exfoliación, exfoliante, exfoliar, peeling, embarazo, embarazada

La piel también experimenta cambios durante el embarazo. Y aunque puede ser sensible a muchos productos tópicos durante el embarazo, tu piel podría beneficiarse de un sencillo ritual: La exfoliación.

Considera la exfoliación como una medida preventiva. Deshacerse de las células muertas de la superficie de la piel puede ayudar a mantenerla más suave, con un aspecto más fresco e incluso más clara al descongestionar los poros. Y hay formas fáciles de hacerlo. El órgano más grande de tu cuerpo en realidad resurge por sí mismo, liberando cíclicamente las células superiores escamosas y produciendo nuevas células cutáneas que salen a la superficie aproximadamente cada mes. ¿Por qué ayudarlo? Porque el proceso puede ralentizarse con la edad. Sin embargo, existen ciertos ácidos, enzimas y herramientas de descamación seguros para el embarazo que pueden dar un gran impulso a tu brillo.

En términos generales, hay dos formas de exfoliar y suavizar la piel: Está la exfoliación física, que puedes hacer con una herramienta, como un cepillo de cerdas secas. O puedes utilizar un producto elaborado con partículas o gránulos exfoliantes naturales que "restriegan" las células escamosas. Por otro lado, la exfoliación química se basa en ingredientes tópicos para disolver las células muertas.

El acto de exfoliación física puede ser el que más opciones te ofrezca durante el embarazo, ya que puedes hacerlo con una herramienta o un producto tópico. La idea es utilizar algo mecánico para eliminar las capas superiores de células muertas de la piel.

La exfoliación química no requiere objetos físicos para alisar la superficie. El proceso suele implicar ácidos y productos químicos que trabajan para disolver las conexiones entre las células de la piel en la capa externa para que se liberen más fácilmente. Se puede utilizar cualquier cosa que sea más ácida que la piel, ya sea una enzima de fruta o una solución o crema ácida.

Los ácidos más utilizados en los productos exfoliantes de venta libre son los alfahidroxiácidos (AHA), como los ácidos glicólico y láctico, y los betahidroxiácidos (BHA), como el ácido salicílico. Ciertas enzimas de frutas, como la piña y la calabaza, también son ingredientes habituales en los productos para suavizar la piel.

Pero antes de ir a comprar nuevos tratamientos exfoliantes para la cara y el cuerpo, comprueba qué ingredientes son los más recomendados por los dermatólogos y qué métodos pueden ser los mejores para exfoliar la piel estando embarazada.

Lo que hay que saber antes de exfoliarse durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

El embarazo puede complicar el proceso de exfoliación, que de otro modo sería sencillo, ya que se suele advertir a las futuras madres que eviten ciertos ácidos e ingredientes exfoliantes. Los profesionales pueden recomendar a las embarazadas que evalúen los productos exfoliantes para comprobar si son seguros antes de utilizarlos. Muchos ingredientes pueden suponer un peligro potencial para el feto y hay que consultar con un médico.

La buena noticia es que muchos métodos de exfoliación física se consideran seguros para las embarazadas. Y también hay ácidos exfoliantes que, según los dermatólogos, son seguros de usar.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta la frecuencia de la exfoliación. No se recomienda una exfoliación intensa durante el embarazo. La piel cambia mucho y la exfoliación puede provocar una mayor sensibilización, sequedad y enrojecimiento. Consulta con tu médico antes de realizar cualquier exfoliación.

Lo ideal es una exfoliación cada quince días, con productos suaves en lugar de herramientas abrasivas. Trata tu piel de la forma más suave que puedas, porque tu piel responde a las cosas de forma diferente cuando estás embarazada, y rebota mucho más lentamente si te excedes.

Si utilizas un producto tópico, también es una buena idea probarlo primero en una pequeña zona de la piel. Frota un poco, por ejemplo, en el antebrazo; déjalo actuar el tiempo recomendado, retíralo y comprueba si tienes una reacción adversa antes de continuar.

¿Qué exfoliantes se deben evitar durante el embarazo?

Si bien las herramientas exfoliantes y muchos productos con pulidores mecánicos naturales (como las cáscaras de nuez trituradas, por ejemplo) pueden utilizarse durante el embarazo, hay un par de ingredientes que muchos dermatólogos recomiendan omitir. Pero, de nuevo, las opiniones pueden variar, así que consulta siempre con tu propio personal sanitario.

Retinol

Uno de los ingredientes más utilizados, en parte, por su capacidad para estimular la renovación celular de la piel es el retinol, que puede encontrarse en productos para el rostro y el cuerpo. El retinol es un tipo de retinoide, y los retinoides son variedades de la vitamina A. Cuando se aplican a la piel, pueden favorecer la renovación de las células cutáneas para producir una superficie de aspecto más suave. Aunque su eficacia está demostrada, no suelen recomendarse de forma tópica para las mujeres embarazadas

Ácido salicílico

El ácido salicílico es un ácido común que se utiliza a menudo para exfoliar y eliminar la piel propensa al acné. Este beta-hidroxiácido es eficaz para limpiar los poros y ayudar a eliminar la suciedad y los residuos, pero no todos los dermatólogos lo recomiendan durante el embarazo.

Los productos de retinol, el peróxido de benzoilo y el ácido salicílico no se recomiendan durante el embarazo porque algunos científicos creen que pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo de la persona, lo que puede provocar defectos de nacimiento.

Cómo exfoliar físicamente la piel durante el embarazo

Para aflojar y eliminar físicamente las células secas y muertas, puedes utilizar un instrumento de cepillado corporal o un producto generalmente denominado "exfoliante". Los métodos más comunes de exfoliación física incluyen el uso de artículos como estropajos, cepillos secos y cualquier cosa con una superficie texturizada que elimine la suciedad y las células muertas de la piel.

Si prefieres masajearte con un producto tópico, busca los que tienen gránulos o polvos suaves y arenosos. Otro método común de exfoliación física es el uso de partículas como trozos de nuez, posos de café, azúcar, microperlas, etc., para eliminar las impurezas de la superficie de la piel. 

Prepara tus propios exfoliantes caseros

  1. Exfoliante casero de azúcar y chocolate
  2. Exfoliante casero de azúcar, pomelo y menta

Cómo exfoliar la piel químicamente durante el embarazo

¿No te apetece masajear tu piel con una herramienta? Un producto tópico podría ser más fácil, o más rápido, para ti. Los exfoliantes químicos son productos que utilizan diferentes ácidos o sustancias químicas para disolver la suciedad. Y no es necesario dedicar mucho tiempo a masajearlos con los dedos, ya que la exfoliación no requiere la fricción física para funcionar. Sólo hay que tener en cuenta los productos e ingredientes especializados para las distintas partes del cuerpo. Consulta con un profesional antes de usar.

Artículos relacionados

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños