa qué es cuando tapa el orificio por donde tiene que salir el bebé no permitiendo un parto vaginal y teniendo que realizar una cesárea.

Para ser eliminada, la placenta se desprende del útero tras el nacimiento del bebé, para ser expulsada en la fase del alumbramiento. Pero a veces no se expulsa toda la placenta y eso hace que el útero tenga dificultad para contraerse y eso puede provocar una hemorragia puerperal.

Para comprobar durante la gestación que la placenta funciona correctamente, está bien anclada, comprobar su localización, etc. Se utiliza la ecografía Doppler, a través de ella se estudia y se observa el funcionamiento y si es necesario se recurrirá a la inducción del parto antes de que esté llegue a término.